De la Lucha a la Resistencia: El Impacto Económico de los Refugiados en Estados Unidos

Egum Ali, mujer húngara de 41 años de edad dijo:

Egum Ali, mujer húngara de 41 años de edad dijo: “Estamos muy contentos de haber terminado en Hungría. Nos encanta este país y queremos vivir aquí. Es por eso que abrimos nuestro restaurante”. Foto: http://www.unhcr.org

De la redacción

El estudio de New American Economy, y de reciente publicación, “De la Lucha a la Resistencia: El Impacto Económico de los Refugiados en América (Estados Unidos)”, arrojó interesantes revelaciones. Por ejemplo, que los refugiados ganaron más de 77 mil millones de dólares en ingresos familiares, de los que pagaron al Tío Sam casi 21 mil millones en impuestos nada más en 2015.

Este informe ofrece uno de los pocos análisis exhaustivos de cómo los refugiados contribuyen a la economía estadunidense en general. Contribuciones de un segmento pequeño y a menudo mal entendido de la población nacida en el extranjero, afirma el reporte.

El estudio utiliza la Encuesta de la Comunidad Americana (ACS), un sondeo que duró los 5 años previos a 2015, y que proporciona una imagen amplia y representativa de los 3.4 millones de refugiados que llegaron a Estados Unidos a partir de 1975. La fuente “demuestra la fuerte trayectoria económica ascendente a largo plazo experimentada por muchas familias de refugiados, y da evidencia de que, en lugar de drenar las comunidades, la alta tasa de participación en la fuerza de trabajo de los refugiados y su espíritu de emprendimiento sostiene y fortalece en cambio a sus nuevas ciudades”.

Así mismo, a través de un comunicado el Foro Nacional de Inmigración (NIF) habla de “las ventajas económicas de dar acogida a los refugiados en nuestras comunidades… que superan con creces el costo de su estadía en este país”.

Los refugiados hacen importantes contribuciones incluso cuando construyen nuevas vidas después de huir de situaciones desesperadas, dice el informe de New American Economy. 13 por ciento de todos los refugiados en Estados Unidos eran empresarios, en comparación con sólo el 9 por ciento de la población nacida en este país. El informe, publicado en vísperas del Día Mundial del Refugiado, señaló también que “más de 180 mil empresarios refugiados vivían en Estados Unidos en 2015”.

Además, dice, los refugiados pagan más impuestos de lo que reciben en beneficios, a largo plazo, según un documento reciente de la Oficina Nacional de Investigación Económica. “Los refugiados que ingresaron al país como adultos pagan un promedio de 21 mil dólares anuales más en impuestos, de lo que reciben en beneficios después de vivir aquí por 20 años”.

Ali Noorani, director ejecutivo del referido Foro Nacional de Inmigración afirma que “Nuestros valores compartidos como estadunidenses nos obligan a acoger a refugiados que huyen de la violencia y la persecución”. El apoyo a estas comunidades vulnerables sigue siendo fuerte, sostiene: “El reasentamiento de los refugiados representa un riesgo mínimo de seguridad y los beneficios económicos son claros… El Congreso y el gobierno de Trump deben garantizar que los refugiados cuenten con el apoyo que necesitan para integrarse plenamente y para contribuir a que nuestro país alcance todo su potencial”.

Otros datos tomados por esta redacción directamente del referido estudio establecen además que los refugiados contribuyen significativamente a nuestra economía como asalariados y contribuyentes. “En 2015, los casi 2.3 millones de refugiados capturados en nuestro análisis ganaron un colectivo de 77.2 mil millones de dólares en ingresos de los hogares. También contribuyeron con 20.9 mil millones en impuestos. Eso los dejó con 56.3 mil millones en renta disponible, o energía de gasto, para utilizar en los negocios de Estados Unidos”.

Y mientras que los refugiados reciben asistencia inicial al llegar a Estados Unidos, observan aumentos particularmente bruscos de los ingresos en los años subsiguientes. “Si bien los refugiados aquí, de cinco años o menos tienen un ingreso familiar medio de aproximadamente 22 mil dólares, esa cifra se triplica más en las siguientes décadas, creciendo mucho más rápido que otros grupos nacidos en el extranjero”.

En el momento en que un refugiado ha estado en el país por lo menos 25 años, “su ingreso mediano por familia alcanza los 67 mil dólares anuales, o un total de 14 mil dólares más que la renta mediana de los hogares de los estadunidenses en general”.

Además, los refugiados hacen contribuciones particularmente significativas a las economías de varios estados clave, afirma el estudio. “En 18 estados de Estados Unidos -incluyendo Minnesota, Michigan y Georgia-, los probables refugiados en nuestra muestra tienen más de mil millones de dólares en poder adquisitivo. Solamente en California, su poder adquisitivo suma más de 17 mil millones, mientras que en Texas la cifra equivalente es más de 4 mil 600 millones.

Otros datos de relevante importancia, como “aún más que otros inmigrantes, los refugiados toman medidas para establecer raíces y construir vidas en Estados Unidos… o en una época en que el país enfrenta desafíos demográficos sin precedentes, los refugiados están en una posición única para ayudar”, puede hallarlos en el estudio competo que puede leer en inglés en el enlace de abajo:

From Struggle to Resilience: The Economic Impact of Refugees in America

.

This entry was posted in Economía, Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.