Hay aires que matan, los del humo de incendios forestales por ejemplo

Casi la mitad de todos los estadunidenses, aproximadamente 150 millones viven en áreas que no cumplen con los estándares federales de calidad del aire. Los vehículos de pasajeros y los camiones pesados son una fuente importante de esta contaminación, que incluye ozono, partículas y otras emisiones formadoras de smog. Foto: www.ucsusa.org.

Casi la mitad de todos los estadunidenses, aproximadamente 150 millones viven en áreas que no cumplen con los estándares federales de calidad del aire. Los vehículos de pasajeros y los camiones pesados son una fuente importante de esta contaminación, que incluye ozono, partículas y otras emisiones formadoras de smog. Foto: www.ucsusa.org.

Marco Vinicio González

Pobladores del Valle de San Joaquín tienen el aire más contaminado, con un riesgo 20 por ciento mayor de contraer Covid-19, y un riesgo 51% más grande de morir por esta causa, en comparación con las personas que viven en partes más limpias del estado, dice un estudio reciente del Instituto de Salud Pública de California (PHI).

La mala calidad del aire de Bakersfield por ejemplo, no sorprende a sus residentes pero su nexo con el Covid-19 indica que se podrían haber evitado miles de muertes por esta infección, “si los niveles de emisiones contaminantes mortales de la región fueran más bajos”, señala Bakersfield.com.

El programa Tracking California, del Instituto de Salud Pública de California examinó las cifras de infecciones y muertes por coronavirus en California, entre febrero de 2020 y febrero de 2021 a nivel de vecindario; y “comparó esas cifras con los niveles de partículas finas en el aire, PM 2.5, a nivel regional”.

El estudio encontró que es más probable que sean latinos y de comunidades de bajos ingresos los más afectados por la contaminación del aire en la región.

Casi 1 en cada 10 de estas muertes, o aproximadamente 4 mil 250 podrían haberse evitado si todo el estado cumpliera con los Estándares Nacionales de Calidad del Aire Ambiental para PM 2.5, según el estudio.

El Departamento de Epidemiología y Bioestadística de la Universidad de California en San Francisco, UCSF señaló que el Valle de San Joaquín y la Bahía de San Francisco tuvieron el 11.4% de las infecciones durante el período de recopilación de datos.

Sin embargo, señala el estudio, “la población de San Francisco representa 1 de cada 5 personas en el estado, mientras que las del valle tiene sólo poco más de 1 persona en cada 10. Pero la tasa de mortalidad por Covid-19 en el Valle de San Joaquín fue sin embargo del 11.3%, mientras que en la Bahía de San Francisco fue del 9.4%.

“Nuestra investigación arroja una luz brillante sobre la importancia de reducir los niveles de contaminación del aire para proteger la salud pública y, lo que es más importante, para salvar vidas”, dijo Peggy Reynolds, profesora de UCSF.

De esta suerte, las tasas de infección y muerte por covid en el valle fueron la número 2 en el estado. “Sólo el área de la costa sur, conocida como los condados de Los Ángeles, Orange y San Diego, donde vive el 43% de los californianos, tuvo números más altos”.

Esas tasas de infección y muerte fueron de poco más de la mitad o de casi 6 en cada 10 personas según los datos del referido estudio. “Las personas mayores mueren con mayor frecuencia y los hombres mueren a un ritmo mayor que las mujeres, de acuerdo con estadísticas de UCSF.

Además, el centro de California tiene las tasas más altas de PM 2.5. Según un mapa del condado que muestra las concentraciones de esas partículas mortales en el estudio, Kern tiene entre 15.66 y 18.75 microgramos de contaminantes gaseosos por metro cúbico de aire ambiental. Y los condados de Los Ángeles, Orange, Riverside y San Bernardino también tienen niveles similares.

El Distrito de Control de la Contaminación del Aire del Valle de San Joaquín dijo a la fuente que “el humo de los incendios forestales es el principal contribuyente a las concentraciones de PM 2.5 en el valle”. Sin embargo, agregó, “hay muchas otras fuentes. Los talleres de carrocería, los camiones e incluso los automóviles que queman caucho podrían liberar esas partículas peligrosas”■

This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature, Medio Ambiente, Salud. Bookmark the permalink.