Estrenan medidas para proteger a trabajadores de humos de incendios forestales

Tomada del sitio web del Departamento de Labor e Industria. Foto dos: Luis Buen Abad.

Tomada del sitio web del Departamento de Labor e Industria. Foto: Luis Buen Abad.

Hace dos años, el estado de Washington vivió una de las peores temporadas de incendios forestales de su historia reciente. Miles de trabajadores que laboran al aire libre resultaron afectados por las humaredas tóxicas. Ante eso, el gobernador Jay Inslee aprobó medidas temporales para exigir a los empresarios de la construcción y del campo que protejan a sus trabajadores de los peligros que trae el desastre de los incendios. Estas iniciativas entran en efecto justo cuando inicia la nueva temporada de incendios forestales. Con el reporte, desde Seattle, José Luís Buenabad.


Tomada del sitio web del Departamento de Labor e Industria. Foto dos: Luis Buen Abad.

Tomada del sitio web del Departamento de Labor e Industria. Foto: Luis Buen Abad.

Sí, me ha tocado estar en los incendios, con el humo

Manuel Ábrego es un jardinero salvadoreño de 34 años, del condado de Whatcom, cerca de la frontera con Canadá. Ha soportado un aire enrarecido por el humo de incendios forestales.

Mientras estás trabajando la garganta se siente bien apretada, cuesta mucho respirar, porque el aire está bien pesado, no te dan protecciones

Según un estudio de la Universidad de Washington, casi tres cuartas partes de los trabajadores del campo no cambian su rutina ni toman precauciones cuando hay humo tóxico en el aire. Muchos simplemente se ponen un paliacate en la boca.

Trabajar en esas condiciones puede perjudicar su salud, dice Kaitlyn Kelly, funcionaria del Departamento de Salud del estado.

The symptoms of breathing wildfire smoke and the health impacts can be minor, they can be irritating eyes, nose and throat, it can be more headache, coughing, shortness of breath, or even more serious include hospitalization and we see people die from wildfires

Foto dos: Luis Buen Abad.

Foto: Luis Buen Abad.

(Los síntomas por respirar humo pueden ser menores como la irritación de ojos, nariz y garganta, y pueden causar dolor de cabeza, tos y dificultad para respirar o graves como la hospitalización y hasta la muerte)

Aunque Kelly asegura que no tiene números exactos de fatalidades, urge tomar medidas.

Y es que en la última década, pero especialmente desde hace dos años debido al cambio climático aumentó la frecuencia y extensión de los incendios. El año pasado más de 200 incendios consumieron más de 100 mil acres. 

En respuesta el gobernador demócrata Jay Inslee pasó una ley provisional de emergencia que obliga a los empleadores a proteger la salud de los trabajadores al aire libre.
Alejandro Díaz trabaja para el Departamento de Labor e Industria.

Fuimos uno de los primeros estados que pasaron una ley de emergencia. Este es el segundo año que se puso esta ley de nuevo. Comenzó el 15 de junio y se vence el 29 de septiembre

Foto: Luis Buen Abad.

Foto: Luis Buen Abad.

Díaz dice que a pesar de que Washington es el estado con más inspectores, seguido por Oregón, con 120 inspectores. Aun así no se dan abasto y tienen que viajar a las zonas donde están los incendios forestales, para hacer valer la nueva ley.

Lo hacemos en persona, visitando los ranchos y hablando directamente con los empleadores y los trabajadores

Exigen a los empleadores que monitoreen la calidad del aire y le den a sus trabajadores respiradores certificados que los protejan del humo tóxico. Estar pendientes si necesitan atención médica y autorizarlos a buscarla si es necesario. También exigen que establezcan un plan de emergencia y capaciten a su personal, junto a otras medidas que los protejan de los humos tóxicos y las olas de calor. Además, debe tomar especial cuidado en los más vulnerables:

Tomada del sitio web del Departamento de Labor e Industria. Foto dos: Luis Buen Abad.

Tomada del sitio web del Departamento de Labor e Industria. Foto dos: Luis Buen Abad.

Trabajadores menores de edad, o adultos mayores de 65 años, mujeres embarazadas, gente con diabetes

Los incendios forestales también afectan el bolsillo de los trabajadores. Desde hace 7 años la mexicana Juana Cortés, vive en la parte Norte y Centro del estado, que es el epicentro de los incendios forestales.

Tal vez no venga a trabajar por los incendios, porque tapan el camino. A veces tardan días en poder abrir las carreteras

El impacto económico también lo siente el gobierno. Tan sólo en 2019 combatir los incendios costó más de 170 millones de dólares

Mientras tanto las temperaturas continúan subiendo. El servicio meteorológico pronostica temperaturas más altas de lo normal para la zona este del estado. Los expertos advierten que la temporada de incendios, que ya inició, consumirá más bosques este año. Y se pondrá a prueba si las medidas aprobadas serán efectivas para proteger la salud de los trabajadores.

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, desde Seattle, José Luís Buen Abad.

Escuche la Edición Semanaria Completa:

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente, Trabajo. Bookmark the permalink.