Aplaza gobierno federal pausa en el pago de la deuda estudiantil hasta fin de año

La moratoria de pagos de los estudiantes vence el primero de mayo. Foto: José López Zamorano.

La moratoria de pagos de los estudiantes vence el primero de mayo. Foto: José López Zamorano.

Marco Vinicio González

El presidente Joe Biden anunció hoy su tan esperado plan para cumplir su promesa de campaña de proporcionar 10 mil dólares en cancelación de deuda para unos 20 millones de estadunidenses, y hasta 10 mil dólares más para aquellos con mayor necesidad financiera.

La administración Biden-Harris, a través del Departamento de Educación de Estados Unidos (DOE) extendió una el final de la pausa al pago de los préstamos estudiantiles, los intereses y los cobros hasta el 31 de diciembre de 2022. Pero los deudores o prestatarios tendrán que reanudar sus pagos en enero de 2023.

El DOE proporcionará la cancelación de la deuda estudiantil, pero la específica a los prestatarios con préstamos del propio Departamento.

Los deudores con ingresos anuales durante la pandemia de menos de 125 mil dólares (para individuos) o menos de 250 mil dólares (para parejas casadas o cabezas de familia) que recibieron una Beca Pell en la universidad serán elegibles para recibir hasta 20 mil dólares de cancelación de la deuda. Los que cumplieron con esos estándares de ingresos pero no recibieron una Beca Pell serán elegibles para un alivio de hasta 10 mil dólares.

La administración señala que casi 8 millones de prestatarios pueden ser elegibles para recibir alivio automáticamente. Pero también afirma que “la deuda de préstamos estudiantiles ha obstaculizado la capacidad para lograr sus sueños, incluida la compra de una casa, iniciar un negocio o mantener a tu familia”.

Por su parte el secretario de Educación de Estados Unidos, Miguel Cardona anunció la intensión del gobierno para “arreglar los programas que ya no funcionan para otorgar ayuda federal a estudiantes, y que se debe más bien brindar un alivio sin precedentes a los deudores… Estamos entregando un alivio específico que ayudará a garantizar que los prestatarios no se encuentren en una peor posición financiera debido a la pandemia, y para restaurar la confianza en un sistema que debería crear oportunidades, no una trampa de deuda”.

Es por otro lado es alarmante la brecha entre los estudiantes latinos que terminan una carrera universitaria y los que no. Seis años después de ingresar a la universidad en 2015, el 51 por ciento de los estudiantes latinos había completado sus títulos en comparación con el 69% de los estudiantes blancos. Más de uno de cada cinco latinos conforman el creciente subgrupo de estudiantes con “algo de universidad, sin título”, lo que afecta su potencial de ingresos.

El DOE propone también cambios a largo plazo en el programa de Condonación de Préstamos por Servicio Público (PSLF), incluidos “pagos parciales, de suma global y atrasados. Y para permitir ciertos tipos de aplazamientos e indulgencias, como las que reciben el servicio del Cuerpo de Paz y AmeriCorps, el servicio de la Guardia Nacional y el servicio militar”.

También está tomando medidas, dice, para reducir el costo de la universidad a los estudiantes y sus familias, y “responsabilizar a las universidades por aumentar los costos, especialmente cuando no brindan buenos resultados a los estudiantes”. Y anuncia que tomará medidas contra las universidades que han contribuido a la crisis de la deuda estudiantil. Y que además propondrá restablecer y mejorar una regla para “responsabilizar a los programas profesionales por dejar a sus graduados con deudas inasequibles”■

Lectura Pertinente:

Nueva encuesta muestra que los préstamos estudiantiles están obstaculizando la capacidad de los latinos para prosperar económicamente

This entry was posted in Educación, Elecciones, Homepage Feature, Jóvenes, Política. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo