“En una vieja trailita vivíamos siete mujeres todas apachurradas”

Entrevista con Elisa Martínez Tovar, dirigente del Comité de Defensa del Migrante de San Luis Potosí, México, conducida por Chelis López, del programa Línea Abierta.

Sé que has venido a los Estados Unidos a trabajar con tu visa H2B, cuéntame: qué tipo de trabajos has venido a hacer aquí a los Estados Unidos?

Pues he ido a picar jaiba. Se llama picar jaiba sacar la carne, lo que es el producto de la jaiba. Las veces que he ido, a eso he ido.

¿Cómo fue que te involucraste o te enteraste de este tipo de trabajo? Desde que estabas en México: por qué se te antojó venir a trabajar a Estados Unidos?

Pues estaba acá en mi casa y como la mayoría de personas de mi comunidad va a trabajar a Estados Unidos, pues yo también vi la oportunidad, y más que nada la necesidad y eso fue lo que me animó a buscar trabajo allá. Me dirigí con la reclutadora que recluta la gente aquí en mi estado y, bueno, salió la oportunidad y me fuí.

Fuiste con la reclutadora allá en tu estado que es San Luis Potosí, México. ¿Te cobró esta contratista o reclutadora para ayudarte a hacer los trámites?

Claro que sí. Me cobró, ella me cobró en ese tiempo que fuí, me cobró $3,700 me recuerdo que fue eso $3,700 pesos mexicanos.

Y qué fue lo que te dijo que ibas a venir a hacer, te describió más o menos lo que tenías que hacer al llegar acá?

No, ella no describe, nada más dice van a ir a la jaiba pues así le llaman acá y como la mayoría de las personas que van conocen el trabajo, yo pues era nueva, yo nunca habia ido pero las compañeras con quien iba, pues ellas eran las que sabían y fueron las que nos explicaron y llegando allá pues ahi nos enseñan una semana y ya después empezamos a trabajar, empezamos a agarrarle la onda como decimos y ya pues uno empieza a trabajar.

En qué parte de Estados Unidos estuviste haciendo este trabajo de la jaiba?

Yo estuve en acá por Mississippi, en el estado sería Louisiana.

¿Cuántas veces has venido a trabajar a la jaiba y por cuánto lapso de tiempo?

La primera vez fue por tres meses y la segunda fue seis meses, mi contrato era de nueve meses pero nada más aguanté seis, y llego la temporada de diciembre y me vine, le dije al patrón que me venia porque ya tenía mucho tiempo y pues ya extrañaba a la familia, y no cumplí mi contrato.

No cumpliste el contrato y qué paso, hubo consecuencias?

No, pues le avise a él que me venía y dijo que estaba bien y me vine, pero no conmigo no paso nada porque ya ese patrón ya no volvio a llevar gente de aquí de la comunidad, de Contratados, a trabajar con él.

Y cuéntame esas dos veces que estuviste, la primera tres meses y la segunda seis, cuáles eran las condiciones de tu trabajo y dónde vivías?

Ay, pues ora sí que las condiciones no eran tan buenas, porque nos pusieron a vivir, eramos siete mujeres las que ibamos y nos pusieron a vivir en una trailita con dos habitaciones, al principio cuando recién llegamos el patrón todavía no tenía casa donde ponernos, estuvimos viviendo en su oficina de él, en su estudio, ahí nos acomodó pues ahí en un rincón nos acomodó y ahí estuvimos como una semana mientras nos conseguía una casa, pero pues nos consiguió una trailita y ahí estuvimos viviendo las siete mujeres que ibamos  y pues no, no estaba en buenas condiciones porque estaba pues ya viejita, no teníamos aire acondicionado, no teníamos pues si todo bien para estar siete mujeres ahí viviendo todas apachurradas.

Entonces las condiciones de vivienda no eran las mejores pero sí las de trabajo?

¿Cuántas horas trabajabas y cuánto te pagaban si puedo saber?

Al principio, cuando llegamos pues no nos pagaban por hora, sí nos pagó por hora, ya después que pasó una semana nos pagaba por lo que hicieramos, las libras que hicieramos que eso era lo que ganabamos, nos pagaban a $1.25 la libra.

¿Y cuántas más o menos hacías al día?

Ay pues síque estaba bien difícil porque a veces hacíamos 20, a veces 18 a veces 22, 24 y así variaba cada día. Porque no todos los días… pues la jaiba no es buena todos los días, hoy esta buena, mañana no esta buena, y así varía todo porque no es el mismo producto todos los días.

O sea, que hacías poco en realidad al día?

Sí, la verdad que sí haciamos poco y de ese poquito que ganabamos pues nos descontaba lo de la renta, lo del teléfono y pues lo que nos descontaban ahí, asi que nos quedamos con muy poquito dinero.

Sé Elisa que además de tener esta experiencia de haber venido a trabajar con este tipo de visa H2B, también has colaborado con el Centro de Derechos del Migrante (CDM) y sobre todo cuando escribieron este reporte de “Picked Apart”, me puedes contrar un poquito qué aprendiste y qué impacto crees que ha tenido este trabajo que has hecho con ellos?

Pues la verdad yo sí creo que haya tenido un buen impacto por que a raíz de que nosotros fuimos a… bueno de que se llevo a cabo este reporte, la mayoría de todas las compañeras aquí de la comunidad que son muchísimas las que van, yo les he preguntado cada año que van y regresan, yo les pregunto cómo les fue, cómo las trataron, no pues que bien, ya mejoró la casa, ya la mejoraron, ya no cobran pues todas las cuotas de reclutamiento y también el transporte, porque ya ahora les dan, les devuelven lo que gastan en el transporte, llegando allá el patrón se los devuelve. Y ya viven mejor porque dicen que ya viven menos en una casa que las tienen bien equipadas, bien y las tratan mejor.

CDM | Facebook | Twitter

This entry was posted in Economía, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo