La ley republicana de supresión del voto en Texas, SB 1, parece estarles funcionando

Julieta Garibay emite su derecho al voto en Texas. Foto: Mariana Pineda.

Julieta Garibay emite su derecho al voto en Texas. Foto: Mariana Pineda.

Texas es una vez más zona cero en la batalla política que disputa, entre otras cosas, si en lo sucesivo se tratará de un estado ‘rojo’, como los republicanos insisten en considerar, o se convertirá en uno ‘azul’, en el que el electorado está abriendo los ojos ante las históricas hostilidades de los sucesivos gobiernos republicanos contra los intereses de las minorías o comunidades pobres y de color.

De la redacción

Por lo pronto, ayer el electorado texano inició el proceso de votaciones tempranas, para las elecciones primarias que se realizarán el 1 de marzo; y también dio paso a la primera oportunidad que tendrán los republicanos para probar su ley de supresión del voto, la SB 1, firmada en septiembre pasado por el actual gobernador republicano, Greg Abbott.

De esta suerte, los demócratas lanzaron su Plan de Registro de Votantes 2022, en busca de los 2 millones de texanos elegibles para votar, que aún no están registrados, y probablemente pudieran votar por los demócratas. El desafío es grande.

La votación anticipada en persona se extiende desde ayer 14 al 25 de febrero, y el último día para solicitar una boleta por correo para dichas elecciones primarias es el 18 de febrero. Las solicitudes deben recibirse antes de esta fecha. Sin embargo, debe verificar si está registrado y si efectivamente podrá votar en línea.

Porque entre otra de las “bondades” de la SB 1, es que tendrá que mostrar una identificación oficialmente válida, como una licencia de conducir, para solicitar una boleta por correo. Pero como ocurrió ya a una mujer mayor en el condado de Fort Bend County, cuyo número de licencia actualmente vigente no coincidió con el número de licencia con que se registró ¡hace 46 años!, le rechazaron su solicitud. Así que conviene verificar si cumple con los draconianos requisitos de la referida ley.

Por otro lado, los lugares de votación anticipada que deberían estar abiertos al menos nueve horas al día, ahora enfrentan un mínimo de ocho horas de acuerdo con a la referida SB 1. Además, exige otros requisitos de identificación adicionales para los texanos que votan por correo, como los últimos cuatro dígitos de su número de Seguro Social en el sobre que contiene su boleta. Eso tendrá que coincidir con el número en su solicitud de voto por correo.

Y si un candidato no gana la mayoría de los votos, los dos contendientes con más votos irán a una segunda vuelta en mayo.

Algunos elementos clave de la SB 1 a observar:

  • Gran parte de la ley parecía estar dirigida al bastión demócrata del condado de Harris, que incluye a Houston, al que se le limitan las horas de votación (el condado de Harris instituyó la votación de 24 horas en 2020).
  • Se prohíbe la votación desde el auto, que implementó con gran éxito el condado de Harris el ciclo pasado.
  • Ahora es delito que los funcionarios públicos envíen solicitudes de boletas en ausencia a votantes que no las hayan solicitado específicamente.
  • Texas restringe ya el acceso a la votación por correo a personas mayores de 65 años, enfermos y discapacitados, y aquellos que se encuentran fuera de su condado de origen durante la votación en persona.

Entre tanto, trascendió que en condados de Texas hasta el momento se han rechazado ya el 40 por ciento de las boletas por correo. En el condado de Harris, por ejemplo, 4 de cada 10 boletas se han invalidado por no llevar una identificación de votante “apropiada”. Y en el condado de Dallas, casi 1 de cada tres boletas (28%) por correo han sido rechazadas, por la confusión que la SB 1 ha introducido en electorado. Además, funcionarios electorales del condado de Willianson afirman que un 30% de las boletas carecían del número de identificación de votante (voter ID).

En tanto, la administradora de la Junta Electoral en el condado de Harris, Isabel Longoria afirma que “estamos viendo en tiempo real la invalidación del voto de los electores… en medio de una atmósfera de confusión y miedo, en la que los votantes están preguntando: ¿Qué pasará con mi boleta por correo si mi aplicación es rechazada este año? ¿Qué pasará no sólo para las primarias sino para la generales también?

Son preguntas realmente interesantes, dice la funcionaria. Primero, se verá cuántas solicitudes que se rechazaron consiguen corregirse, lo mismo con las boletas por correo.

Longoria afirma haber escuchado, de parte de su personal, que quizás esta votación en persona será un poco más alta que hace cuatro años. Pero señala también que ahora se están viendo las consecuencias de las leyes republicanas del ramo en la vida real•

Notas relacionadas:

Thousands of mail ballots rejected under new Texas voting law

Alexandria Ocasio-Cortez throws support behind Texas progressives at Get Out the Vote rally

Justice Department sues Texas over new voting restrictions

Republicans Behaving Badly: The GOP in Arizona, Florida and Texas Embrace Fear, Radicalism and Xenophobia

This entry was posted in Elecciones, Homepage Feature. Bookmark the permalink.