‘Éramos pocos, y parió la abuela’: los incendios en Colorado

Tengo una habitación disponible con baño independiente en mi casa, en North Longmont, para dos personas impactadas por el incendio: Kristen Medler. Foto: Facebook.

Tengo una habitación disponible con baño independiente en mi casa, en North Longmont, para dos personas impactadas por el incendio: Kristen Medler. Foto: Facebook.

El país vive una crisis compuesta por muchas crisis, como el desalojo de viviendas por falta de pago del alquiler, la amenazante propagación del Covid-19, o el regreso a clases en medio son totales garanías para lso menores, y los 4.5 millones de trabajadores estadunidenses que dejaron “voluntariamente” sus empleos en noviembre. Y en colorado explotó el Incendio Marshall arrasando todo a su paso, y al día siguiente cayó la nieve.

De la redacción

Además de las crisis de todo tipo que vive el país, de salud, vivienda, económica, está la crisis política, junto con la amenaza de los dos senadores ‘democrapublicanos’ que atentan con descarrilar la agenda de la administración Biden con su negativa a votar demócrata –su partido nominal- para reactivar las leyes de protección de derechos de voto y el Build Back Better.

Pero en medio de este ya de por sí sombrío panorama, que amenaza no a un partido o al otro, sino a la democracia estadunidense en su totalidad, ‘parió la abuela’: llegaron las voraces llamas del Incendio Marshall a Colorado, tras las espantosas quemazones de 2021 en toda la costa oeste, con mayores pérdidas en California.

Como se ha reportado ampliamente por todos los medios, en las vísperas del Año Nuevo estalló el Incendio Marshall arrasando con poblados enteros, como Superior y Louisville, Colorado, donde más de 991 estructuras fueron destruidas por el fuego y miles de personas desplazadas ahora “buscan una vivienda mientras descubren cómo, o si, reconstruirán sus hogares”, dice el periódico The Denver Post (DP).

Según la Oficina del Sheriff del Condado de Boulder, además de las 991 estructuras destruidas otras 127 resultaron dañadas durante el fin de semana. “En algunos casos, como el de la subdivisión de Superior, en Sagamore, se quemaron barrios enteros”. Hasta el momento no se sabe exactamente cuántas personas desplazaron los incendios, “pero agencias gubernamentales y una organización inmobiliaria se están movilizando lo más rápido posible para llenar la brecha, en una comunidad donde las viviendas escasean”, dice la fuente.

Con todo, hasta el 27 de diciembre había sólo mil 950 viviendas unifamiliares y 913 condominios a la venta en toda el área metropolitana de Denver, declaró a la fuente Amanda DiVito Parle, quien junto con Shannon Schliep lanzaron el viernes la página de Facebook, ‘Marshall Fire Housing Needs and Availability’.

“Eso era todo lo disponible desde Longmont en el norte hasta Castle Rock en el sur, y Evergreen en el oeste hasta Parker en el este”, señala el DP. Pero esos números se redujeron hasta el día de ayer, “dejando mil 576 casas y 571 condominios disponibles en el servicio de listado múltiple de la región. Los mercados de viviendas de alquiler y venta podrían volverse aún más tensos”, dijo Parle.

Entre tanto, la Directora Ejecutiva de la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Colorado está recaudando dinero para aliviar la carga de las víctimas de incendios. Esta asociación benéfica “planea proporcionar entre 25 mil y 50 mil dólares de su fondo de dotación y combinar eso con el dinero recaudado de agentes de bienes raíz, corredoras, otras personas, empresas y la Asociación de Agentes de Bienes Raíz de Colorado.

Parte de dicho dinero, dice el Denver Post “se empaquetará en subvenciones para organizaciones en el terreno, que ayuden a las víctimas con la vivienda; y parte irá directamente a las personas que perdieron sus hogares, para financiar cosas como asistencia hipotecaria y de alquiler■

This entry was posted in Homepage Featur, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo