Gerrymandering y supresión del voto, al frente en la agenda demócrata para 2019

Manifestante frente a la Corte Suprema concernida por las prácticas de supresión del voto llevadas a cabo por los reublicanso en las pasadas elecciones de medio término. Foto: Times Free Press.

Manifestante frente a la Corte Suprema concernida por las prácticas de supresión del voto llevadas a cabo por los reublicanso en las pasadas elecciones de medio término. Foto: Times Free Press.

De la redacción

Entre los temas más relevantes en 2019 se hallan sin duda las tácticas para suprimir los derechos de voto y confeccionar distritos a modo, práctica conocida como gerrymandering partidista, que ha afectado principalmente a las minorías negra y latina, así como los jóvenes, de cara a las elecciones del 2020.

Hoy que los demócratas han ganado la mayoría en la Cámara de Representantes, uno de los primeros proyectos de ley que planean presentar, según han declarado prominentes figuras de ese partido político, será una legislación amplia que se centre en temas de la supresión del voto. “Los primeros borradores de sus propuestas incluyen el registro automático de votantes, el financiamiento de las elecciones públicas y la finalización del gerrymandering, mediante el uso de comisiones independientes para dibujar los distritos electorales”, reporta The New York Times.

Manifestantes se expresa en defensa de sus derechos civiles y contra la supresión del voto en Washington, DC. Foto: Mother Jones.

Manifestantes se expresa en defensa de sus derechos civiles y contra la supresión del voto en Washington, DC. Foto: Mother Jones.

Porque como vimos en el curso de las pasadas elecciones, el gerrymandering y otras tácticas de supresión del voto han generado no sólo la ira del elector afectado, sino también “una movilización que van mucho más allá del Congreso”. Y debido a que los votantes “son cada vez más conscientes” del poderoso impacto que tendría la imparcialidad en las elecciones, los temas de votación se han convertido en “aspectos centrales” de la política en estados clave como La Florida, con la aprobación de la Enmienda 4 y la elección al gobierno estatal, lo mismo que Georgia; Carolina del Norte, donde el candidato a la gubernatura se halla en entredicho, y Alabama emergen también entre los estados del sur que podrían ver reformas.

Un panorama de los asuntos que se vivieron en 2018 y que se vislumbra en el horizonte político de 2019 para las referidas tácticas de supresión del voto de las minorías negra y latina, y joven, se ventiló ayer en el programa de Línea Abierta, con la participación del invitado Gerardo Guzmán, representante de la cadena de radioemisoras La Jefa, en Atlanta, Georgia.

Cómo se entretejen los ataques a los ex candidatos demócratas Stacey Abrams y Andrew Gillum. Foto: BLAVIDAD.

Cómo se entretejen los ataques a los ex candidatos demócratas Stacey Abrams y Andrew Gillum. Foto: BLAVIDAD.

Guzmán hizo un “corte de caja” y entre otras cosas señala el peso del voto latino en las elecciones recientemente pasadas, en las que figuraron dos prominentes políticos demócratas: la abogada y legisladora afroestadunidense que compitió por la gubernatura de Georgia, Stacey Abrams, y el candidato al gobierno de La Florida, también de la raza negra, Andrew Gillum. Guzmán se refiere además a las reformas electorales en puerta en esos dos estados, y la inevitable influencia que tendrán en otros estados del sur.

Escuche:



Por su parte los republicanos dicen que la influencia del gerrymandering “es exagerada”. Argumentan que los demócratas “no logran obtener escaños en proporción a sus votos populares porque los votantes demócratas están agrupados en distritos urbanos”, sostiene el Times. Además, defienden las restricciones al voto, como las leyes de identificación de votantes, “necesarias para garantizar la confianza en las elecciones”, según ellos. O la pregunta en el censo de 2020 sobre la ciudadanía, para no contar a los electores –tendencialmente demócratas- y limitar su influencia política, medida que se halla actualmente en una batalla judicial contra la administración Trump.

Cuando el presidente Barack Obama anunció en noviembre que uniría fuerzas con el Comité Nacional de Redistribución Demócrata que formó en 2017 el ex Fiscal General de la nación, Eric Holder para combatir la manipulación de líneas de distritos electorales, la preocupación por el gerrymandering se generalizó, afirma la fuente.

El ex fiscal General bajo la administración Obama, Eric Holder con el actual Fiscal Especial en la investigación sobre la presunta colusión de Trump con los rusos en la pasada campaña que lo llevó a la Casa Blanca, anuncia la creación de una comisión para redibujar los distritos o combatir el Gerrymandering. Foto:  Take Back Our Republic.

El ex fiscal General bajo la administración Obama, Eric Holder con Bob Mueller al lado, el actual Fiscal Especial en la investigación sobre la presunta colusión de Trump con los rusos en la pasada campaña que lo llevó a la Casa Blanca, anuncia la creación de una comisión para redibujar los distritos o combatir el Gerrymandering. Foto: Take Back Our Republic.

La medida surge en 2017, “en respuesta a que muchas legislaturas estatales se inclinaron bruscamente hacia la derecha en temas como el aborto, los impuestos, la educación y la negociación colectiva… Los demócratas sostienen que esos cambios se construyeron sobre la base de las mayorías de los republicanos a nivel estatal, a través del gandymandering extremo, después del censo de 2010”.

Según el Times, el referido comité ayudó a asegurar muchas de esas victorias en las Legislaturas de los estados. Argumenta que “las contiendas iniciales se llevaron a cabo en distritos elegidos por demócratas en décadas anteriores”.

Vale anotar que muchos estados han ampliado el acceso al voto en los últimos años. Por ejemplo, los votantes de Nevada “aprobaron en las elecciones de medo término pasadas la inscripción automática para aquellos que recibieron una licencia de conducir, y en Maryland la inscripción autorizada en el mismo día que se presentaron en las urnas”, dice la fuente. Y en Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo está pidiendo una revisión de las leyes de votación del estado, “consideradas entre las más arcaicas del país”.

En oposición a estas medidas de mayor apertura en el espectro político, los defensores de las restricciones, como las leyes de identificación de votantes, dicen que “son necesarias para prevenir el fraude”, a pesar de los múltiples estudios que demuestran que el fraude es “extremadamente raro”. Un tribunal federal de apelaciones que anuló la ley de identificación de votantes de Carolina del Norte en 2016, dijo a su vez que “fue redactada para atacar a los negros, con una precisión casi quirúrgica”.

El Centro de Iniciativas de Servicios Comunitarios de la Universidad de Barry presenta un Diálogo Deliberativo sobre la restauración de los derechos de voto de los convictos en Florida: Perspectivas sobre la Enmienda. Foto: barry.edu.

El Centro de Iniciativas de Servicios Comunitarios de la Universidad de Barry presenta un Diálogo Deliberativo sobre la restauración de los derechos de voto de los convictos en Florida: Perspectivas sobre la Enmienda. Foto: barry.edu.

Como se recordará, Kris W. Kobach quien fue el principal impulsor de la fallida comisión por -supuesta- la integridad del voto, un intento por purgar a los votantes inmigrantes y de las minorías, que es parte de la agenda de los supremacistas blancos, perdió la contienda por el gobierno de Kansas después de haber sido “reprendido en un tribunal federal por insistir sin pruebas de que la votación de los no ciudadanos era generalizada”. Él impulsó la afirmación -sin fundamento- del presidente Trump, de que “millones de inmigrantes indocumentados votaron en 2016”. El tema y la comsión se disolvieron sin documentar una reclamación.

La fuente añade que “los estadunidenses están cada vez más preocupados por la estructura de las elecciones. Sólo el 51 por ciento cree que las elecciones son justas y abiertas en una encuesta de julio en Ipsos. Otra encuesta del Centro de Investigación Pew realizada en octubre encontró “grandes brechas partidistas en cuanto a facilitar el acceso al voto”. Pero más demócratas que republicanos, dice Pew, favorecen la posibilidad de registrarse el día de las elecciones, y el restablecimiento de los derechos de voto de los ex convictos (Enmienda 4 de La Florida), así como el registro automático de todos los votantes elegibles.

En La Florida sin embargo, los demócratas sostienen que “los republicanos ya están buscando formas de evitar llevar a cabo la iniciativa que permite votar a las personas condenadas por delitos graves”.

Eric Holder, quien considera ser candidato presidencial en 2020, dijo a la fuente que los temas sobre la votación y la democracia son ahora “fundamentales para la política estadunidense”, y que “El cuidado de la salud será claramente el problema principal”. Otras encuestas ubican al tema del gerrymandering y el de la inmigración como los otros temas en los primeros lugares en la percepción política del votante potencial■

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo