Destacado científico vuelve a desmitificar con datos estereotipos de los latinos

El Dr. David Hayes-Bautista, coautor del estudio y director del Centro para el Estudio de la Salud y la Cultura Latina de la UCLA, dice que el informe desacredita la idea de que los latinos vienen a Estados Unidos a delinquir o vivir de la asistencia pública. “No somos vagos ni delincuentes, venimos a trabajar, y estas cifras lo demuestran”. Foto: UCLA.

El Dr. David Hayes-Bautista, coautor del estudio y director del Centro para el Estudio de la Salud y la Cultura Latina de la UCLA, dice que el informe desacredita la idea de que los latinos vienen a Estados Unidos a delinquir o vivir de la asistencia pública. “No somos vagos ni delincuentes, venimos a trabajar, y estas cifras lo demuestran”. Foto: UCLA.

Marco Vinicio González

El COVID-19 constató la desigualdad social y económica que prevalece en Estados Unidos. Los latinos, considerados trabajadores esenciales para la economía, que no dejaron de trabajar un solo día durante la pandemia con excepción de cuando cayeron gravemente enfermos o murieron a causa del virus, permitieron que muchos otros pudieran llevarse el trabajo a casa y confinarse de manera segura.

Pero siendo los menos asegurados no pudieron asistir al médico cuando contrajeron el coronavirus, siempre en la primera línea de contacto con el público en almacenes, limpieza de hospitales y hoteles, la construcción o en el campo, etcétera, pusieron la mayor cuota de muertes en este país junto con negros e indígenas americanos.

Línea Abierta pone foco una vez más en esta heroica hazaña de los trabajadores esenciales latinos, que a pesar de las adversidades impulsaron la recuperación y el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). Más allá de explicaciones anecdóticas se recurrió al análisis estrictamente científico del Dr. David Hayes-Bautista, Profesor distinguido de Medicina y Director del Centro para el Estudio de la Salud y la Cultura Latina, de la Facultad de Medicina en la Universidad de California (UCLA) en Los Ángeles.

El académico lleva casi medio siglo estudiando a los latinos de manera interdisciplinaria, como demógrafo, economista, historiador, etcétera, y afirma en su más reciente estudio que si los latinos fueran un país dentro de Estados Unidos, serían la quinta potencia económica del mundo.

Dr. David Hayes-Bautista. Foto: UCLA.

Dr. David Hayes-Bautista. Foto: UCLA.

En conversación con Gerardo Guzmán, conductor de Línea Abierta, El Dr. Hayes-Bautista, conocido también en el medio como “El profeta de la salud”, ya desde 1988 había pronosticado que para 2030 los latinos serían el 45 por ciento de la población de California.

-Parece que esta premonición está por hacerse realidad… ¿Por qué considera que los latinos, como usted dijo, son “una de las mejores cosas que le han pasado a California”? -preguntó Guzmán.

“Bueno, no fue premonición. Yo soy científico… demógrafo, epidemiólogo… fue a base de proyecciones demográficas”.

Pero la respuesta de muchos a sus hallazgos fue muy negativa, dice el científico. “Porque mucha gente me decía: ‘Usted me dice que para 2030 casi la mitad en California va a ser de origen latino… eso va a ser el fin de California’. ¿Y por qué lo dice usted? ‘Porque los latinos son unos criminales, pandilleros, madres precoces viviendo a expensas del Estado, va a ser la ruina’”.

Estas reacciones, dice Hayes-Bautista, “me llevaron a escribir mi segundo libro, La Nueva California…. Ya estamos al 40% y con 7 años todavía para llegar a 2030. Lo que no entienden es que los latinos aportamos a la economía, a la sociedad y al estado de California…”.

Analizando datos del censo que se remontan a 1940, “…vi que los latinos tenemos la tasa más alta de participación en la fuerza laboral que incluso los mismos anglosajones; que trabajábamos más horas por semana, más en el sector privado, y menos para el gobierno; y que utilizábamos el welfare menos que cualquier otro grupo”.

En su esfuerzo por divulgar los valiosos hallazgos de sus investigaciones el Dr. Dice que “también hablé de la salud, de la escolaridad…, de todo lo que aportamos”. Lo que resultó “muy opuesto al estereotipo que muchos tienen, inclusive muchos así llamados, investigadores… con la opinión pública del momento en contra… esta es una actualización de los datos de 2015”.

El Dr. Hayes-Bautista pensó entonces usar el Producto Interno Bruto (PIB) como instrumento de persuación, según dijo. “… el PIB que producimos los 62 millones de latinos en la nación y además en el estado de California… No somos lo que cuentan los estereotipos. Somos ¡todo lo opuesto!”.

-¿Es sólo por los típicos racismos, nacionalismos…, o esto responde a razones más profundas?

“Hay razones más profundas”, explica. Incluso en el ala liberal del espectro político nacional, “también tienen estos estereotipos”. Creen que los latinos necesitan mucho apoyo, “pobrecitos”, ironiza el académico, “no pueden hacer nada por sí mismos… Y hay la reacción racista también… nunca toman en cuenta los datos confiables del mismo censo, del instituto de salud, etcétera. Hacen sus proyecciones a base de estereotipos”.

Existe una noción muy arraigada que impulsó Donald Trump de que los latinos son ‘bad hombres’, dice Guzmán.

-¿Cómo contrarrestar ese estereotipo?
-¡Con cifras!
-¡Vengan!

Respecto a la criminalidad, “cuando llegan los inmigrantes a un barrio la tasa de criminalidad baja. Si vemos la población encarcelada en California, los latinos no están ni sobre ni subrepresentados. Simplemente son el 40% de la población en California y en las prisiones”.

En cuanto a si son pandilleros, “quiero recordarles que el pandillerismo es un carácter muy arraigado en la sociedad de Estados Unidos. Tenemos pandilleros blancos, pero a veces les llaman ‘patriotas’. Portan armas automáticas, van a la frontera a disparar a los inmigrantes… Tenemos pandilleros asiáticos, rusos, de todo tipo. Y hay pandilleros latinos, pero ni más ni menos que en otras comunidades”.

Y se pregunta cuántas matanzas ha habido hasta este mes de julio. “En el último fin de semana”, se contesta, “como una docena de tiroteos; una docena más de gentes muertas… nuestra tasa de muerte por balazos es casi diez veces más alta que en otros países europeos… no son nada nuevo esos estereotipos, los he visto a partir de 1848”.

Otro estereotipo muy socorrido, dice Hayes-Bautista es el de los latinos que son perezosos y viven todos del welfare…  “‘Nos están robando los trabajos’… O estamos trabajando, o somos todos perezosos, pero no podemos ser las dos cosas al mismo tiempo”.

Para seguir oyendo estas perlas de información científica, escuche esta Línea Abierta.

This entry was posted in Economía, Homepage Feature, Inmigración, Inmigrantes, Justicia Racial, Salud. Bookmark the permalink.