“La década de DACA – De estudiantes a profesionales y familias propias”

Protesta de Soñadores del recién creado movimiento, Indocumentados Sin Miedo, frene a las oficinas del flamante gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, el 11 de junio de 2011 para que pasara el Acta de los Sueños, interrumpiendo el tráfico vehicular de la super transitada 6ta Avenida en el Midtown de Manhattan. Foto: Marco Vinicio González.

Protesta de Soñadores del entonces recién creado movimiento, “Indocumentados sin Miedo y sin Disculpas”, frente a las oficinas del flamante gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, el 11 de junio de 2011; para que pasara el Acta de los Sueños, por lo que interrumpieron el tráfico vehicular de la super transitada 6ta Avenida en el Midtown de Manhattan. Foto: Marco Vinicio González.

Este miércoles el movimiento de los beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, DCA cumplió una década de estar abriéndose camino al andar, con renovadas y creativas estrategias políticas e innumerables contribuciones culturales, laborales y económicas, dice un nuevo estudio de la organización FWD,us.

Pero “Debido a la falta de acción por parte del Congreso, las amenazas legales inmediatas pudieran acabar con una política sumamente exitosa que ha ayudado a que una generación de personas jóvenes construya familias y vidas en Estados Unidos”.

Sin embargo, a pesar del tiempo que ha transcurrido desde la instauración de DACA (2012), de “el apoyo abrumador de una mayoría bipartidista de estadunidenses para que haya una solución”, así como de “los beneficios inmensos que otorgan a nuestra nación (42 mil millones anuales), el Congreso ha fallado a la hora de convertir en política esta ley”, dice el Foro para la Justicia de los Inmigrantes”.

Además, los ‘dacamentados’ o titulares de DACA pagan 6 mil 200 millones de dólares anuales en impuestos federales, y 3 mil 300 millones en impuestos locales, dice el Centro para el Progreso Estadunidense (CAP).

Esto significa, sostiene, que “las contribuciones económicas positivas de los beneficiarios de DACA, son casi seis veces myores que los aproximadamente 7 mil millones de dólares que el programa le cuesta a Estados Unidos… Si DACA terminara en este país”, afirma, “la pérdida para la economía estadunidense podría llegar a 21 mil millones de dólares”.

Según el nuevo análisis de FWD.us esta es la situación de los dacamentados desde que se creó el programa DACA en 2012 a la fecha:

  • La edad promedio de los beneficiarios de DACA era de 21 años;
  • Casi la mitad (45%) de los solicitantes aprobados estaban matriculados en la preparatoria o en la universidad;
  • La mayoría (60%) participaban en la fuerza laboral;
  • Sólo un 38% se habían graduado de la escuela preparatoria;
  • Cerca de una tercera parte (35%) habían conseguido una educación universitaria;
  • El 17% estaban casados; y
  • El 22% tenía hijos.

Diez años después han establecido familias y carreras profesionales en Estados Unidos y están contribuyendo a esta economía y a las comunidades en momentos en que más se necesita.

Ahora:

  • La edad promedio de los beneficiarios de DACA es 28 años;
  • Sólo un 15% de los solicitantes aprobados están matriculados en una preparatoria o en la universidad;
  • La mayoría (85%) están participando de la fuerza laboral;
  • Sus ingresos han aumentado más de cinco veces;
    El 99% se han graduado de la preparatoria;
  • Cerca de la mitad (47%) han completado alguna educación universitaria;
    El 37% están casados; y
  • El 42% tiene hijos (as), muchos de los cuales son ciudadanos estadunidenses.

El nuevo análisis de FWD.us resalta pues “los inmensos adelantos y cambios de crecimiento profesional que los beneficiarios de DACA han experimentado desde la instauración del programa”.

Pero a pesar de que las estadísticas “pintan un cuadro vívido de los beneficios de esta política”, el demógrafo principal de FWD.us, Phillip Connor señala que “es crucial recordar que en riesgo hay vidas y familias de personas verdaderas si el Congreso no actúa para brindar a los Dreamers una vía a la ciudadanía… Esta política ha impactado a familias en comunidades de todo el país… Muchos estadunidenses probablemente conocen a un beneficiario de DACA sin saberlo, porque se han vuelto parte fundamental de nuestra sociedad y de nuestras vidas cotidianas”■

Lea más en el análisis completo:

“La década de DACA – De estudiantes a profesionales y familias propias”

This entry was posted in Educación, Homepage Feature, Inmigración, Inmigrantes, Jóvenes, Política. Bookmark the permalink.