Juez federal anula moratoria al desalojo de inquilinos

Photo: Erik Lesser/ZUMA Press/Corbis

Photo: Erik Lesser/ZUMA Press/Corbis

De la redacción

La jueza del Tribunal federal para el Distrito de Columbia, Dabney Friedrich anuló el miércoles la moratoria nacional sobre los desalojos, impuesta el año pasado por la administración Trump, y extendida por el presidente Biden hasta el próximo 30 de junio.

El fallo de la jueza Friedrich podría afectar a los inquilinos que luchan para pagar el alquiler durante la pandemia. “Hasta el momento, ésta es la decisión federal más importante sobre la moratoria, que sigue a tres decisiones de tribunales federales similares, reportga The New York Times.

Pero el Departamento de Justicia presentó de inmediato una apelación y “solicitó una suspensión de emergencia de la orden en espera de una decisión de la Suprema Corte”.

Por su parte, grupos de derechos de los inquilinos dijeron a la fuentes que la decisión del miércoles “podría vulnerar a más inquilinos de bajos ingresos y de clase trabajadora”, léase latinos, negros, de otras etnias y pobres, que podrían ser desalojados de su vivienda en las próximas semanas”, en plena pandemia de Covid-19.

Este hecho, qe no suele ser común, se da “cuando la administración Biden está comenzando a desembolsar decenas de miles de millones de dólares en ayuda para poder ponerlos al día”, tanto a propietarios como inquilinos.

Los propietarios dijeron a la fuente que “la decisión valida sus argumentos sobre la base legal para la moratoria federal, que no es sólida y excede el poder del gobierno”.

Vale mencionar que la moratoria en sí fue promulgada bajo la Ley del Servicio de Salud Pública de 1944, que “otorgó al gobierno federal el poder de imponer cuarentenas y otras medidas para hacer frente a emergencias de salud pública”.

En una decisión de 20 páginas, la jueza Friedrich, designada por el expresidente Trump, dictaminó que “los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) se excedieron en su autoridad bajo esa ley cuando llevaron a cabo la orden de imponer la moratoria de Trump el verano pasado.

Una residente durante una manifestación frente a una casa de asistencia en San Pablo, CaliforniaA finales de enero, casi 80 residentes mayores y discapacitados debían salir del edificio. Foto de Jane Tyska, Grupo de Noticias del Área de la Bahía.

Una residente durante una manifestación frente a una casa de asistencia en San Pablo, CaliforniaA finales de enero, casi 80 residentes mayores y discapacitados debían salir del edificio. Foto de Jane Tyska, Grupo de Noticias del Área de la Bahía.

La pregunta para el tribunal es limitada: ¿La Ley del Servicio de Salud Pública concede el CDC la autoridad legal para imponer una moratoria de desalojo a nivel nacional?”, pregunta retórica la jueza Friedrich, y se responde: “¡No es así!”.

Pero a última hora de la noche del miércoles Friedrich acordó suspender su fallo hasta el 12 de mayo, “para dar tiempo a los propietarios de presentar documentos legales que se opongan a una demora más larga”, al tiempo que dejó en claro que “la medida no reflejaba los ‘méritos’ de la solicitud del gobierno”.

Sin embargo, el dictamen de Friedrich no necesariamente obliga a los jueces de los tribunales estatales de vivienda, pues son ellos quienes deciden sobre las órdenes de desalojo, concluye el Times.

A medida que la moratoria se acerca a su fin, la administración ha aumentado la presión sobre los propietarios residenciales más grandes del país tras los informes de que los propietarios de edificios de apartamentos buscaban desalojar a decenas de miles de inquilinos a pesar de la congelación de los desalojos.

Y el miércoles Jen Psaki, la portavoz de la Casa Blanca dijo a la prensa que “la administración luchará para mantener la moratoria, estimando que había evitado 1.55 millones de desalojos durante el último año.

La mayoría de los estados han promulgado sus propios congelamientos de desalojo más allá de las medidas tomadas por Washington.

El lunes, los legisladores del estado de Nueva York por ejemplo, aprobaron una legislación que extenderá una moratoria estatal sobre los desalojos residenciales y comerciales hasta el 31 de agosto.

“La extensión brindará un alivio adicional para los inquilinos, que han tenido una amplia protección de ser llevados a un tribunal de vivienda desde el comienzo de la pandemia, justo cuando se espera que Nueva York comience a distribuir 2.4 mil millones de dólares en asistencia de alquiler a inquilinos con dificultades

Nota relacionada:

Suman fuerzas para defender derecho a la vivienda en el Valle Central 

Escuche:


This entry was posted in Crisis de Desalojos, Homepage Feature. Bookmark the permalink.