Suprema Corte dicta dos fallos trascendentales para latinos

El empate judicial de la Corte fue decepcionante. Foto: José López Zamorano

El empate judicial de la Corte fue decepcionante. Foto: José López Zamorano

Dos dictámenes de particular trascendencia para los latinos salieron de la Corte Suprema esta semana. El máximo tribunal de la nacion arrojó un balde de agua fría a las esperanzas de cerca de 5 millones de inmigrantes indocumentados de obtener alivio a través de las acciones ejecutivas llamadas DACA y DAPA. A la vez, y de manera separada, la corte validó considerar la raza como un factor en las admisiones universitarias, lo que podría ampliar la presencia de latinos y otras minorías en centros de educación superior. Desde la capital del pais reporta Jose Lopez Zamorano. Este reportaje es parte de la serie “Hablando de la Raza”.


Cuando la noticia del empate judicial 4-4 sobre DAPA y DACA llegó a las escalinatas de la Suprema Corte, la actitud de inmigrantes, activistas y legisladores pasó de la decepción al enojo y al compromiso de mantener la lucha.

“Estamos enojados pero al mismo tiempo estamos listos para seguir en esta batalla. Es importante que continuemos hacia adelante a noviembre, 8 de noviembre, ahí se va a definir el futuro de nuestra comunidad”, dijo Gustavo Torres, dirigente de Casa Maryland, resumiendo así el sentimiento de la comunidad de inmigrantes.

El empate mantendrá sin efecto a DAPA y DACA. Por no haberse emitido opinión alguna, el desenlace del caso no sienta precedente y regresa a la Corte del Quinto Circuito de Apelaciones.

Una niña afuera de la Suprema Corte. Foto: José López Zamorano.

Una niña afuera de la Suprema Corte. Foto: José López Zamorano.

Desde la Casa Blanca, el presidente Barack Obama no pudo ocultar su frustración y consideró que la falta de consenso es un retroceso para Estados Unidos.

“Vamos a tener que tomar una decisión sobre si somos el tipo de personas que tolera la hipocresía de un sistema donde los trabajadores que recogen nuestra frutas o hacen nuestras camas, no tienen la oportunidad de arreglarse con la ley”, dijo el presidente.

El caso de las acciones ejecutivas del presidente fue examinado por ocho magistrados de la Corte Suprema, debido al deceso del juez Antonin Scalia y a la oposición de los republicanos a considerar al nominado de Obama al máximo tribunal, el juez Merrick Garland.

Para muchos republicanos, el caso fue una reivindicación de que el presidente rebasó sus facultades ejecutivas y pisoteó el territorio del Congreso estadounidense. Así lo dijo el presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan.

“Esta fue una victoria para la Constitución, una victoria para el Congreso y una victoria para mantener la separación de poderes. El presidente no redacta leyes, lo hace el Congreso”, dijo Ryan.

Los inmigrantes prometen continuar con la lucha después del empate judicial. Foto: José López Zamorano

Los inmigrantes prometen continuar con la lucha después del empate judicial. Foto: José López Zamorano

Fuera de la corte, la comunidad de inmigrantes no vio el desenlace como una derrota total, sino como un reto adicional para mantener las movilizaciones y las presiones para aprobar una reforma migratoria integral después de las elecciones, con el apoyo de los votantes latinos en noviembre.

“No nos queda más que seguir trabajando, como dice mi marido. Estamos en pie de lucha e incluso si hubiéramos ganado no nada más quedaba ahí… entonces seguiremos luchando”, dijo la inmigrante Maya Ledesma.

Pero no todas fueron malas noticias para la comunidad latina. En un fallo previo sobre la llamada acción afirmativa, la Suprema Corte avaló la política de inscripciones de la Universidad de Texas que permite considerar el factor racial para seleccionar a estudiantes admitidos en sus centros de educación superior públicos.

“La decisión de hoy va a ser un punto de referencia en los esfuerzos de los Estados Unidos en adelantar las oportunidades educativas para poblaciones que históricamente están sub representadas en las instituciones más selectas”, dijo Luis Maldonado, de la Asociación Hispana de Colegios y Universidades, HACU.

Familias inmigrantes protestan afuera de la Suprema Corte. Foto: José López Zamorano

Familias inmigrantes protestan afuera de la Suprema Corte. Foto: José López Zamorano

La demanda fue presentada en 2012 por la estudiante blanca Abigail Fisher, a quien se le negó acceso a la universidad por no tener los requisitos mínimos. Gracias a la política de admisiones, el sistema de universidades de Texas incrementó la presencia de latinos a un 20 por ciento y de afro americanos a un 6 por ciento, lo cual es positivo para el presidente Obama.

“No somos un país que garantiza resultados iguales, pero si somos un país que se esmera en dar oportunidades iguales a todos y eso fue preservado hoy”, dijo Obama.
Ocho estados del país no consideran la raza en sus admisiones: California, Florida, Michigan, Arizona, Washington, Oklahoma, Nebraska y Nueva Hampshire, pero el fallo podría motivar ajustes a sus políticas.

Para la Edición Semanaria del Noticiero Latino, soy José López Zamorano.

Download
This entry was posted in Educación, Homepage Feature, Inmigración and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo