De entre miles de niños migrantes separados de sus padres en la frontera, 545 progenitores siguen extraviados

Niños detenidos en una de las facilidades de la Patrulla Fronteriza en Brownsville, Texas. Foto: www.pbs.org

Niños detenidos en una de las facilidades de la Patrulla Fronteriza en Brownsville, Texas. Foto: www.pbs.org

De la redacción

Importantes esfuerzos para rastrear a los padres de niños migrantes separados en la forontera sur de Estados Unidos por Inmigración, aún no han sido localizados 545 de sus padres o madres, revelan documentos judiciales presentados esta semana en un caso que cuestiona esta política del servicio de Inmigración y Control de Aduanas, ICE, implementada bajo la controvertida política federal de “Cero Tolerancia” a partir de 2017. Documentos de la corte revelan que esos 545 padres migrantes se hallan extraviados y que aproximadamente 60 de esos niños separados tenían menos de 5 años cuando fueron literalmente arrancados de los brazos de sus progenitores.

La búsqueda de los padres de miles de niños se está haciendo actualmente a través de anuncios en la radio por todo México y Centroamérica. “Investigadores designados por un tribunal -estadunidense- recorren en motocicleta las comunidades rurales de las laderas de Guatemala y se presentan en los juzgados de Honduras para realizar búsquedas en los registros públicos”, reporta The New York Times.

Además, afirma que se dio a conocer que aunque los intentos por encontrar a los padres separados de sus hijos -e hijas- han estado ocurriendo durante años, “el número de padres que han sido considerados ‘inalcanzables’ es mucho mayor de lo que se sabía”.

En un informe judicial se dice que por primera vez, de las familias separadas en junio de 2018 unos 2 mil 700 niños fueron separados de sus padres tras cruzar la frontera a Estados Unidos. “Después de meses de búsqueda por parte de un comité directivo designado por la corte, que incluye un bufete de abogados privado y varias organizaciones de defensa de inmigrantes, todas esas familias fueron finalmente localizadas y se les ofreció la oportunidad de reunirse”.

Pero también se dice que la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos confirmó en un informe en enero de 2019 que muchos más niños de lo que se piensa habían sido separados, incluso bajo un programa piloto no revelado y llevado a cabo previamente en El Paso, Texas, entre junio y noviembre de 2017. Antes de que entrara en vigor oficialmente la política de “cero tolerancia” de la administración Trump, se había ordenado que los fiscales presentaran “cargos penales contra quienes cruzaron la frontera sin autorización”.

Y con el argumento de que ya era irrelevante entregar documentos del caso a los litigantes defensores de los inmigrantes, porque supuestamente los niños “ya han sido liberados de la custodia federal al cuidado de los patrocinadores”, y sus padres ya han sido deportados sin ellos, la administración Trump ignoró estas demandas durante meses.

El Times señala así mismo que por una orden judicial de junio de 2019, “el gobierno finalmente reconoció que otros mil 556 niños habían sido separados de sus familias; 200 de ellos tenían menos de 5 años en el momento en que sus padres fueron detenidos”. Y agrega que conforme pasó el tiempo se hizo más difícil la búsqueda, “por la cantidad de tiempo transcurrido entre el momento en que los niños fueron liberados de la custodia federal y cuando los investigadores voluntarios comenzaron a tratar de encontrarlos”.

Por si fuera poco, súbitamente llegó la pandemia de Covid19 y los viajes por Centroamérica para realizar estas búsquedas se volvieron infinitamente más difíciles, dice la fuente.

Como se recordará, en un pasaje del caso legal sobre separaciones familiares en el Tribunal Federal de Distrito en San Diego, California, supervisado por la jueza Dana Sabraw, se señala que los esfuerzos de búsqueda continuarán y el gobierno deberá proporcionar información sobre cualquier familia adicional que haya sido separada en la frontera.

A octubre de 2019 el gobierno federal había proporcionado información de contacto de más de mil 100 padres adicionales que habían sido separados de sus hijos, pero dijo que no revelaría información sobre unos 400 padres porque esas personas “tenían antecedentes penales que impidieron al gobierno de Estados Unidos reunirlos con sus hijos”, bajo las políticas del Departamento de Seguridad Nacional.

Y por último, de los más de esos mil 100 menores separados, el comité directivo ha podido localizar a los padres de sólo 485 niños adicionales. El resto, o 545 de ellos no se han encontrado todavía, para su reunificación, concluye la fuente■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo