A punto de extinguirse el crédito tributario por hijos, Manchin y Sinema guardan silencio

El crédito fiscal por hijos está a punto de finalizar, pero os demócratas luchan para extenderlo de manera ampliada hasta 2022. Foto: https://www.nerdwallet.com.

El crédito fiscal por hijos está a punto de finalizar, pero os demócratas luchan para extenderlo de manera ampliada hasta 2022. Foto: https://www.nerdwallet.com.

Una importante pieza del Plan de Rescate Estadunidense de la administración Biden-Harris para los habitantes de bajos ingresos económicos es el programa ampliado para el crédito tributario por hijos, que fue aprobado en marzo para ayudar a más de 36 millones de residentes en Estados Unidos, y que teóricamente habría llegado a su fin este miércoles 15 de diciembre aunque los demócratas luchan por extender la duración hasta el 2022.

De la redacción

Como se sabe, el programa de créditos tributario por hijos envía cheques mensuales a las familias elegibles con niños, por hasta 300 dólares mensuales para cada menor de seis años, y 250 dólares al mes para niños de 6 a 17 años de edad. Pero para las familias que tienen ingresos más altos, la cantidad que reciben se va reduciendo gradualmente según el monto de sus ingresos.

Con todo, los planes para terminar dicha legislación antes de que finalice este año parecen dudosos, mientras los demócratas luchan por lograr la unanimidad dentro de sus propias filas para pasar en el Senado el Biden, Build Back Better, y trabajan para evitar que el crédito por hijos se desvanezca entes del 2022. Dicho paquete ampliaría también el acceso al kinder, subvencionaría el cuidado infantil y crearía una serie de incentivos fiscales para impulsar la energía limpia o renovable.

Pero es el senador demócrata por Virginia Occidental, Joe Manchin se niega a decir si apoyará el proyecto de ley. Y junto con su correligionaria de Arizona, Kyrsten Sinema, que es la otra piedra en el zapato demócrata han diluido el monto del paquete de ley original.

Para Manchin, el crédito tributario por hijos ha sido siempre un punto de discordia, aunque también el tema de la inmigración, los 15 dólares por hora y acabar con el filibusterismo para poder pasar el paquete de infraestructura social, como si omitir el obstruccionismo significara el fin del mundo y mejor no cambiar las sacrosantas escrituras del Senado federal.

Sin embargo, tanto Manchin como Sinema, votaron recientemente para aumentar el límite de la deuda y presupuesto militar, votando toda la bancada demócrata sin que los republicanos se hayan molestado en emitir un solo voto siquiera. De hecho, esto incluyo 25 mil millones de dólares más de lo que había solicitado originalmente Biden para el presupuesto militar.

Uno de los argumentos muy socorridos de Manchn es exigir que para recibir el crédito fiscal por hijos se exija a los beneficiarios un “requisito de trabajo”, lo que excluiría a las familias más pobres; y un límite más bajo para excluir –o excluir menos- a las personas con ingresos más altos. Demandas que fueron rechazadas por los demócratas.

Por su parte ‘Chuck’ Schumer, el senador demócrata de Nueva York y líder del Senado recientemente dijo que planea someter el proyecto de ley Build Back Better a una votación para esta Navidad; o sea dentro de una semana. Pero el proceso aún enfrenta obstáculos serios. Por ejemplo, la legislación incluye una extensión de un año del crédito por hijos, que debería aprobarse a fines de este año para que los pagos mensuales continúen hasta enero.

Pero el miércoles en los pasillos del Congreso Manchin se negó nuevamente a decir si apoyaba la continuación de los pagos mensuales de 300 dólares, como están concebidos actualmente en el Build Back Better.

Vale señalar que si la legislación no llegara a probarse antes de principios del próximo año, aún es posible que los pagos se realicen de forma retroactiva. Pero los defensores del proyecto de ley han señalado que cualquier retraso perjudicará a las familias que han dependido de este dinero durante meses, en medio de un repunte de pandemia cada más voraz.

¿Qué es lo que está impidiendo aprobar la legislación del este crédito tributario por hijos?
Pues tener una mayoría simple (51 votos) para pasar por alto el obstruccionismo en el Senado y dar luz verde al importante paquete de infraestructura para el gasto social, con todos sus componente como el de la reforma migratoria, hoy disminuida a un parole o visa temporal por 10 año, con permiso de trabajo y de salida y entrada del país, similar al programa de los Soñadores o Dreamers.

Al respecto, Sinema ha guardado silencio casi sepulcral sobre sus objeciones específicas al proyecto de ley, pero cuando ha dado señales de apoyo para el crédito tributario por hijos en el pasado, dice una cosa y en el minuto siguiente dice exactamente lo contrario.

Entre tanto, Manchin ha planteado en repetidas ocasiones preocupaciones sobre el costo del plan de gastos de 2 billones de dólares, y en su conversación con el presidente Biden de este lunes dijo que se centra en el efecto que tendrá su precio en el aumento de la inflación.

Pero, de nuevo, no dijo nada con los proyectos de ley del aumento de la deuda y del presupuesto militar, que acordaron omitir el filibusterismo dos veces en un mes. ¿Incongruencia política, o hipocresía? Esta la pregunta■

This entry was posted in Economía, Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.