Trabajadores agrícolas de CA recibirán nuevos cubre bocas según proyecto de ley ante el gobernador

Un proyecto de ley en trámite en la legislatura de California daría a los trabajadores agrícolas acceso confiable a una reserva constante de máscaras N95, que protegen contra la exposición al humo de los incendios forestales. Foto de archivo del Bee / John Walker /  Fresno Bee.

Un proyecto de ley en trámite en la legislatura de California daría a los trabajadores agrícolas acceso confiable a una reserva constante de máscaras N95, que protegen contra la exposición al humo de los incendios forestales. Foto de archivo del Bee / John Walker / Fresno Bee.

Colaborativa de Noticias del Valle Central.

Colaborativa de Noticias del Valle Central.

Por Nadia López y María G. Ortiz-Briones

Esta historia es parte de Central Valley News Collaborative, que cuenta con el apoyo de Central Valley Community Foundation con tecnología y soporte de capacitación de Microsoft Corp.

Lorena Moreno pasó casi una década cosechando cultivos junto a su esposo en los campos del valle central de California, bañada en sudor por trabajar en el calor sofocante. En los últimos años su esposo, que todavía trabaja en el campo, también ha regresado a casa con síntomas de un peligro cada vez más presente: el humo de los incendios forestales.

Llega a su casa de Fresno jadeando y con la cabeza palpitante, dice Moreno. A menudo no puede abrir los ojos irritados y con comezón y está congestionado por inhalar aire contaminado con partículas microscópicas venenosas, causadas por los incendios forestales. Es un conjunto preocupante de síntomas que se están volviendo más comunes entre una fuerza laboral que ya enfrenta muchos peligros en el trabajo.

Es por eso es que algunos ahora están presionando por un proyecto de ley en el escritorio del gobernador Gavin Newsom, que les daría a los trabajadores agrícolas acceso confiable a una reserva constante de máscaras cubre bocas N95, que protegen contra la exposición al humo. Muchos partidarios de la legislación, incluidos los agricultores dicen que podría ayudar a garantizar que los trabajadores agrícolas trabajen en entornos seguros y saludables, incluso cuando las temporadas de cosecha y de incendios forestales del estado se fusionan cada vez más.

Pero los trabajadores agrícolas como Moreno y su esposo dicen que la ley es “inútil” para ellos a menos que aborde problemas estructurales más profundos. Varios investigadores están de acuerdo y dicen que la legislación, aunque bien intencionada, no aborda las causas fundamentales que crean las condiciones peligrosas que soportan los trabajadores agrícolas.

La necesidad económica obliga a los trabajadores agrícolas a trabajar duro por salarios bajos incluso en condiciones de calor y humo, dijo Moreno. Pero las máscaras por sí solas no ayudarán a frenar esos desafíos, dijo, porque a los trabajadores a menudo no les gusta usarlas. Usar una máscara en el campo puede resultar incómodo o causar problemas para respirar. Las máscaras también pueden ensuciarse rápidamente y se contaminan regularmente con pesticidas o polvo de campo, agregó.

“Es una pérdida de tiempo, es una pérdida de dinero, es una pérdida de recursos,” dijo en español la mujer de 38 años, de Chiapas, México. “Para los trabajadores como mi esposo, distribuir máscaras en el trabajo no ayudará a su situación. Creo que vamos por el camino equivocado”.

Presentada por el asambleísta demócrata de Hollister, Robert Rivas, en diciembre del año pasado la ley de protección contra el humo de incendios forestales para los trabajadores agrícolas, también conocida como AB 73, designaría a los empleados agrícolas como “trabajadores esenciales” para permitirles el acceso a un suministro exclusivo de máscaras N95.

El proyecto de ley también requeriría que la División de Seguridad y Salud Ocupacional de California, conocida como Cal / OSHA, publique pautas de seguridad contra incendios forestales para los trabajadores agrícolas en su sitio web. Se requeriría que los empleadores brinden capacitación sobre estas pautas en “un idioma fácilmente comprensible para los empleados, teniendo en cuenta sus antecedentes étnicos y culturales y sus niveles de educación,” según el proyecto de ley.

La legislatura estatal aprobó el proyecto de ley la semana pasada y lo envió a Newsom, quien tiene hasta el 10 de octubre para firmar o vetar la legislación.

Newsom está considerando el proyecto de ley, ya que el estado se encuentra en medio de otra intensa temporada de incendios.

Más de dos millones de acres ya se han quemado este año y exponen a los trabajadores al aire libre, como los trabajadores agrícolas a las cenizas y el humo. La exposición prolongada al humo de los incendios forestales se ha relacionado con un aumento de las tasas de enfermedades cardíacas y respiratorias crónicas en la zona. Sin equipos de protección como las máscaras N95, los trabajadores al aire libre podrían correr el riesgo de sufrir complicaciones de salud de por vida, según un estudio de 2020 del Western Center for Agricultural Health and Safety en la Universidad de California (UC) Davis.

Los agricultores de California dicen que el proyecto de ley de incendios forestales es “el primer paso”

La industria agrícola de California, con un valor de 50 mil millones de dólares, emplea a unos 800 mil trabajadores agrícolas en todo el estado, según UC Berkeley.

De acuerdo con las pautas estatales, los empleadores deben ofrecer a los trabajadores al aire libre máscaras N95 para uso voluntario, si el índice de calidad del aire (AQI) es alto para el material particulado de 2.5 excede las 151 unidades. Las máscaras se vuelven obligatorias cuando el AQI excede 500, aunque la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos establece que cualquier valor superior a 150 no es saludable para la población en general.

La Oficina Agrícola de California apoya el proyecto de ley de Rivas, según Bryan Little, director de política de empleo de la oficina agrícola. En caso de escasez de las N95, la legislación podría facilitar que los empleadores cumplan con las regulaciones estatales para proporcionar las máscaras y recomendar o exigir su uso, dijo.

El asambleísta Robert Rivas, demócrata de Hollister, presentó la Ley de protección contra el humo de incendios forestales para trabajadores agrícolas, también conocida como AB73, en diciembre de 2020. Courtesy of Asm. Robert Rivas Courtesy of Asm. Robert Rivas

El asambleísta Robert Rivas, demócrata de Hollister, presentó la Ley de protección contra el humo de incendios forestales para trabajadores agrícolas, también conocida como AB73, en diciembre de 2020. Courtesy of Asm. Robert Rivas.

El asambleísta Robert Rivas, demócrata de Hollister presentó la Ley de protección contra el humo de incendios forestales para trabajadores agrícolas, también conocida como AB73, en diciembre de 2020.

Ian LeMay, presidente de la Asociación de Frutas Frescas de California, una alianza de agricultores, dijo que la AB 73 es “el primer paso” para garantizar que los trabajadores agrícolas tengan protecciones más sólidas mientras la industria agrícola navega por el cambio climático.

Sin embargo, reconoció que persisten otros desafíos, ya que la temporada de incendios forestales y los meses de cosecha principal a menudo ocurren al mismo tiempo. Si bien enfatizó que la seguridad de los empleados es de “suma importancia”, dijo que los agricultores no pueden permitirse el lujo de decirles a sus trabajadores que dejen de recolectar cosechas durante la temporada más vital del año.

“Queremos colocar a nuestros empleados en un entorno seguro y funcional porque estamos tratando con un producto perecedero y no podemos sacar ese producto del árbol o el vino en una caja o en un cobertizo de empaque y, en última instancia, al consumidor sin esa fuerza laboral disponible ”, dijo LeMay. “Pero el otro problema con el que estamos lidiando, y es un gran obstáculo para superarlo, es que junio, julio, agosto, septiembre y octubre son las principales épocas de cosecha para muchos productos básicos de California.”

Los trabajadores agrícolas necesitan más protecciones, dicen los investigadores.

Sin embargo, algunos expertos dicen que las máscaras no llegan a la raíz del problema. Heather Riden, directora de programas del Centro Occidental de Salud y Seguridad Agrícola de UC Davis, reconoció los factores económicos en juego durante la temporada de cosecha y los incendios forestales. Pero dijo que puede que no sea “factible” o “realista” que los trabajadores agrícolas usen máscaras a diario en condiciones de calor y humo.

“Reconozco que los productores tienen cultivos que necesitan ser cosechados o plantados y los trabajadores necesitan trabajar para recibir un pago”, dijo en un correo electrónico a The Bee. “Mi temor es que, independientemente de estas consideraciones, los trabajadores agrícolas y otros trabajadores al aire libre sean los que paguen el precio con su salud.”

El Dr. Dvera Saxton, investigador del Instituto de Estudios Rurales de California, dijo que si bien las máscaras pueden ser una solución temporal para el humo de los incendios forestales, el proyecto de ley propone protecciones parciales en lugar de reformas sistémicas más grandes para una industria que emplea a muchos trabajadores indocumentados y carecen de acceso a recursos sanitarios críticos.

En cambio, Saxton dijo que los cambios de política dirigidos al cambio climático podrían ayudar a evitar que las condiciones climáticas extremas y los desastres naturales empeoren, mientras que la legislación orientada hacia el acceso garantizado a la atención médica podría ayudar a los trabajadores agrícolas a acceder a servicios médicos si desarrollan problemas de salud relacionados con el trabajo.

“Es como si estuvieras evaluando el problema, pero en realidad no lo estás abordando”, dijo. “Las máscaras son buenas, pero solo sirven hasta cierto punto.”

“No queremos una ley que nos dé máscaras, queremos una ley que nos dé derechos”, dijo un trabajador agrícola (foto de archivo de Bee). CRAIG KOHLRUSS ckohlruss@fresnobee.com

“No queremos una ley que nos dé máscaras, queremos una ley que nos dé derechos”, dijo un trabajador agrícola (foto de archivo de Bee). CRAIG KOHLRUSS ckohlruss@fresnobee.com

Inicialmente, el proyecto de ley habría requerido que Cal / OSHA enviara un “equipo de ataque de incendios forestales” para investigar el cumplimiento de los empleadores con los requisitos de protección contra el humo en los sitios de trabajo agrícola cuando los estándares de calidad del aire alcanzan niveles peligrosos. Pero la disposición ha sido eliminada desde entonces, una decisión que Rivas dijo que se tomó como un “compromiso” durante el proceso de enmienda.

El proyecto de ley ya no incluye un componente de cumplimiento.

Aún así, Rivas tiene la esperanza de que, a través del requisito educativo del proyecto de ley, los trabajadores agrícolas aprendan sobre sus derechos y cómo presentar una queja ante Cal / OSHA.

“Hay muchas grandes empresas agrícolas dispuestas a cumplir las reglas, pero hay algunas que ciertamente se quedan cortas”, dijo a The Bee en una entrevista la semana pasada. “Y esas son las circunstancias, esos son los problemas que debemos abordar. Por eso este componente educativo es tan crítico. Es para asegurar que los trabajadores agrícolas no solo tengan la información en lo que respecta a la salud y seguridad personal, sino que también tengan la información sobre sus derechos y sobre a quién pueden contactar en caso de que surja un problema.”

Pero para Moreno y su esposo, las protecciones incluidas en la legislación ofrecerían poco alivio.

Ella dijo que las mascarillas no ayudarán a su esposo, quien ya ha desarrollado múltiples problemas de salud después de años de trabajar en el campo. Ella dice que sus bajos salarios, el estado de la documentación y la falta de atención médica les impiden obtener la ayuda que necesita.

“Mi esposo tiene diabetes, presión arterial alta y colesterol,” dijo. “No tenemos seguro médico. No tenemos privilegios básicos. No queremos una ley que nos dé máscaras, queremos una ley que nos dé derechos”■

This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature, Política, Salud. Bookmark the permalink.