Humo de incendios forestales aumenta riesgo en salud de los menores

Incendio Dry Creek Fire el 9 de julio de 2022. Foto: wildfire.com.

Incendio Dry Creek Fire el 9 de julio de 2022. Foto: wildfire.com.

Marco Vinicio González

A medida que el cambio climático continúa su efectos negativos recaen más ena los niños, por lo que es fundamental comprender el impacto de los contaminantes ambientales, como el humo de los incendios forestales en la fisiología de los niños, dice una nueva investigación de la Universidad de California en Davis (UC-Davis).

Científicos afirman que la emergencia climática ha hecho que el oeste de Estados Unidos sea más cálido y seco durante las últimas tres décadas, y que continuará haciendo que el clima sea más extremo y los incendios forestales más frecuentes y destructivos. California por ejemplo ha visto sus incendios forestales más grandes, destructivos y mortales en los últimos cinco años.

El humo de estos incendios está cargado de partículas tóxicas muy finas que contaminan el aire que se respira, y esto tiene un fuerte impacto en la salud de los niños, dice la referida investigación, que recolectó muestras sanguíneas de niños sanos expuestos a altos niveles de aire contaminado por el humo.

Durante mucho tiempo la contaminación del aire se ha asociada con el empeoramiento de los síntomas de enfermedades respiratorias como el asma, el enfisema y la bronquitis crónica, y “está relacionada con un marcador de efectos nocivos para la salud entre los niños del estado” de California, cita The Hill.

El estudio evaluó muestras de sangre de 100 niños sanos de entre 9 y 11 años y utilizó datos de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) para medir los niveles de partículas finas cerca de sus hogares.

Los niños expuestos a niveles más altos de este contaminante exhibieron marcadores elevados de inflamación, como “la interleucina 6 en la sangre, un marcador asociado con mayor riesgo de diabetes y artritis reumatoide juvenil”.

Además, “Una mayor exposición a la contaminación del aire también se asoció con una regulación autonómica cardíaca más baja, lo que puede afectar la fuerza con la que los corazones bombean sangre y la velocidad con la que late”.

Los niños en particular tienen un mayor riesgo de efectos negativos para la salud debido a sus órganos y sistemas en desarrollo, escribieron los autores del estudio según la fuente. “El aumento de la relación entre el área de superficie pulmonar y el peso corporal de los niños también podría desempeñar un papel en el aumento de la susceptibilidad”.

Las consecuencias inmediatas de la exposición a la contaminación del aire pueden aumentar aún más el riesgo de enfermedades futuras”, sostuvo en comunicado de prensa la coautora del estudio, Anna M. Parenteau, una estudiante de doctorado en el Departamento de Psicología de la Universidad de California-Davis.

Los investigadores esperan que los hallazgos en estos y otros estudios adicionales impulsen cambios en las políticas oficiales que promueven la salud de la población■

This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente, Salud. Bookmark the permalink.