Una vez más, arde California en medio del humo y las evacuaciones

Uno de los incendios en las cercanías del valle central de California. Foto: https://www.modbee.com.

Uno de los incendios en las cercanías del valle central de California. Foto: https://www.modbee.com.

De la redacción

Ha surgido en los últimos días un nuevo y peligroso riesgo para la salud de millones de californianos que ha obligado a muchos a vivir sofocados y sitiados en el encierro de sus hogares. Y no, no es la pandemia de Covid-19, sino los siniestros incendios que consumen la foresta del área de la bahía de San Francisco. Decenas de miles han tenido que evacuar esa zona y los que se han quedado en sus hogares se ven forzados a inhalar el humo altamente tóxico para la salud, dicen expertos en el ramo. Un piloto de helicóptero murió y una persona se halla detenida por sospecha de haber provocado uno de los incendios.

Muchos de los residentes del área de la bahía de San Francisco, que han estado expuestos múltiples veces a pavorosos incendios, como los de los años recientes que ocuparon grandes titulares por largo tiempo, dicen no haber visto nunca algo de tal magnitud, reporta Los Angeles Times.

Al parecer, los siniestros forestales obedecen a las altas temperaturas ambientales -derivadas tal vez como consecuencia del cambio climático-, combinadas con los fuertes vientos e inusuales tormentas y rayos que no han parado desde el pasado domingo.

El gobernador de California, Gavin Newsom declaró que “Hasta el miércoles por la tarde el área de la bahía albergaba varios de los 23 incendios importantes en todo el estado, un subconjunto de 367 incendios en California”.

De acuerdo con la fuente, el mayor incendio de una serie que arrasó cinco condados de North Bay, se extendió a más de 124 mil acres ayer por la noche, “destruyendo más de 100 estructuras y amenazando a otras 25 mil”.

Los propios servicios de emergencia dicen hallarse desafiados por las “conflagraciones” que suceden cuando el azote del coronavirus complica el trabajo de evacuar a esos residentes y coordinar los trabajos en los campamentos para bomberos.

Y como ha sucedido durante la pandemia, la solidaridad ha sido un recurso invaluable, por lo que California ha pedido equipo y asistencia a otros estados. Cal Fire dijo en un comunicado haber solicitado 375 camiones de bomberos adicionales, así como equipos de mano de agencias fuera del estado, y contrató “casi todas las aeronaves privadas de extinción de incendios disponibles para llamarlas cuando sea necesario en la costa oeste de Estados Unidos”.

Otro de los incendios en Carmel Valley. Foto: Nic Coury / Free Press.

Otro de los incendios en Carmel Valley. Foto: Nic Coury / Free Press.

El CzU August Lightning Complex, una serie de conflagraciones forestales que se producen al este de Palo Alto y que hasta ahora han quemado 85 mil hectáreas, “abarcan la totalidad del Parque Estatal Big Basin Redwoods y continúa en los condados de San Mateo y Santa Cruz… Más al norte, varios incendios forestales están ardiendo en los condados de Napa y Sonoma… Un tercer complejo de rayos, el ‘SCU’, cubre más de 20 incendios separados que han quemado 85 mil acres en los condados de Santa Clara, Alameda, Contra Costa, San Joaquin y Stanislaus”, dice por su parte The San Francisco Gate.

Una de las ciudades más afectadas es San Francisco, que este miércoles se vio invadida de humo y ceniza debido a su cercanía con los focos del siniestro forestal en los condados del norte. En el este de La Bahía, “cerca de 20 incendios amenazan alrededor de mil 400 estructuras en un terreno accidentado con densa maleza. Los fuertes vientos y la baja humedad hacen que controlar las llamas sea aún más desafiante para los organismos de emergencias”, informó por su parte France 24.

Otra de las zonas fuertemente golpeadas es la de Vacaville, ubicada entre San Francisco y Sacramento, la capital del estado. “Las llamas sorprendieron a los habitantes en la madrugada de este miércoles y los obligaron a abandonar sus hogares en medio de la oscuridad”.

De acuerdo con Cal Fire, hasta las 11 pm de ayer se habían ordenado evacuaciones en el condado de Santa Clara. Las áreas afectadas son, “hacia el este de los límites de la ciudad de San José; al sur de Mount Hamilton Road; al norte de Metcalf Road y San Felipe Road; al este de la línea del condado Este de San Antonio Valley Road hasta Del Puerto Canyon Road, en las delimitaciones de ese condado”.

De las 7 pm de ayer para acá, el incendio del complejo relámpago (SCU) se ha extendido a 102 mil acres, y el fuego apenas está contenido en un 5 por ciento. Aún se desconoce la proyección para la contención total.

Siguiendo con Cal Fire, “un número no especificado de civiles resultaron heridos en la zona del cañón del incendio del complejo relámpago SCU…. El Equipo Seis de Gestión de Incidentes de Cal Fire está tratando a los afectados…  y murió el piloto de un helicóptero de extinción de incendios que se hallaba en una misión acuática en Hills Fire, en el centro de California, dijo Cal Fire.

Uno de los incendios en San Bernardino National Forest. Foto: https://www.vox.com.

Uno de los incendios en San Bernardino National Forest. Foto: https://www.vox.com.

Entre tanto, la agencia emitió una nueva orden de evacuación el miércoles por la tarde para partes del condado de Alameda. El área afectada incluye: todo Mines Road, al sur de Mile Marker 10 y hasta la línea del condado.

La Cruz Roja ha establecido un refugio de evacuación en un hotel local para quienes viven a lo largo de Mines Road. Se recomienda a los afectados que llamen al 1-866-272-2237 para obtener más información. También se recomienda a los residentes con mascotas que llamen a Servicios para Animales del Condado de Alameda, al (925) 803-7041 para obtener información sobre refugios de animales.

Y ayer a las 4:10 p.m., dice el comunicado de Cal Fire, “Un nuevo centro de recursos de evacuación ubicado en la Biblioteca Milpitas (160 N. Main St. en Milpitas), habriría habierto a las 5 p.m. para los residentes del condado de Santa Clara”, a quienes se les ordenó abandonar sus hogares.

Y aunque bien a bien se desconocen las verdaderas causas del siniestro, funcionarios de Parques Estatales de California detuvieron a Iván Gerónimo Gómez, de 30 años, cerca del origen del incendio Dolan, en Big South, y fue ingresado en la cárcel del condado de Monterey por cargos de incendio provocado en tierras forestales, dijo la Oficina del Sheriff de dicho en un comunicado. Gómez está detenido con una fianza de 2 millones de dóalres.

This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.