Chocantes revelaciones de jefe de Seguridad Pública cambian la narrativa sobre Uvalde

Imágenes de cómo la policía detiene, esposa y rocía con gas pimienta a padres de los niños de la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas, mientras el asesino acaba con la vida de 19 menores y dos maestras el 24 de mayo de 2022. Foto: https://childcareblogcom.wordpress.com/YouTube.

Imágenes de cómo la policía detiene, esposa y rocía con gas pimienta a padres de los niños de la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas, mientras el asesino acaba con la vida de 19 menores y dos maestras el 24 de mayo de 2022. Foto: https://childcareblogcom.wordpress.com/YouTube.

Marco Vinicio onzález

Un día después del nuevo relato condenatorio del Texas Tribune basado en entrevistas, imágenes de vigilancia y transcripciones del tráfico de radio y llamadas telefónicas del día del tiroteo en la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas, este martes salieron a la luz pública perturbadoras revelaciones sobre el comportamiento de las fuerzas del orden en el asesinato de 19 menores y dos maestras el 24 de mayo en ese poblado.

Durante una audiencia de comité del Senado de Texas el director del Departamento de Seguridad Pública estatal, Steve McCraw reveló una sorprendente evaluación de “lo mal que manejó la respuesta al tiroteo masivo” la policía local de Uvalde.

Dijo que, a diferencia de lo divulgado dsdepor  el gobernador Greg Abbott hasta los funcionarios locales y la Asamblea estatal dominada por los republicanos, en dicho asalto “había suficientes policías debidamente equipados para detener el tiroteo”, tan pronto como sólo tres minutos después de que comenzara la masacre, en lugar de la hora y 14 minutos que tomó la respuesta policial.

McCraw señaló con dedo acusador que una puerta del salón de clases donde el tirador estaba causando estragos estuvo abierta y no cerrada con llave, contradiciendo las afirmaciones acerca de que parte de la razón por la que se tardó tanto en neutralizar al tirador fue que la puerta estaba atrancada. Y consideró la tardía actuación de la policía como un “fracaso abyecto”, que no tuvo en cuenta los protocolos estándar para situaciones de tiradores activos.

“Los oficiales tenían armas, los niños no tenían ninguna. Los oficiales tenían chalecos antibalas, los niños no tenían ninguno. Los oficiales tenían entrenamiento, el sujeto no tenía ninguno”, declaró McCraw en la referida audiencia, según transmitieron ayer martes distintos canales de televisión nacional.

El informe de McCraw no encontró que los agentes del orden intentaran siquiera ver si las puertas del salón de clases estaban cerradas con llave, y que incluso si las puertas hubieran estado cerradas, “los agentes de la policía tenían las herramientas para entrar rápidamente en la sala de todos modos”.

La progresista revista The American Prospect había publicado en junio cómo las tasas de resolución de delitos por parte de la policía “han caído a mínimos históricos” en los últimos años. “El creciente escrutinio público de la eficacia de la vigilancia estándar que está surgiendo en todo el país, en última instancia, servirá al bien público”, dice el ensayo.

“La vigilancia es un trabajo duro; a los oficiales de policía se les debe asignar un conjunto más limitado de responsabilidades básicas, y exigirles que también sean más competentes y responsables al cumplirlas”■

This entry was posted in Homepage Feature, Política, Salud. Bookmark the permalink.