Ojo: algunos errores que el elector no pude perder de vista al llenar su boleta

Latinos en La Florida dicen que sacarán a votar en ese estado hasta un 90% de los votantes jóvenes en estas elecciones 2020. Foto: https://prospect.org.

Latinos en La Florida dicen que sacarán a votar en ese estado hasta un 90% de los votantes jóvenes en estas elecciones 2020. Foto: https://prospect.org.

Marco Vinicio González

El enorme universo de votos por adelantados en esta elección intermedia prevé que los resultados finales del conteo no van conocerse la noche del martes, y que habrá contenciosas demandas legales a medida que avance el conteo de los votos y los republicanos, que ya señalaron un fraude aún no consumado y han dicho que no reconocerán los resultados si no ganan protagonizarán las peleas judiciales.

Gran parte de los litigios se centrarán en la forma cómo se emitan y cuenten los votos, y algunas demandas se basarán en las mismas teorías conspirativas y desacreditadas sobre el falso fraude electoral que impulsaron los republicanos en 2020, y que hoy sigue siendo su ‘mantra’ de campaña favorito.

De acuerdo con Democracy Docket, una plataforma de medios y derechos de voto de tendencia liberal que rastrea los litigios electorales, citada por CNN, señalaba que hasta el 3 de noviembre “en total, se habrían presentado 120 casos legales relacionados con la votación; más de la mitad de los cuales han buscado restringir el acceso a la boleta”.

El caso más destacado, dice, es una demanda que está siendo respaldada por el Partido Republicano en Pensilvania, “donde atacaron las boletas del voto en ausencia con fechas faltantes o incorrectas” en los sobres que contienen en su interior el otro sobre con la boleta llenada por el elector.

Por su parte la Corte Suprema del estado de Pensilvania, “ordenó que esas boletas se mantuvieran fuera del conteo”, aunque sin perder su validez, pero “dejándola sin resolver”. Y durante el fin de semana, “los funcionarios electorales locales en Pensilvania comenzaron a publicar en sus sitios web los nombres de miles de votantes cuyas boletas por correo ahora corrían el riesgo de ser rechazadas debido a fechas faltantes o incorrectas”.

Es claro que esto sigue formando parte del arsenal republicano para restringir el voto de las minorías. Se trata de “una guerra de desgaste legal en el frente de las cortes”, que los votantes deben tomar en cuenta de manera seria. Porque en este clima político hostil y polarizado, los errores -por pequeños que sean- pueden invalidar su voto dejarlo fuera de la jugada.

De esta suerte, peleas sobre si ciertos grupos de boletas deben ser contadas o no,  es “un enfoque principal del litigio preelectoral ha sido si se deben desechar bloques enteros de boletas”, y muchas de las demandas alegan que dichas boletas a las que les falta alguna información “deben considerarse inválidas”. Así que ¡ojo!

El elector tendrá que extremar cuidados con el escrutinio de funcionarios y trabajadores electorales. Porque “este año, el Comité Nacional Republicano se ha involucrado en una gran campaña para reclutar vigilantes en las urnas y funcionarios electorales, y a nivel nacional y estatal han acudido a los tribunales para exigir pruebas de que están siendo contratados, señala la fuente.

Además, “las peleas se han centrado en los requisitos impuestos a los trabajadores electorales y qué registros pueden obtener los republicanos sobre las identidades de los trabajadores”, mientras que otras demandas se han centrado en las políticas para los observadores electorales.

También están las disputas sobre el software o programa computacional de las máquinas de votación y conteo manual. Los estados de campo de batalla del occidente del país, se han convertido en centros de disputas sobre la tecnología que se utiliza para votar, “donde teorías extravagantes sobre el fraude en las elecciones de 2020 se han manifestado en presiones para llevar a cabo aspectos de estas elecciones intermedias”.

Y en los condados de Nevada los resultados del conteo de los votos se deben certificar antes del 18 de noviembre. Estos son -entre otros- sólo algunos de los aspecto contenciosos en los que tendrá que fijarse muy bien el elector•

Pero cualquiera que sea el problema que enfrente a la hora de votar en los sitios de votación, puede llamar por agua u orientación a los teléfonos: 888-839-8682 o 888 Ve Y Vota, o en inglés: 866-687-8683 o 866-OUR-VOTE.

Esta nota es parte de nuestra serie especial Hacia el Voto 2022.

This entry was posted in Elecciones, Homepage Feature. Bookmark the permalink.