Fundación Dolores Huerta, busca con urgencia testimonios de familias afectadas por el Clorpirifos, en el Valle Central

Aunque los trabajadores agrícolas de California pueden estar entre los mejor pagados en el campo del país, aun así trabajan largas horas en oficios mal pagados y además del peligro de ser deportados, muchas veces sufren de robo salarial y problemas de salud relacionados al trabajo, como el contacto con os pesticidas. Foto: Fundación Dolores Huerta.

Aunque los trabajadores agrícolas de California pueden estar entre los mejor pagados en el campo del país, aun así trabajan largas horas en oficios mal pagados y además del peligro de ser deportados, muchas veces sufren de robo salarial y problemas de salud relacionados al trabajo, como el contacto con os pesticidas. Foto: Fundación Dolores Huerta.

Para combatir las plagas durante muchos años los agricultores rociaron más de 60 millones de libras del peligroso pesticida Clorpirifo en los campos de cultivo de manzana, naranja, nuez, y otros productos agrícolas en el Valle Central de California. Se salvaron las cosechas pero también afectaron severamente a las familias expuestas al pesticida, y muchas mujeres embarazadas dieron luz a hijos e hijas con serios problemas neurológicos y cognitivos. Por su peligrosidad, California prohibió su uso y ahora un grupo de abogados están demandando a la empresa Dow Chemical, productora del Clorpirifo.

En el despacho de hoy, la legendaria Dolores Huerta y Lili Catalán, asistente ejecutiva de esa fundación nos hablarán de la urgencia de contactar familias con hijos de cero a 19 años que viven o vivieron en los campos o alrededor de Tulare, Kings, Fresno y Madera; para que los evalúen médicamente y ver si fueron afectado en su sistema neurológico por haber estado expuestos al Clorpirifo, por lo que pudieran recibir una compensación. Pero sólo tienen hasta el 31 de julio.

Lili Catalán, describe a los niños afectados y nos dice qué tiene que hacer si un médico confirma si hijo o hija tuvo daños neurológicos.

Por su parte Dolores Huerta nos dice que los afectados podrían recibir ayuda de por vida, sin importar su situación migratoria y sin pagar los servicios de los abogados.
Para finalizar el tema, Lili Catalán les recuerda que sólo tiene hasta el 31 de julio para llamar y participar de esta demanda si su hijo/a fue afectado por este pesticida.

Para más información puede llamar al (559) 717-8922 / (661) 308-7077, o
Contactar directamente a la Fundación Dolores Huerta: https://doloreshuerta.org


Download
This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature. Bookmark the permalink.