Avanza Trump en su guerra contra los niños inmigrantes presos

Un día cualquiera en la vida de un niño inmigrante preso, ahora posiblemente por tiempo indefinido en un centro de detención de ICE. Foto: Mother Jones.

Un día cualquiera en la vida de un niño inmigrante preso, ahora posiblemente por tiempo indefinido en un centro de detención de ICE. Foto: Mother Jones.

De la redacción

El Registro Federal del Archivo Nacional, o Diario Oficial de Estados Unidos dio a conocer hoy que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) así como otras ramificaciones de esta dependencia federal, proponen modificar las reglamentaciones relacionadas con la aprehensión, procesamiento, cuidado, custodia y liberación de menores extranjeros detenidos en cárceles de Inmigración.

Las reglamentaciones que derivan del arreglo (settlement) judicial conocido como el Acuerdo Flores (FSA), iniciado en 1985 con la demanda colectiva, “Flores v. Reno”,  modificad0 en 1997 (por la rama de Inmigración, Aprehensión, Procesamiento, Cuidado y Custodia de Extranjeros, HSA y TVPRA) y luego modificado por último en 2001, determina que un inmigrantes menor no puede permanecer en cautiverio del gobierno más de 20 días tras los cuales debe ser liberado.

Pero la administración federal cacaba de dar un primer paso oficial para abandonar dicho Acuerdo Flores, con una medida que según defensores de los inmigrantes podría llevar a una rápida expansión de los centros de detención (ya en este mismo espacio hemos hablado de las fortunas que se amasan alrededor del negocio de las prisiones).Esto podría también ampliar el tiempo de custodia para los menores simplemente ignorando la ley, y hasta podría ser idefinido.

En su página web el Diario Oficial de la Nación anuncia hoy que “Las partes que llegaron la resolución judicial conocida como el Acuerdo de Transacción de Flores (FSA), establecen que éste terminará cuarenta y cinco días después de la publicación de las regulaciones finales que implementan dicho acuerdo”, y será dado a conocer a través de este y otros medios.

La regla adoptaría disposiciones reglamentarias que son paralelas a los términos relevantes y sustantivos del acuerdo FSA. Al parecer, se asemejan al mundo paralelo, o de ‘verdades alternativas’ que rige el universo de esta administración y domina la mente del presidente sentado en Casa Blanca actualmente.

En un extensísimo documento el Diario Oficial anuncia que más adelante dará a conocer algunas modificaciones discutidas –no dice con quién- “para reflejar los cambios estatutarios y operativos intermedios, consistentes con la HSA y TVPRA, al tiempo que se proporcionan protecciones y estándares sustantivos similares”.

En otras palabras, dice la fuente, “terminaría el Acuerdo Flores (FSA)”, de manera viable y a la luz de las modificaciones posteriores –hechas por ellos mismos-, pero a cambio la nueva regla ofrecería “de manera satisfactoria” que se cumpliría con el propósito básico de la FSA.

Es decir, “que todos los menores bajo custodia del gobierno reciban un trato digno, respetuoso y con especial preocupación por su vulnerabilidad particular como menores de edad”. Pero el anuncio omite hablar del límite de tiempo de custodia para los menores. O sea, podrían permanecer presos indefinidamente, aunque eso sí, con sus familias, juntos todos ellos en cautiverio.

Ayer la Secretaria de Seguridad Interior (DHS), Kirstjen Nielsen dijo en un comunicado: “Hoy, las lagunas legales obstaculizan significativamente la capacidad del Departamento para detener apropiadamente y eliminar rápidamente las unidades familiares que no tienen base legal para permanecer en el país”.

Y en relación a la modificación que hicieron al acuerdo Flores, agregó: “Esta regla aborda uno de los principales factores de atracción para la inmigración ilegal y permite al gobierno federal hacer cumplir las leyes de inmigración aprobadas por el Congreso”.

Vale recordar que hasta esta semana el gobierno federal afirmaba haber reunido a uno mil 455 niños inmigrantes con su familias, de los 2 mil 551 menores que permanecían separados hasta hace muy poco. Pero todavía 497 niños inmigrantes permanecen en custodia, sin sus padres, incluidos 22 infantes de 5 años o menores, y 463 padres han sido deportados, según datos de The Washington Post / MSNBC.

La medida anunciada por Kirstjen Nielsen vaticina un nuevo pleito de inmigración en los tribunales muy pronto, dicen expertos. Y se produce a menos de tres meses “después del intento efímero de la administración Trump de detener el aumento de los solicitantes de asilo centroamericanos al separar a los niños de los padres que ingresaron ilegalmente”, reporta el Post.

Familias con semanas esperando en el puente fronterizo Tijuana-San Ysidro, para ser recibidos por los agentes de Inmigración, intentan entrar a las oficinas migratorias. Foto: The Huffpost.

Familias con semanas esperando en el puente fronterizo Tijuana-San Ysidro, para ser recibidos por los agentes de Inmigración, intentan entrar a las oficinas migratorias. Foto: The Huffpost.

Como se recordará esa práctica fue ampliamente condenada y forzó a la administración Trump a revertir el rumbo y recomponer su ‘estrategia’ (algunos dicen que esta administración carece de verdaderas estrategias, aunque si emite políticas malignas, como la Cero Tolerancia, causante de tantos males).

Defensores de los inmigrantes afirman que la actual administración tiene la autoridad para crear regulaciones que reemplacen el Acuerdo Flores, y que los funcionarios ignoran sus protecciones sustantivas, en su voraz intento de deportar inmigrantes.

¿Y el Congreso, los republicanos?■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.