La vacuna Pfizer-BioNTech abandona su estatus de “Uso de emergencia”

La Asociación Médica Estadunidense (AMA) ha anunciado una actualización del conjunto de códigos CPT actual para incluir una designación para dosis adicionales de la vacuna COVID-19. Foto: https://www.medicaleconomics.com.

La Asociación Médica Estadunidense (AMA) ha anunciado una actualización del conjunto de códigos CPT actual para incluir una designación para dosis adicionales de la vacuna COVID-19. Foto: https://www.medicaleconomics.com.

Pfizer dijo que presentó al F.D.A. datos de 44 mil participantes de ensayos clínicos en Estados Unidos, la Unión Europea, Turquía, Sudáfrica y América del Sur. La compañía sostiene que dichos datos mostraron que la vacuna tenía una efectividad del 91% en la prevención de infecciones, “una ligera caída de la tasa de eficacia del 95 por ciento que mostraron sus datos cuando decidió autorizar la vacuna para uso de emergencia en diciembre.

De la redacción

La Administración de Alimentos y Medicinas, F.D.A aprobó hoy la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el coronavirus, para las personas en Estados Unidos mayores de 16 años, dejando atrás el estatus de “uso de emergencia”. Se espera que esta decisión genere una cascada de requisitos de vacunas por parte de hospitales, universidades, corporaciones y otras organizaciones.

Por ejemplo, United Airlines anunció recientemente que sus empleados deberán mostrar un comprobante de vacunación dentro de las cinco semanas posteriores a la aprobación de la referida medida.

Además, el estado de Oregon adoptó un requisito similar para todos los trabajadores estatales, al igual que una gran cantidad de universidades en estados desde Louisiana hasta Minnesota. Por su parte Nueva York ordenó las vacunas para todo el personal docente del estado, incluidos los maestros y directores.

No obstante existe un estado de incertidumbre científica a medida que la pandemia toma una dirección inesperada, con la aparición de la variante Delta, que está haciendo estragos en muchas poblaciones estadunidenses, copando hospitales, unidades de cuidados intensivos, ventiladores y hasta morgues. Los estadunidenses, dicen expertos, nuevamente deben considerar los cambios en la comprensión científica del virus.

Y desde luego, hay un sector opositor a las vacunas, que ha pasado a ser “la pandemia de los no vacunados”. Estos facilitan las mutaciones de la cepa del coronavirus (La Delta Plus es la más reciente) y su más rápida propagación. Y todo por las fuertes campañas de desinformación que se promueven en las redes sociales, dijo el Dr. Vivek Murthy, Cirujano General de Estados Unidos

Por su parte, el Hospital de la Universidad de Staten Island encontró que sus propios trabajadores se oponen a la vacuna. En una protesta afuera de dicho hospital, los trabajadores que se manifestaron portaban letreros y gritaban consignas como, “No somos ratones de laboratorio”. Entre ellos se hallaban enfermeras, técnicos médicos, oficiales de control de infecciones y otro personal del hospital que denuncian esfuerzos para presionarlos a vacunarse. Se trata del condado con la mayor tasa de infectividad de todos los condados de Nueva York, que fue epicentro mundial de la pandemia.

Los opositres a la vacuna están reuniendo a trabajadores de hospitales de otros estados en un intento por crear un movimiento nacional. Pero los científicos y los profesionales médicos de Nueva York afirman que quienes rechazan las vacunas están potencialmente poniendo en peligro la vida de los pacientes.

La aprobación que otorgó la FDA a Pfizer-BioNTech se produce cuando la lucha contra la pandemia se ha intensificado nuevamente en este país, con la variante Delta altamente infecciosa que ralentiza drásticamente el progreso que Estados Unidos había logrado durante la primera mitad del año.

Nada más ayer se registraron por ejemplo casi 150 mil nuevos casos, o un aumento del 36 por ciento, dice la base de datos del New York Times. En tanto, el país mantiene un promedio diario de 92 mil 482 hospitalizaciones y más mil decesos, o un aumento del 95% en las muertes por el covid-19, elevando el total a 628 mil 285 muertes, con apenas un 51% de los estadunidenses con el cuadro completo de las vacunas.
Por su parte la administración Biden espera que la expansión de las edades de vacunación “motive al menos a algunos de los aproximadamente 85 millones de estadunidenses no vacunados que son elegibles para recibir las vacunas”, dice el Times. La vacuna seguirá estando autorizada para uso de emergencia para niños de 12 a 15 años, mientras que Pfizer recopila los datos necesarios para la aprobación total.

Mientras, en un discurso que Biden dará a la nación este mediodía (tiempo del Este), instará a los estadunidenses a vacunarse. Y en un twitter afirmó: “Si aún no está vacunado, ahora es el momento”.

De modo que la aprobación de la FDA a la inyección de Pfizer-BioNTech en la primera vacuna contra el coronavirus en ir más allá del estado de uso de emergencia en Estados Unidos. En tanto que el Pentágono ordenará vacunas para sus 1.4 millones de miembros en servicio activo. El secretario de Defensa, Lloyd Austin, enviará las directrices.

La aprobación se produce cuando la lucha de la nación contra la pandemia se ha intensificado nuevamente con la variante Delta altamente infecciosa, que ralentiza drásticamente el progreso que el país había logrado durante la primera mitad del año.

“Si bien millones de personas ya han recibido vacunas Covid-19 de manera segura, reconocemos que para algunos, la aprobación de una vacuna por parte de la F.D.A ahora puede infundir confianza adicional para vacunarse ”, dijo en un comunicado la comisionada de la F.D.A., Dra. Janet Woodcock .

“El hito de hoy nos acerca un paso más a alterar el curso de esta pandemia en los EE. UU”■

This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.