Senador Padilla introduce al Senado ley de horas extra a trabajadores agrícolas

El senador demócrata de California, de padres mexicanos que laboraron en el campo, como él mimo de niño, se sometió recientemente a “una pequeña del trabajo exigente que hacen los trabajadores agrícolas para alimentar a millones de familias. Foto: UFW Foundation.

El senador demócrata de California, de padres mexicanos que laboraron en el campo, como él mimo de niño, Alex Padilla se sometió recientemente a “una pequeña del trabajo exigente que hacen los trabajadores agrícolas para alimentar a millones de familias”, dijo. Foto: UFW Foundation.

Marco Vinicio González

El senador demócrata de California, Alex Padilla introdujo la Ley de Equidad para los Trabajadores Agrícolas de 2022, que de ser aprobada otorgaría el pago de horas extra por jornadas laborales de 8 horas diarias o 40 a la semana para todos los trabajadores de Estados Unidos. Ya que la Ley federal de Normas Laborales Justas (FLSA) de 1938, excluyó a millones de trabajadores domésticos y agrícolas, la mayoría de los cuales “eran personas de color”, dijo en su oportunidad el senador, de origen mexicano.

A principios de este mes Padilla realizó personalmente “una pequeña dosis del trabajo exigente que hacen los trabajadores agrícolas para alimentar a millones de familias en todo el país y fortalecer nuestra economía”. De ahí que “Estos migrantes merecen ser tratados con dignidad y recibir una remuneración justa por su trabajo difícil y esencial”, dice el senador en su página web.

En tanto, a nivel nacional el pago por hora para la categoría de trabajadores de campo y ganado combinados, con autorización de trabajo, aumentó casi un 6.5 por ciento: de 14.62 dólares por hora en 2020 a 15.56 en 2021, lo que resultó en salarios mínimos más altos para los empleados del programa H-2A en todos los estados, sostiene el Departamento del Trabajo (DOL) de Estados Unidos.

Pero aunque los trabajadores agrícolas ganaron algunas protecciones de salario mínimo en 1966, agerega Padilla, “las exclusiones de horas extras han persistido”.

Diana Tellefson Torres, directora ejecutiva de la Fundación UFW, señaló por su parte que “Es hora de que corrijamos este grave error nacional extendiendo finalmente el pago de horas extras a todos los trabajadores agrícolas de Estados Unidos… que ayudan a poner comida en nuestras mesas y merecen igualdad de derechos en el lugar de trabajo”.

Y a este correctivo histórico se dirige precisamente la ley del senador Padilla, una medida que enmendaría directamente la ley FLSA, para poner fin a las exenciones de horas extra y salario mínimo para los trabajadores agrícolas.

El proyecto de ley que impulsa en el Senado Padilla, “implementaría gradualmente el pago de horas extras en el transcurso de cuatro años y traería mayor equidad a la industria agrícola estadunidense”, dice.

La Ley de Equidad para los Trabajadores Agrícolas de 2022 designaría más de un billón de dólares del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos (20.54 millones de millones de dólares), y uno de cada diez puestos de trabajo están vinculados a la agricultura.

Algunos aspectos de lo más relevante de la La Ley de Equidad para Trabajadores Agrícolas:

  • Requiere el pago de tiempo y medio de horas extras para todos los trabajadores agrícolas, con tiempo de cumplimiento adicional para las fincas pequeñas;
  • Elimina las exenciones a las horas extra para la agricultura en general y finaliza las exenciones para los requisitos de horas extra y salario mínimo para ciertas granjas pequeñas, trabajadores de cosecha manual, menores no locales y producción de ganado de pastoreo. Mantiene la exención de la agricultura familiar a estos requisitos;
  • Elimina las exenciones a las horas extra para los trabajadores empleados en proyectos de irrigación, subastas de ganado relacionadas con el trabajo agrícola, elevadores de granos pequeños, cierto procesamiento de azúcar, ciertos tipos de transporte dentro del estado y preparación para el transporte de frutas y verduras, desmotado de algodón y prensado de algodón.

Por su parte, el Informe Laboral Agrícola de DOL para 2021 señala que la mayoría (78%) de los trabajadores agrícolas contratados nacieron fuera de este país, principalmente en México, y también en Centroamérica. De los encuestados, el 81% eran hombres, y el 51% trabajaban sin autorización legal; entre ellos, los indígenas comprenden el 9%, y de estos el 74% eran indocumentados hasta 2021.

This entry was posted in Economía, Homepage Feature, Inmigración, Inmigrantes, Política, Trabajo. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo