Comisionado de Seguros de CA busca frenar prácticas discriminatorias de aseguradoras

Los bomberos echan agua a presión con sus mangueras en una casa en llamas cerca de Santa Clarita, California. Foto: www. phys.org.

Los bomberos echan agua a presión con sus mangueras en una casa en llamas cerca de Santa Clarita, California, que sus prpietarios vana reparar recurriendo a su seguro  Foto: www. phys.org.

Marco Vinicio González

Una de las prácticas depredadoras de algunas compañías de seguro puede hallarse en “el sesgo y uso discriminatorio de datos del consumidor” por parte de aseguradoras, dice un Boletín de la oficina del Comisionado de Seguros de California, Ricardo Lara, que anuncia medidas para traer a cuentas a las compañías de seguro que pudieran incurrir en estas prácticas, pues dicha conducta “no tienen cabida en el mercado de seguros de California”.

Por su parte, la publicación especializa, Marketplace, citando un estudio de ProPublica señala que desde hace años las compañías de seguro han venido imponiendo a las personas que viven en vecindarios de las minorías, pagos de hasta un 30 por ciento más altos que a la gente blanca en costos de accidentes similares o con el mismo riesgo. Algunas aseguradoras importantes, dice, “cobran más a las personas de más bajos ingresos o de las minorías, entre las que se hallan millones de latinos.

Esta noción es apoyada por un Reporte Especial de Consumer Reort, La Verdad Sobre el Seguro de Automóvil, “un análisis exclusivo de datos sobre más de 2 mil millones de cotizaciones de precios de seguros de automóviles en todos los códigos postales de Estados Unidos”, que expone lo que las aseguradoras no quieren que se sepa: “lo bien que conduce puede tener poco o nada que ver con lo que paga”.

Estos estudios han echado a nadar la alarma sobre “el uso de factores como puntajes de crédito, títulos universitarios y códigos postales para establecer tarifas de seguros de hogares y automóviles”, que los defensores del consumidor dicen que “pueden dar lugar a la discriminación de las personas de color en los vecindarios urbanos, a los que a veces cobran cientos de dólares más por la cobertura que a sus vecinos suburbanos”; léase blancos, en general.

De ahí que el Comisionado Lara tenga bases para sustentar sus señalamientos y “comprometerse a utilizar todas las herramientas para evitar dichas prácticas injustas dirigidas a los californianos, muchos de los cuales son de bajos ingresos y de comunidades de color”.

Y agrega que busca garantizar que se respeten las protecciones de los consumidores en virtud de la Ley de derechos civiles Unruh, que “brinda protección contra la discriminación por parte de todos los establecimientos comerciales en California, incluidas las viviendas y los lugares públicos, debido a la edad, ascendencia, color, discapacidad, origen nacional, raza, religión, sexo y orientación sexual”, y varias otras leyes del Código de Seguros de California.

“Me preocupa seriamente que el uso cada vez mayor de los datos de los consumidores por parte de las compañías de seguros exacerben las desigualdades o hagan que se cobre más a los consumidores, ya sea deliberada o inadvertidamente”, dijo Lara. “Los algoritmos y la inteligencia artificial son susceptibles a los mismos sesgos y discriminación que históricamente hemos visto en los seguros. Estoy comprometido a luchar para proteger a los californianos asegurando un trato justo e igualitario para todos e investigando prácticas injustas y discriminatorias”.

Además, la Federación de Consumidores de Estados Unidos y el Centro para la Justicia Económica publicaron un documento de investigación que afirma que con el “uso cada vez mayor de datos de terceros y algoritmos complejos por parte de las aseguradoras, el potencial de sesgo algorítmico y discriminación de proxy ha crecido dramáticamente”■

This entry was posted in Economía, Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.