En los primeros 100 días Biden-Harris revocarán políticas de inmigración de Trump

En medio de extraordinarias medidas y barricadas de seguridad, con un capitolio militarizado por las amenazas de los seguidores de Trump , de reventar el evento de inauguración, la administración entrante, Joe Biden-Kamla Harris tomarán posesión del cargo. Foto: https://www.winnipegfreepress.com.

En medio de extraordinarias medidas y barricadas de seguridad, la administración entrante de Joe Biden-Kamla Harris tomará posesión del cargo. Foto: https://www.winnipegfreepress.com.

De la redacción

En medio de una capital militarizada por las amenazas de los partidarios de Trump de reventar el acto de inauguración de la administración entrante, Joe Biden-Kamala Harris, con la sospecha turnada por el FBI de posibles infiltrados dentro de la seguridad que resguardará la toma de posesión, maña jueves habrá un nuevo gobierno federal en Estados Unidos. Entre tanto, Biden ha venido delineando lo que será su agenda en los próximos 100 días, y aquí hacemos un ligero énfasis en el tema de la inmigración.

Joe Biden y Kamala Harris asumirán el gobierno de Estados Unidos mañana miércoles 20 de enero, y entre algunas metas que quier lograr en los primeros 100 días de gobierno está el tema de la inmigración. Claro que la prioridad es hacerle frente a la pandemia de Covid-19, que ha cobrado la vida de casi 400 mil estadunidenses, con más de 24 millones de infecciones y 124 mil hospitalizaciones al día de hoy.

De acuerdo con el paquete de ayuda que la administración Biden-Harris presentó el jueves, y que tendrá que pasar por el Congreso inmediatamente después de asumir el cargo, su plan de gastos asciende a 1.9 billones (millones de millones) de dólares. Éste incluye 20 mil millones para un programa nacional de vacunación, y proporcionaría 100 millones de dosis de la vacuna durante los primeros 100 días de gobierno, lapso en el reabriría las escuelas de manera segura, según ha dicho, para lo cual propone 130 mil millones de dólares.

También emitirá una orden a nivel nacional que impone el uso de las máscaras cubre boca en lugares públicos, como en edificios federales, aviones, autobuses “y donde se pueda”.
Y además el plan destinará mil 400 millones de dólares en pagos directos o cheques de estímulo, y un aumento del salario mínimo a 15 dólares por hora.

Biden también ha dicho que propondrá un nuevo plan fiscal que incluye elevar al 28 por ciento los impuestos sobre la renta a corporativos, que actualmente son del 21% desde que se estableció el plan fiscal de Trump en 2017.

El presidente entrante declaró que nadie que gane menos de 400 mil dólares verá aumentar sus impuestos, pero que se impondrá un impuesto sobre la nómina del Seguro Social, del 12.4% a quienes ganen 400 mil dólares o más. Sin embargo, no ha dado un cronograma de cuándo se introduciría este plan

En el rubro de la inmigración, Biden dijo que desde el primer día de gobierno enviará un proyecto de ley al Congreso para proporcionar un camino hacia la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados.

Además, Biden promulgó revocar la prohibición de Trump para los viajes desde países de mayoría musulmana, que también redujo drásticamente la cantidad de refugiados a los que se les permite reasentarse en Estados Unidos. El nuevo presidene también piensa revertir todas las políticas de inmigración implementadas por Trump y abordar la reforma de la justicia penal.

En contra del enfoque de línea dura de Trump, Biden ha dicho que emitirá una orden ejecutiva el primer día de su presidencia para crear un grupo de trabajo federal que reunifique a los niños con sus padres separados en la frontera. Sin embargo, según algunos registros, hasta diciembre pasado 628 padres de los miles que fueron separados de sus hijos en la frontera siguen desaparecidos. Y también Biden ha dicho que detendrá la construcción del muro en la frontera entre Estados Unidos y México quitándole los fondos al proyecto.

Hoy, defensores de los derechos de los inmigrantes se reunirán en una llamada de prensa “para dejar claras las prioridades del movimiento, en la víspera de que Joe Biden y Kamala Harris tomen el poder”, dice un comunicado de America’s Voice:

“La administración Biden-Harris debe deshacer el daño de los últimos cuatro años y construir un sistema de inmigración justo, humano y funcional. La nueva administración debe imponer una moratoria en la aplicación, desmantelar la maquinaria de detención y deportación impulsada por administraciones anteriores y construir un enfoque fundamentalmente nuevo para gobernar la inmigración, centrado en un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados, incluidos millones de personas que están sirviendo en roles esenciales en la primera línea de la pandemia”■

This entry was posted in Elecciones, Homepage Feature, Inmigración, Política. Bookmark the permalink.