Autoridades de salud en CA sancionan a Foster Farms por negligencia ante el covid

Línea de trabajo en una planta avícola de Foster Farms. Foto: https://www.chickencheck.in.

Línea de trabajo sin guardar la distancia requerida, en una planta avícola de Foster Farms. Foto: https://www.chickencheck.in.

Estados Unidos cuenta con la friolera cifra de casi 33 millones de casos confirmados, 22 mil 581 nada más ayer, y 590 mil 628 decesos.Sin embargo hoy el país mantiene un promedio de unos 30 mil casos de infección del Covid-19 al día, cifra considerada sin embargo como la menor en 11 meses, y las muertes también se hallan en sus niveles más bajos desde el verano pasado, dice el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, CDC. Pero existen serias preocupaciones por los rebrotes del virus en las plnatas procesadoras de alimentos. Hay sanciones.

De la redacción

Cuando casi dos de cada cinco personas en Estados Unidos están completamente vacunadas porque aproximadamente 1.8 millones de personas reciben una inyección cada día, ningún estado está experimentando sin emabrgo un aumento importante de casos nuevos, y muchos han visto disminuciones del 40 por ciento o más en las últimas dos semana, dicela el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, CDC.

Pero hoy, como a comienzos de la pandemia, los brotes de contagio en las plantas procesadoras y empacadoras de carnes y alientos siguen siendo una auténtica mortificación para las autoridades de salud, pero sobre todo para las familias de trabajadores esenciales, léase inmigrantes muchos de ellos indocumentados.

Ante este sombrío panorama que hemos reportado amplia y oportunamente en este espacio informativo, la División de Salud y Seguridad Ocupacional de California (Cal / OSHA), ha citado a Foster Farms por no proteger a los trabajadores del COVID-19 en su planta avícola y centro de distribución de Livingston.

California cuenta por ejemplo con 3 millones 779 mil 843 casos, y 62 mil 978 defunciones según un banco de datos. Y por eso ha vuelto a echar a andar las luces de alarma con los brotes de infecciones que no han cesado en las referidas plantas procesadoras.

La agencia estatal ha emitido a la compañía avícola multimillonaria una multa de 181 mil 500 dólares, lo que convierte a esta en una de las citaciones más elevadas durante la pandemia de COVID-19, dice un comunicado de Cal / OSHA.

Ya en su oportunidad María Esquinca, colaboradora de Noticiero Latino y parte de la Colaborativa de Noticias del Valle Central, mediante entrevistas con funcionarios, con trabajadores y organizadores, así como comunicados de prensa e informes de noticias creó una cronología del brote de COVID-19 en la planta de Foster Farms en Livingston, donde cerca de 400 trabajadores dieron positivo por COVID-19 y ocho de esos empleados han fallecido.

Por su parte Erika Monterroza, portavoz del Departamento de Relaciones Industriales Foster Farms declaró que apelará la violación señalada en la citación de Cal / OSHA, que abrió la inspección en dicha planta el mes de julio después de recibir una notificación de que un empleado había muerto por complicaciones de COVID-19, según un comunicado de la agencia estatal este lunes.

El texto de Cal / OSHA señala que luego de su investigación, completada el 17 de mayo, la agencia alega que “Foster Farms y una de sus agencias de personal no informaron de inmediato al menos cuatro muertes de empleados en la planta de procesamiento de alimentos de la compañía en el condado de Merced el verano pasado”.

Cal / OSHA también alega que la compañía no “estableció, implementó y mantuvo” un sistema eficaz para comunicarse con sus empleados contratados, con respecto a COVID-19 en el lugar de trabajo. Incluso, dice, “con respecto a infecciones, brotes y muertes”.

Sostiene que Foster Farms “no comunicó las medidas que estaba tomando para prevenir la exposición de los empleados al virus”. Además, “no mantuvo un Programa de Prevención de Lesiones y Enfermedades efectivo”, así como tampoco implementó métodos o procedimientos para arreglar las condiciones que dejaban a sus empleados y empleadas en mayor riesgo de contraer el COVID-19.

Cal / OSHA afirma que el empleador “tampoco proporcionó ni implementó el uso de cubre bocas efectivos; ni el distanciamiento físico entre los empleados; y no proporcionó barreras físicas efectivas entre los empleados, entre otras violaciones”.

Además, abrió una investigación separada en el centro de distribución de Livingston, que alega violaciones similares a las de la instalación de procesamiento, incluida “la falta de informar al menos tres muertes debido a enfermedades relacionadas con COVID-19 el verano pasado; la falta de comunicación efectiva sobre COVID-19 en el lugar de trabajo; y la falta de implementación de métodos o procedimientos para corregir las condiciones que amenazaba la salud de los empleados”.

En total, concluye el comunicado, Cal / OSHA ha emitido otras sanciones a Foster Farms por un valor de 103 mil 100 dólares, relativas a “cinco infracciones reglamentarias graves, una repetida y dos reglamentarias en su planta de Livingston”.

También emitió sanciones con valor de 78 mil 400 dólares por tres infracciones reglamentarias graves, una repetida y dos reglamentarias en el centro de distribución. Y además, emitió multas a cuatro agencias de personal que proporcionan a Foster Farms trabajadores contratados: Human Bees (41 mil dólares); Marcos Renteria Ag Services, Inc (36 mil); Intermountain Employment Services, que opera como Ascent Staffing (18 mil); y Staffing Solutions, que opera como Balance Staffing (16 mil 200 dólares)■

Trabajador de planta procesadora de carne avícola sin cubre boca a la hora del trabajo. Foto: https://www.oxfamamerica.org.

Trabajador de planta procesadora de carne avícola sin cubre boca a la hora del trabajo. Foto: https://www.oxfamamerica.org.

Nota:

Según la portavoz de Foster Farms, Erika Monterroza dijo que dos de las agencias, Human Bees y Marcos Rentería ya apelaron las violaciones con el Departamento de Relaciones Industriales. A fines de agosto, señala, los funcionarios de salud pública del condado de Merced ordenaron el cierre de las instalaciones de Livingston de Foster Farms durante un brote masivo de COVID-19. En ese momento, al menos 358 empleados habían dado positivo por el virus y al menos ocho empleados habían muerto. Tras una demanda de United Farm Workers, un juez de la Corte Superior del Condado de Merced otorgó en febrero una orden judicial preliminar contra Foster Farms, para que la compañía proteja a sus trabajadores de Livingston de potenciales infecciones con COVID-19.
This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature, Salud, Trabajo. Bookmark the permalink.