Latinos y afroestadunidenses, los menos ayudados por FEMA tras desastres climáticos

Albergue en Elsie Allen High School de Santa Rosa, California, con damnificados por los incendios en el Norte del estado. Foto: Ricardo Ibarra.

Albergue en Elsie Allen High School de Santa Rosa, California, con damnificados por los incendios en el Norte del estado. Foto: Ricardo Ibarra.

Los desastres se están volviendo más comunes en Estados Unidos dice una serie de estudios. A principios y mediados del siglo XX, señalan, menos del 20 por ciento de los condados del país experimentaron un desastre cada año. Pero en la actualidad estos porcentajes se han disparado alarmantemente, teniendo un efecto en las tasas de la migración, el valor de las propiedades, y en la tasa de pobreza de las referidas comunidades de color, donde viven por ejemplo negros y latinos.

De la redacción

El gobierno federal gasta billones de dólares anualmente para ayudar a las comunidades a reconstruir y prevenir daños actuales y futuros causados por desastgres “naturales”. Por ejemplo, la Agencia federal para la Protección del Medio ambiente, FEMA declaró más de 30 desastres importantes relacionados con el clima en el país, como huracanes, tormentas severas e incendios forestales. Los incendios climáticos provocaron 10.12 billones de acres quemados en 2020, con un costo estimado de 94 mil 65 millones de dólares.

Un estudio del del Centro Nacional de Información sobre el Medio Ambiente, NOAA, dice que entre 1980 y 2017 se registraron “15 incendios forestales, 26 sequías, 41 ciclones tropicales, 103 tormentas severas, 30 inundaciones, 9 heladas y 16 tormentas de invierno”, eventos de desastres que ocasionaron miles de millones de dólares.

Pero no todos han sido afectados por igual. Las comunidades de color son las más afectadas por dichos desastres, y sin embargo son las que reciben menos ayuda federal después de un evento climático extremo. La mayoría de los recursos terminan en las comunidades blancas, que tienen una recuperación más rápida en términos de riqueza, en comparación con los referidos vecindarios de los más pobres. El resultado: después de un desastre climático, los ricos se vuelven más ricos y los pobres más pobres, afirma un reporte de NPR.

Por citar sólo un ejemple, durante el Huracán Harvey latinos y afroestadunidenses fueron los más golpeados y los menos ayudados por el gobierno federal.

Panorama tras el paso del Huracán Harvey en Houston, Texas. Foto: scincenews.org.

Panorama tras el paso del Huracán Harvey en Houston, Texas. Foto: scincenews.org.

En tanto, la presión sobre FEMA para abordar las disparidades raciales está aumentando. La Oficina de Responsabilidad del Gobierno está analizando las acciones de esta agencia para garantizar resultados más equitativos en sus programas de atención y ayuda por desastres. Pero el propio consejo asesor de la agencia dijo en su oportunidad que FEMA no está cumpliendo con su requisito legal de brindar ayuda sin discriminación por motivos raciales o de otro tipo.

Esto últmo, a pesar de que Deanne Criswell, la designada por el presidente Biden para dirigir FEMA diera durante su confirmación en el Senado que se aseguraría de que los sobrevivientes de desastres, negros y latinos tendrían el mismo acceso a la ayuda federal.

Y es que no puede negarse ya que el racismo sistémico en Estados Unidos camina de la mano del cambio climático, reflejado cada vez con mayor nitidez en las referidas sequías, incendios, inundaciones y otros desastres “naturales”, según la evaluación gubernamental, 2018 National Climate Assessment.

El problema parece provenir de factores sistémicos complejos, como un mercado inmobiliario que a menudo otorga valores más altos a las propiedades en comunidades con mayoría de residentes blancos; o de la dificultad de sortear la burocracia federal, que tiende a favorecer a las personas y comunidades con más recursos.

El impacto de esta disparidad es duradero

Las personas blancas en condados con daños significativos por desastres, que recibieron ayuda de FEMA, vieron aumentar su riqueza personal años después, mientras que los residentes negros y latinos perdieron riqueza, según muestra una investigación publicada en 2018.

Así que los residentes negros y latinos, y aquellos con ingresos más bajos, reportaron las tasas más altas de pérdida de propiedad e ingresos después de los huracanes, dice un despacho de Hispanic News Service.

“El American Jobs Plan, propuesto por la administración Biden-Harris, reconoce las realidades de la injusticia ambiental y propone destinar el 40 por ciento de los beneficios de las inversiones, en clima e infraestructura limpia, para las comunidades desfavorecidas”.

Los bomberos se dedican a ayudar a las víctimas de incendios forestales en el norte de California. Foto: www.drivesaversdatarecovery.com.

Los bomberos se dedican a ayudar a las víctimas de incendios forestales en el norte de California. Foto: www.drivesaversdatarecovery.com.

Cómo impacta a comunidades minoritarias el American Jobs Plan:

  • Garantiza que las comunidades latinas, negras y en general de color tengan un lugar en la mesa para impulsar soluciones climáticas innovadoras, invirtiendo 20 mil millones de dólares (la mitad del total en esta categoría de gasto) en HBCU para actualizar la infraestructura de investigación.
  • Financiará incubadoras de pequeñas empresas y centros de innovación comunitarios para apoyar a los emprendedores afroestadunidenses.
  • Hará que nuestra infraestructura sea resiliente a los desastres naturales provocados por el clima, que impactan de manera desproporcionada a las comunidades latinas.
  • Las actualizaciones de la infraestructura reducirán el riesgo de incendios forestales mediante el fortalecimiento de los sistemas de gestión de sequías y la reducción del potencial de ignición.
  • La implementación de medidas de endurecimiento por tormentas permitirá que la red eléctrica resista mejor los efectos de los huracanes.
  • Incluye 20 mil millones de dólares para un nuevo programa que reconectará vecindarios aislados por inversiones históricas y garantizará que los nuevos proyectos aumenten las oportunidades, promuevan la equidad racial y la justicia ambiental, y promuevan el acceso asequible.

Ya veremos■

Nota relacionada:

Hoover Dam, a symbol of the modern West, faces an epic water shortage

This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>