Investigan ‘Desiertos de Vacunación’ en comunidades agrícolas de California

La pequeña Biblioteca Tipton fue sitio de una clínica de vacunación de Covid-19, del Departamento de Salud del Condado de Tulare. 29 de julio de 2021. La clínica abrió a las 10 a.m. y sólo dos personas se habían presentado para sus primeras vacunas al mediodía. Un día antes, una clínica en la cercana Pixley atrajo sólo a seis personas en un día, según el personal. Foto: John Walker / JWALKER@FRESNOBEE.COM.

La pequeña Biblioteca de Tipton fue sitio de una clínica de vacunación de Covid-19, del Departamento de Salud del Condado de Tulare. La clínica abrió a las 10 a.m. el 29 de julio  y sólo dos personas se habían presentado para sus primeras vacunas el 29 de julio al mediodía. Un día antes, una clínica en la cercana Pixley atrajo sólo a seis personas en todo un día, según el personal. Foto: John Walker / JWALKER@FRESNOBEE.COM.

Central-Valley-News-Collaborative-English-Square-Logo-150x150Aunque California es un estado con altos niveles de vacunación, sus zonas rurales van tan rezagadas que algunos les han dado en llamar, “desiertos de vacunación”. Ahí, los bajos niveles de vacunación preocupan a las autoridades, ahora que la peligrosa variante Delta del Covid pasa a ser la cepa dominante. Para investigar por qué se han vacunado allí tan pocas personas, la reportera de la radio pública KVPR y de la Colaborativa de Noticias del Valle Central, Madi Bolaños viajó a Tipton, un poblado agrícola al sur del condado de Tulare, y nos cuenta lo que encontró.


Es una calurosa tarde de martes. Los residentes del sur del condado de Tulare se detienen a comprar alimentos o para cambiar sus cheques en el único mini mercado en Tipton.

El trabajador agrícola de 29 años, Junior Toscano sale del mini mercado sin máscara cubreboca y dice que todavía no se ha vacunado contra el Covid-19.

Mi mamá siempre me dice que me la ponga, pero todavía no lo hago

Junior no es el único latino que no está ansioso por vacunarse. De las 3 mil quinientas personas mayores de doce años que viven en el código postal del Condado de Tulare, que incluye a Tipton, solamente una de cada 3 se ha vacunado por completo. La tasa de vacunación en el Condado de Tulare es ligeramente más elevada, el 34 por ciento, la más baja de California, donde ya se vacunó cerca del 63% de su población según datos oficiales de fines de julio.

El trabajador lechero, José Mariscal recibe su vacuna contra el Covid-19 de la enfermera registrada del condado de Tulare, Cynthia Norvill, durante un día de clínica el 29 de julio de 2021 en la Biblioteca Tipton. Foto: John Walker / JWALKER@FRESNOBEE.COM

El trabajador lechero, José Mariscal recibe su vacuna contra el Covid-19 de la enfermera registrada del condado de Tulare, Cynthia Norvill, durante un día de clínica el 29 de julio de 2021 en la Biblioteca Tipton. Foto: John Walker / JWALKER@FRESNOBEE.COM

Y no es que falten vacunas. El Condado de Tulare ha instalado clínicas de vacunación en áreas rurales. En julio aumentó levemente el número de vacunados, pero todavía falta mucho apoyo del estado, dice Mari Pérez-Ruiz, directora ejecutiva de Central Valley Empowerment Alliance, una organización comunitaria al sur del Condado de Tulare.

No invierten en infraestructura, ni en servicios. En todo caso los servicios se los quitan a las comunidades rurales y los llevan a comunidades más acomodadas

Y asegura que la falta de inversión es la causa principal de las bajas tasas de vacunación en comunidades como Tipton. Que se invierte más en comunidades economicamente más acomodadas.

Sin embargo, Param-vir Sidhu, director clínico de The Family HealthCare Network, organización que ha participado en clínicas de vacunación en todo el Condado de Tulare, dice que hay otras razones por las que todavía muchos no se vacunan en el valle central.

Ya sea porque no tiene hogar, ni recursos económicos, educación, o a veces no tiene cómo transportarse. Eso es muy común en nuestro valle central

Clínica de Vacunación en Tipton, condado de Tulare. Foto: John Walker / JWALKER@FRESNOBEE.COM .

Clínica de Vacunación en Tipton, condado de Tulare. Foto: John Walker / JWALKER@FRESNOBEE.COM
.

Para reducir estas barreras el Departamento de Salud Pública ha llevado más clínicas de vacunación a áreas desatendidas, dice Param-vir Sidhu, y también es importante combatir la desinformación que circula acerca de la vacuna, especialmente cuando la agresiva variante Delta se extiende por el valle.

Es dos veces más contagioso que el virus original, por lo que se contagia más rápidamente y puede infectar a más personas

Una tarde de julio en las afueras del mini mercado en Tipton hablamos con 5 personas. Todos nos dijeron que no se habían vacunado y que tampoco sus familias habían recibido la vacuna contra el Covid-19. Las razones que nos dieron para su negativa fueron diversas.

Álvaro Saucedo, de 38 años y que vive en las cercanías de Earlimart, dice que no quiere vacunarse porque siente que es demasiado pronto.

Y a lo mejor si después exigen que se la ponga uno… la tenemos que tomar. Pero mientras no la exijan por ley no la voy a tomar

Una mujer camina con una joven al lado por una orilla de Tipton. Foto: John Walker / JWALKER@FRESNOBEE.COM.

Una mujer camina con una joven al lado por una orilla de Tipton. Foto: John Walker / JWALKER@FRESNOBEE.COM.

Por su parte, Janet Pano, madre de seis hijos, que vive en el área de Tipton, dice que le falta más información. Asegura que no sabía que los CDC ya habían autorizado la vacuna Johnson and Johnson. Tampoco sabía que había otras vacunas disponibles.

Cuando vengo a la tienda de verdad que se me olvida

Aun así, cuando le dije que cerca de donde estábamos había una clínica móvil gratuita, dijo que no tenía tiempo.

Como vivo fuera del ‘town’ y no vengo como mucho por acá…

Estos testimonios son sólo una pequeña muestra de los desafíos que enfrentan los funcionarios de salud del condado de Tulare para aumentar el número de vacunados en estas comunidades rurales de mayoría latina, conocidas como ‘desiertos de vacunación’.

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, desde el Valle Central de California, Madi Bolaños.

Escuche la Edición Semanaria Completa:

Download
This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Edición Semanaria, Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo