Zanjado el primer gran paso: Cámara de Representantes aprueba el Build Back Better

La presidenta de la Cámara de Representantes, demócrata por California, Nancy Pelosi, en el momento de la  aprobación de la cámara baja del amplio proyecto de ley social y ambiental del presidente Biden, en el Capitolio en Washington, hoy viernes 19 de noviembre de 2021. Foto:  J. Scott Applewhite / AP.

La presidenta de la Cámara de Representantes, demócrata por California, Nancy Pelosi, en el momento de la aprobación de la cámara baja del amplio proyecto de ley social y ambiental del presidente Biden, en el Capitolio en Washington, hoy viernes 19 de noviembre de 2021. Foto: J. Scott Applewhite / AP.

En una apretada votación de 220 a 213 la Cámara de Representantes aprobó esta mañana el proyecto de ley climática y de red de seguridad social, de 1.85 billones (millones de millones) de dólares del presidente Biden. La legislación, Build Back Better, ahora pasa al Senado, donde su suerte es todavía incierta, y de ahí regresaría a la cámara baja donde si son aprobadas las enmiendas pasaría al escritorio del presidente Biden para su promulgación.

De la redacción

Con una amplia sonrisa la líder de la Cámara de Representantes, la demócrata de California Nancy Pelosi percutió con el mazo la mesa del podio que preside para anunciar que la propuesta legislativa de los demócratas y el presidente Biden había sido aprobada esta mañana en la cámara baja, con 220 votos demócratas a favor, contra 213 republicanos.

Ahora la legislación Build Back Better (BBB), también conocida como plan de infraestructura humana o para el gasto social, pasa al Senado, donde su suerte es por lo menos incierta; pues enfrenta un largo camino en esa cámara, donde los votos están técnicamente empatados, 50 a 50, pero sin considerar que por lo menos dos votos demócratas no están completamente seguros, el del senador de Virginia Occidental, Joe Manchin y el su correligionaria de Arizona, Kyrsten Sinema.

De esta suerte, ahora el liderazgo demócrata debe navegar las sinuosas aguas del Senado, a través de un tortuoso proceso presupuestario que es casi seguro que remodelará la medida y la obligará a regresar a la cámara baja, si es que se aprueba, para de ahí pasar al escritorio del presidente Biden para su firma.

“Bajo esta cúpula, durante siglos los miembros del Congreso han estado exactamente donde estamos para aprobar legislaciones de consecuencias extraordinarias en la historia de nuestra nación, y para el futuro de nuestra nación”, dijo Pelosi segundos antes de la votación, quien afirmó que la ley “será el pilar de la salud y las finanzas y la seguridad en Estados Unidos”.

Analistas señalan que es muy probable que la legislación Build Back Better, de 3.5 billones de dólares que originalmente buscaba Biden, sea recortada; pero afriman que aun así será “transformadora”, como ninguna otra legislación desde la década de 1960, la Gran Sociedad y la Guerra contra la Pobreza, especialmente para las familias jóvenes y los estadunidenses mayores.

En tanto, este jueves por la noche la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) publicó una estimación oficial acerca del costo de dicha legislación, y encontró que “el paquete de infraestructura aumentaría el déficit presupuestario federal en 160 mil millones de dólares en los próximos 10 años”, reportó hoy The New York Times. Según dicha evaluación del CBO, “el paquete en general costaría un poco más que la última propuesta de Biden, 2.1 billones de dólares, en lugar de 1.85 billones.

Con todo, el BBB ofrece entre otras cosas pre-kindergarten universal, generosos subsidios para el cuidado infantil que se extienden hasta la clase media; ayuda financiera ampliada para la universidad; cientos de miles de millones de dólares en apoyo a la vivienda; atención domiciliaria y comunitaria para estadunidenses mayores; un nuevo beneficio auditivo para Medicare y controles de precios para medicamentos recetados. Más de medio billón de dólares se destinaría a transitar de los combustibles fósiles a las energías renovables y los autos eléctricos, siendo la mayor inversión jamás realizada para frenar el calentamiento del planeta.

El paquete se pagaría en gran medida con aumentos de impuestos sobre las personas con altos ingresos, que rebasen os 400 mil dólares anuales, y para las corporaciones. Se estima que esto generará casi 1.5 billones de dólares en 10 años. Los ahorros proyectados para el gasto del gobierno en medicamentos recetados generarían otros 260 mil millones de dólares, aunque se estimó que una medida reducida para permitir que Medicare negociara los precios de algunos medicamentos ahorraría sólo 79 mil millones, mucho menos que lo que tendría la propuesta original de los demócratas, de 456 mil millones.

en tanto, la legislación se abre paso en el Congreso bajo reglas especiales conocidas como reconciliación presupuestaria, que la protegen de un obstruccionismo. Eto permite a los demócratas impulsar la legislación  sobre la oposición republicana unificada en el Senado.

Los líderes demócratas han sugerido que el Senado se movería para aprobar la legislación antes de fin de año, a pesar de que en diciembre se acumulan otras fechas límites para propuestas fiscales urgentes■

This entry was posted in Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo