Estudios indican mayor perjuicio de las políticas de supresión del voto en las comunidades de color

Masivas líneas de votantes contra la supresión del voto en Atlanta, Georgia, durante el primer día de la votación anticipada. Foto: https://www.commondreams.org.

Masivas líneas de votantes contra la supresión del voto en Atlanta, Georgia, durante el primer día de la votación anticipada. Foto: https://www.commondreams.org.

En medio de un ataque frontal de los republicanos contra los derechos de voto de las minorías, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden hablará hoy en Atlanta, donde respaldará el impulso de su partido para cambiar las reglas del Senado y aprobar la legislación sobre derechos electorales. Y expresará su apoyo a la modificación de las reglas en torno al obstruccionismo o filibusterismo del Senado., mientras estudios muestran que los más afectados con esto son las comunidades de color.

De la redacción

En el discurso que dará hoy en Atlanta, el presidente Biden enfrenta un boicot de los grupo defensores de los derechos civiles tradicionalmente aliados, frustrados, dicen, por la “inacción de la Casa Blanca, que no ha puesto todo su empeño para pasar las leyes de derechos de voto como lo hizo con su plan de infraestructura.

Más que en Georgia, señalan, Biden debería estar en Washington, DC, y no dando un discurso en Atlanta, por lo que algunos de estos grupos declararon que no asistirán a la visita del presidente. Y critican al mandatario por no haber hecho los suficiente para alinear el voto de los senadores demócratas que votan como republicanos, Joe Manchin y Kyrsten Sienema, y que tienen secuestrada la agenda presidencial.

Mientras, los republicanos avanzan leyes de supresión del voto por todo el país; ya han pasado 34 de esta leyes en estados dominados por ellos, y cientos de proyectos similares se abren paso en las Legislaturas estatales.

En medio de este ominoso panorama, el Centro por la Justicia Brennan publica los hallazgos de un importante cúmulo de estudio sobre cuál será “El impacto de la supresión de votantes en las comunidades de color”.

Afirma que durante la última década los académicos han estudiado innumerables formas en las que “ciertas reglas de votación estatales dificultan desproporcionadamente la participación de los estadunidenses de color, incluidas las estrictas leyes de identificación de votantes, las filas que se enfrentan el día de las elecciones y otras facetas de nuestro sistema electoral”; como las Legislaturas republicanas que están habilitando Secretarios de Estado para certificar las elecciones estatales y eventualmente rechazar sus resultados si no les resultan favorables.

Utilizando datos de participación a nivel de condado en todo el país, dice el Brennan, “los investigadores demostraron que la brecha de participación racial aumentó cuando los estados promulgaron leyes estrictas de identificación de votantes”.

Estos son sólo algunos hallazgos de los estudios que cita y realiza el Centro Brennan:

  • Los investigadores observaron específicamente la participación de personas en Carolina del Norte sin la identificación adecuada para votar y descubrieron que la promulgación de la ley redujo la participación. Los efectos de la participación continuaron incluso después de que se derogara la estricta ley de identificación de votantes.
  • Los votantes en Texas, a quienes se les prohibiría votar en ausencia de la “Declaración de Impedimentos Razonables” del estado (un remedio ordenado por la corte que permite participar a los votantes sin las identificaciones adecuadas), son desproporcionadamente negros y latinos. Las estrictas leyes de identificación impedirán que vote una minoría desproporcionada.
  • Utilizando una metodología con registros administrativos se encontró que los votantes de color en Michigan tenían más probabilidades de presentarse a las urnas sin la identificación adecuada.
  • Las identificaciones de votantes tienen poco efecto en la participación general, pero está claro que es menos probable que los votantes de color tengan las identificaciones necesarias para participar.
  • Los votantes de color constantemente enfrentan tiempos de espera más largos el día de las elecciones, filas que se verían exacerbadas al reducir las opciones alternativas, como el voto por correo o el horario expansivo de votación anticipada… las esperas son más largas en los barrios con más minorías raciales y étnicas.
  • Otra investigación, incluido el trabajo del Centro Brennan, también ha utilizado datos administrativos para mostrar que los lugares de votación con menos votantes blancos tienen más ralentizaciones. Sin embargo, incluso las opciones de voto por correo no nivelan completamente el campo de juego. Los votantes de color también enfrentan más dificultades para votar por correo.

Además, las boletas por correo fueron rechazadas en tasas mucho más altas que las de los votantes blancos en las primarias de Georgia en 2020. Y otros estudios han encontrado que esto también fue cierto en las elecciones generales de Georgia y La Florida en 2018.

La consolidación de los lugares de votación también es especialmente dañina para la participación de las minorías raciales y étnicas.

El Centro Brennan afirma haber sido autor del primer estudio académico que documenta los efectos de la participación políticapolítica durante la pandemia de Covid-19.

“Mostramos que la consolidación de los lugares de votación deprimió severamente la participación en las primarias presidenciales de Milwaukee, y que los efectos fueron aún mayores para los votantes negros que para los blancos… Esto puede deberse a un peor acceso al transporte…”, concluye el Brennan■

This entry was posted in Elecciones, Homepage Featur, Política. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo