Victor Robinson, un artista oaxaqueño presente con su obra; “Inmersiones” en la Guelaguetza – ORO, Los Ángeles 2016

Inmersiones es una Exhibición del pintor y escultor Oaxaqueño Victor Robinson. Foto: Victor Robinson.

Inmersiones es una Exhibición del pintor y escultor Oaxaqueño Victor Robinson. Foto: Victor Robinson.

“Me inquieta al igual que muchas personas en este mundo, esta vorágine de no saber hacia dónde  vamos. Me preocupa la contaminación, la alimentación humana. Me interesa mi cultura, me interesa fortalecer mi cultura, me preocupa el que seamos más conscientes como seres humanos, me preocupa la deshumanización de este mundo. También la soledad, el hecho de ver esa falta de sentido social, eso me inquieta.” - Victor Robinson, pintor y escultor oaxaqueño.


Victor Robinson, es un pintor y escultor oaxaqueño de 40 años de edad originario de Guelatao de Juárez. A mediados de agosto del 2016 expuso su obra “Inmersiones” durante la celebración de la Guelaguetza- ORO Los Ángeles 2016. Robinson conversó con nuestro corresponsal en Los Ángeles Ruben Tapia sobre la riqueza cultural que existe en Oaxaca; el papel del arte como una herramienta para concientizar y además comparte su “Sueño Mexicano”

¿Dónde estudiaste pintura?

Muchos pintores oaxaqueños nos formamos en la práctica, nos formamos  de toda la experiencia oaxaqueña. Yo también estudié en el Rufino Tamayo, estudié arte, estudié en el DF también. Y también llevaba diseño gráfico y comunicación.

¿Vienes de una familia de pintores?

No, de hecho vengo de una región donde no hay tanta tradición de pintura.

¿Qué región es?

Soy de la Sierra Juárez, pero creo que eso no tiene nada que ver con el trabajo plástico, el arte surge del ser humano y el arte puede surgir desde cualquier trinchera.

¿Cómo te encontraste con el arte? ¿Cuando estabas más chiquito o ya grande?

Siempre he estado en el arte, siempre he experimentado en la música, estuve en teatro, danza, poesía, oratoria, hice teatro guiñol, de niño gané un concurso nacional de pintura  de dibujo infantil, entonces hemos estado siempre inmiscuidos en esa parte. Creo que lo maravilloso de Oaxaca es que siempre estamos rodeados de expresiones artísticas por todos lados. Entonces de entrada la comunidad es una escuela, porque desde niños ya están tocando algún instrumento, ya la gente está bailando, están haciendo alguna actividad artística.

¿Eso es común en todos los oaxaqueños? 

Sí, es muy común. Allá es muy común que un niño toque un instrumento, es muy común que un niño cante, es muy común que un niño pinte, que le guste estar haciendo actividades artísticas. Lo que no es muy común es ver a alguien que no esté arraigado al arte, que no tenga alguna expresión, por ejemplo las niñas están con la mamá viendo cómo cocina, están viendo cómo se trabaja el telar, cómo se hace alguna artesanía. Siempre la parte de la creación artística es parte de nuestra cosmovisión como oaxaqueños.

¿Recuerdas cuál fue el primer dibujo que hiciste? ¿Cuántos años tenías y que hiciste?

Lo recuerdo muy bien, en aquel entonces pinté, era un tema sobre la salud, entonces pinté lo que yo comía en mi comunidad, pinté los guisos de la comunidad, dibujé las zanahorias que sembramos por allá, las hortalizas, y eso creo fue lo que le gustó al jurado y por esa razón me dieron también ese premio.

¿Qué premio fue?

El premio de dibujo infantil, del instituto Salvador Zubirán un instituto de Nutrición.

Victor Robinson, artista plastico oaxaqueno frente a obra Inmersiones, en Los Angeles,CA.

Víctor Robinson, artista plástico oaxaqueño frente a obra Inmersiones, en Los Ángeles, CA. Foto: Rubén Tapia.

¿Tu carrera profesional, cuándo inicia, cuánto tiempo llevas?

Tengo de trabajar así como pintor, como oficio,  unos  veinte años.

¿Vives de esto?

Sí, así es, con unas 26 exposiciones individuales e infinidad de exposiciones colectivas.

¿Cuál es la primera exposición que recuerdas y la última?

La primera exposición que recuerde fue hace unos 20 años, o 19 años y la última, la más reciente está ahorita en Oaxaca y se llama “Inmersiones”, está dentro del marco de la Guelaguetza, en el Museo Casa de la Ciudad, se está exhibiendo la obra. Si van a Oaxaca pueden ver la obra de un servidor que se está exhibiendo en este Museo de la Fundación Harp Helú.

¿Es un tema o es un collage de diferentes temas?

Es un concepto. Siempre manejo un tema específico en las exposiciones, me gusta

Cuadro de “Inmersiones”, obra de Víctor Robinson, artista plástico oaxaqueño, en Los Ángeles, CA. Foto: Rubén Tapia.

conceptualizar el trabajo, para llevar a un resultado el tema de la pintura, entonces hablo de “inmersiones”. En este caso, estoy aludiendo a lo que es el mar, en Oaxaca tenemos un litoral muy extenso de mar, también somos agua, y estoy mostrando el hecho de que nos demos una oportunidad para estar con nosotros mismos. De cerrar los oídos y sumergirnos y poder escucharnos porque caminamos en este mundo con estrés, vamos  cargando con mucha tensión, vamos cargando cosas, nunca descansamos, nunca podemos concentrarnos en nuestro propio interior.

¿Qué es lo que te preocupa? 

Me inquieta al igual que muchas personas este mundo, esta vorágine de no saber hacia dónde  vamos. Me preocupa la contaminación, la alimentación humana. Me interesa mi cultura, me interesa fortalecer mi cultura, me preocupa el que seamos más conscientes como seres humanos, me preocupa la deshumanización de este mundo. También la soledad, el hecho de ver esa falta de sentido social, eso me inquieta.

¿Te preocupa la miseria?

Sí, por supuesto que me inquieta muchísimo esa parte, de la miseria, creo que podemos compartir un poquito más y buscar una sociedad un poquito más equilibrada en donde haya un poco menos de miseria. Si hay muchos vicios, obviamente trabajando sales adelante. Yo veo aquí a los oaxaqueños en Los Ángeles, gente muy trabajadora, gente que no les falta nada, gente que incluso ha sobresalido a nivel empresarial, que hace cosas, que está en los medios, ¿Por qué? Porque sabemos trabajar. Sí… muy trabajadores, entonces la miseria también es un tema familiar, un problema de formación, de soledad, que viene de más atrás, pero sí me inquieta que haya gente que se sienta sola.

¿Tú crees que México tenga una salida? Cada día está más deteriorado por la violencia, la impunidad, la corrupción, la pobreza. ¿Le ves una salida, tienes una esperanza en México o crees que va a costar más décadas todavía?

México tiene una riqueza enorme, tenemos una gran riqueza cultural, social, natural, de identidad. Una cultura muy fuerte, una identidad única a nivel mundial. México siempre está saqueado por los políticos, por una clase. Sin embargo, México sobrevive y sigue adelante, creo más bien que es momento que los ciudadanos participemos con conciencia, nos organicemos y vayamos fortaleciendo este proceso de conciencia, de cómo las comunidades vayan cuidando sus recursos naturales, de no permitir que el Estado o las transnacionales saqueen, contaminen las tierras por explotar las minas. Creo que cada vez más tenemos que estar mucho más organizados y mientras el gobierno sea más rapaz con su política vamos a ser todavía  mucho más agresivos en la parte de la organización. Ahí está el futuro, en la organización comunitaria, porque si estás solo, no vas a lograr hacer nada, sin embargo, en comunidad sí somos una fuerza muy grande, somos quienes hacemos México

¿Es tu arte un arte militante, o cómo lo definirías?

Inmersiones es una Exhibición del pintor y escultor Oaxaqueño Victor Robinson. Foto: Victor Robinson.

Inmersiones es una Exhibición del pintor y escultor Oaxaqueño Victor Robinson. Foto: Victor Robinson.

Me parece que tu pregunta es muy interesante, yo lo concibo como una herramienta, una herramienta que debe ser un medio que concientice, y que en su momento debe tomar esos giros, porque el arte no es estático igual que la cultura, la cultura cambia todos los días, nosotros cambiamos todos los días, el arte también debe tener un cambio y debe comunicar lo que está pasando en la época, de repente debe dejar de ser la estética nada más para pasar a ser una herramienta de consciencia, un medio que fortalezca también un proceso social, eso es definitivo. Considero que debo estar muy alerta a lo que sucede, que los pintores debemos prepararnos , que debemos ser muy críticos, analíticos, propositivos, que no podemos quedarnos nada más en la pintura bonita que aquí está y se acabó porque el arte no es eso, el arte es demasiado infinito, el trabajo creativo como para conformarnos con una propuesta que sea bonita. El arte tiene que ser también agresivo.

¿Habías venido antes a la Guelaguetza de Los Angeles? 

No, es la primera vez que estoy. Me invitaron para estar en la Guelaguetza y acudí con muchísimo gusto, porque para mí es una gran oportunidad de nutrirme de  este bagaje etnológico que yo sabía que iba a descubrir, y que hoy con mucha alegría y gran emoción, me doy cuenta que no estaba equivocado, que está un concepto de un oaxaqueño que vive en California, de lo que hablábamos,  de los “oaxacalifornianos” que comentábamos, que es una personalidad que ha crecido. Creo que no se pierde la cultura, creo que con mucha más razón se fortalece, creo que se crece mucho porque tenemos oaxaqueños que hablan zapoteco, hablan inglés, hablan español, hablan el lenguaje materno, bueno hablan muchos idiomas y eso permite que de aquí también vayamos alimentando nuestra región. Yo quiero decirle a mi gente de México, y de Oaxaca sobre todo, que somos muy ricos. Somos ricos en cultura, somos ricos en espacio, tenemos tiempo, tenemos naturaleza, comemos una tortilla calientita bajada del comal, nuestras fiestas son grandiosas, que vivimos en la abundancia, que el sueño americano terminó, creo que siempre ha sido una ilusión, así que tenemos que ver lo que tenemos, conservarlo y fortalecerlo.

Hace 10 años fui a México, a una ponencia en la UNAM, y les preguntaba a los muchachos ¿Qué acaso no hay sueño mexicano?¿eres un sueño mexicano tú?

Me encanta tu pregunta, y cuando me lo dices, nunca me lo había preguntado. Creo que es un concepto muy interesante, y yo lo tengo. Yo como mexicano lo tengo. Yo siempre he querido estar y demostrar que se puede hacer todo en nuestra tierra, en Oaxaca, en México, y te hablo de desarrollo económico, de cultura, de convivencia, de compartencia, que lo podemos hacer y tenemos todo allá. A últimas fechas si hay un sueño que es el hecho de conservar la naturaleza, de ir creando zonas turísticas, trabajar el ecoturismo que está más en boga ahora. Ha cambiado, la visión de la gente ha cambiado mucho. Ya no es el me quiero ir de mojado, me quiero ir a Estados Unidos para ganar dólares, ahora es pensar que negocio voy trabajando en mi región para que yo tenga un equilibrio con mi naturaleza y pueda tener algún bien económico.

Pero tenemos a uno de los más ricos del mundo y algunos de los que ya van en línea, mientras que pagan a los trabajadores 7 dólares al día.

Bueno sí, te refieres a México, tenemos a una persona que ha demostrado que se puede hacer también toda la riqueza estando en México, y que se puede llegar a ser un personaje muy grande con mucho poder económico, pero para mí no es el sueño de los mexicanos, la mayoría de nosotros es la realización no es solamente monetaria, la realización es vivir pleno en tu vida, el disfrutar de tu naturaleza, disfrutar de un buen mole, de que te den una grata sonrisa. A lo mejor el sueño mexicano es más bien el dar, el sueño de los oaxaqueños es brindarte todo lo que yo tengo. Yo he viajado por todos los pueblos, he tenido la dicha de estar las fiestas de todos los pueblos serranos,  y veo a la gente tan feliz de darte lo poco que tienen, se sienten realizados. Ese es el sueño mexicano. El realizarse, y tal vez no económicamente, sino a través de la sonrisa de lo que tú puedes dar. Eso es tan bello porque entonces encuentras tu realización, porque puedes vivir sin nunca sentirte completo, sentirte lleno, este capitalismo plantea una infelicidad muy grande, porque nunca te llenas, nunca terminas, nunca estás satisfecho, tienes  una  cosa, quieres la otra, la que sigue, entonces vives en una constante sensación de que te falta algo. Sin embargo en los pueblos ves a la gente, la ves satisfecha, la ves tranquila. Pudiera pensarse que es un sentido de conformismo pero creo que no es así, es una filosofía de vida, de sentirse realizados y plenos. Yo me siento muy feliz cuando una señora me invita un taco pero con una sonrisa enorme, te hace sentir también una persona realizada.

Pero en México, cada vez que reviso el internet todos los días, creo que no hay mexicano que no le haya pegado la tragedia de los crímenes, las desapariciones, la violencia, las violaciones ¿a ti no te ha pegado cerca? 

Estando en Oaxaca, los bloqueos te pegan todos los días. Obviamente, sí existe este conflicto, hemos dejado de ir percibiendo, ganar lo que ganábamos, a veces pues no tienes ventas, a veces no puedes salir del estado, a veces no puedes entrar al estado. Sí, es un grave problema porque la sociedad nos quedamos en medio de una guerra en la cual, gobernantes y un grupo que por ciertos intereses también ha estado castigando a la sociedad. La gente es muy noble en Oaxaca y lo único que pedimos es que nos dejen trabajar en paz, es lo único que queremos. Ni siquiera pedimos algo, un gobierno asistencialista que nos dé un recurso, no, queremos nada más que exista paz, para poder nosotros seguir saliendo adelante. Es lo que pedimos, y bueno tu viste con la pasada Guelaguetza, estaban que si permitimos, que si no permitimos. Para cuando permitieron, la gente no había ido, la gente no fue. Fue un evento fantasma.

Sobre tu obra que trajiste a Los Ángeles. Coméntanos sobre tu selección ¿Qué les querías traer a tus paisanos?

A mí me interesa mucho que también aquí en Estados Unidos, que también tenemos costa, que también tenemos mar. Yo traigo un mensaje de paz, de armonía, de color, un mensaje optimista, es lo traigo, un espacio en donde se puedan sentir tranquilos, cobijados. Un espacio que los remita a la sensación de estar en el mar ¿por qué? porque el mar es de la naturaleza uno de los elementos más poderosos. Cuando estás frente al mar te quedas callado  ante su grandeza y su sonido. Te das cuenta de lo pequeño que puedes ser y que debes tener calma para vivir. No somos nada, y esa sensación me gusta porque a veces nuestro ego nos traiciona, pensando en que necesitamos reconocimiento, necesitamos que nos vean, que nos oigan, que hablen de nosotros, y te das cuenta que la naturaleza es tan sabia, y que es solo un viaje, tan solo un momento. Entonces eso te trae mucha sabiduría por eso traje estos cuadros.

Vemos que en tu obra que has traído predominan los peces ¿Cuál es la razón?

Cuadro del artista Víctor Robinson, parte de su obra Inmersiones, en Los Ángeles, CA. Foto: Rubén Tapia.

Sí, todos tienen peces ¿y por qué tengo peces? El pez está presente todos los días con la señora en el mercado, el pez está en la comida, el pez lo puedes ver dentro del agua, son elementos cotidianos, que los puedes ver todos los días en la parte de la costa. También de niño yo siempre pesqué, entonces tengo una gran cercanía con estos animalitos. Son animales muy nobles, son animales que te reconocen, son animales que yo los siento muy vulnerables como es el arte, frágiles, por eso siempre me gusta plasmarlos y me gusta que queden para la posteridad, por eso los pinto también, por su fragilidad.

Veo que hay algunos objetos que has añadido a tus cuadros.

Sí, es que yo hago mucha escultura, hago piezas de 5 o 6 metros. Nunca puedo contenerme de hacer una intervención con escultura, entonces es por eso es que meto un objeto muy sencillo. Es una manguera, un objeto que podría parecer muy… que está tirado en la calle, que nadie lo valora ¿porque qué lo hago de esa manera? Porque pienso que el arte es para todos, porque no concibo un arte elitista, no concibo que el arte lo entiendan unos cuantos, para mí el arte es para todos al igual que la música, al igual que el teatro y todas las artes. Al ser una expresión humana tiene la capacidad de que todos lo entiendan. Es cierto, si hay una apreciación, debe de haber elementos para apreciar el arte, y una educación, formación, etcétera, pero no por eso no vas a dar la oportunidad a alguien de que pueda apreciar una pieza.

También hay una mujer en una de tus obras.

Cuadro del artista Víctor Robinson, parte de su obra Inmersiones, en Los Ángeles, CA. Foto: Rubén Tapia.

Cuadro del artista Víctor Robinson, parte de su obra Inmersiones, en Los Ángeles, CA. Foto: Rubén Tapia.

Sí, tiene una mujer, y dice la palabra “confussion” de confusiones. Plantea precisamente esa parte del ser humano, inmerso dentro de elementos que todos vivimos todos los días. Amamos, nos separamos, dejamos, decimos adiós, siempre estamos buscando nuestro sentido de realización en este mundo. Por eso trae esos elementos, es la búsqueda de todos nosotros por llegar hacia un estadío pleno que no sé, tal vez nunca encontremos. Entonces  es como decir que hay que ser feliz con lo que tenemos, con quienes somos en cada momento.

¿Cómo ha sido acogida tu obra en Los Ángeles? 

Estoy realmente sorprendido con la manera en que han tratado mi pintura, ha gustado mucho, sobre todo a los Angelinos, que deben identificarse con sus playas, con Santa Bárbara, Santa Mónica, Pismo, Newport, Venice. Y gente de otros países. Me ha hecho sentir inmensamente feliz,  saber que mi obra conectó con ciudadanos del mundo, a veces, cuando no vendes, te preocupas, piensas si algo estás haciendo mal, pero cuando pasa esto te das cuenta de que hiciste lo correcto, que todo el sudor y esfuerzo creativo está correctamente enfocado, es cuando cierras finalmente la ecuación, pero siempre debes tener claro que apenas es el comienzo, porque si te conformas dejas de crecer, y el arte lo exige, exige tu expresión más sublime. Descubres que ha valido la pena todo, esa sensación te da una gran satisfacción, es una sensación que te acaricia la piel y te llena de fuerza, algo indescriptible que entra por el tálamo.

Has hablado con los  jóvenes de aquí ¿qué es lo que más te han enseñado? ¿qué has aprendido de esta plática con los jóvenes?¿has encontrado algún prospecto para pintor por acá?

Sí, he platicado con varios muchachitos, fíjate que veo que muchos están enfocados hacia la danza, hacia la música de bandas, o sea digamos como una influencia muy fuerte, y me encanta. Me encanta verlos tan animados, bailar con tanto gusto. Sé que en algún momento van a voltear  los ojos hacia la pintura porque de alguna u otra manera el mismo arte te va llevando, yo empecé bailando, cantando. Yo veo a los niños y me veo en un espejo, yo empecé de esa manera. Nunca pensé que llegara a ser pintor y ahora que estoy pintando, es porque busco la calma. Entonces de alguna u otra manera van a llegar a la plástica. Eso estoy casi seguro y lo que quiero hacer ahora y me están invitando es a dar algunas clases, lo cual quiero hacer con muchísimo gusto. Lo haré, dar clases a algunos niños, eso es lo importante, que se empiecen a acercar y a jugar con el óleo.

¿Es cara tu obra?

No creo que sea cara, en la ecuación, en la relación trabajo, precio, esfuerzo, y la parte de curriculum que uno va llevando. Creo que está en un precio justo. Yo me sentiría mal si vendiera una pieza a lo mejor en un precio muy elevado. Vendo la pieza de acuerdo al tiempo, al esfuerzo, al amor que puse yo en esa pieza. Va variando, mi obra está cotizada en 5,000 dólares, una pieza de 60 x 60 cms más o menos.

¿Y haces obra a la medida?, que alguien te diga “tuve este sueño, hazme algo que se parezca”

Realmente no lo hago, y no es por una pretensión, sino que a mí no me nace. No podría hacerlo aunque yo quisiera. Yo me sentiría mal conmigo mismo. Creo que la realización de un pintor es que compren lo que tú haces, y lo que tú pintas y lo que tú expresas. Yo estoy muy concentrado y muy enfocado en mi trabajo creativo, tengo demasiado que pensar, como para darme tiempo de hacer una pintura que me digan “quiero esto”, “quiero aquello”, porque entonces no soy yo. No me atrevería a firmar una pintura, en la que la conceptualización no es mía, porque para mí el trabajo creativo tiene mucho peso en mi trabajo pictórico, o sea no sólo pinto, no sólo busco dibujar bonito, incluso busco a veces dibujar feo, pero mi trabajo creativo y mi combinación de elementos y colores está plasmado en esa pintura, entonces me siento muy satisfecho ¿Por qué? Porque pienso que la naturaleza no es perfecta, los árboles tienen muchas imperfecciones, no es algo perfectamente simétrico, las medidas exactas. Todo es de esa manera, entonces mi obra no tendría porque ser de esa manera.

Al regresar a Oaxaca ¿qué les contarías de lo que viste aquí? en pocas palabras. 

En principio, que valoro mucho más lo que tenemos, de entrada tenemos una cultura enorme, tenemos una gran riqueza, no hace falta nada, la gente a lo mejor no tiene pero no está endeudada, los niños juegan en las calles, en la cancha municipal se divierten, van a la escuela tranquilos, no viven con unas reglas tan formales y eso creo también un poquito va en detrimento de la creatividad. Cuando eres demasiado formal, vives con demasiadas reglas, yo creo que aquí me sentiría un poquito amagado, un poquito falto de trabajo creativo, porque allá estás pensando que hacer, como llegar, a qué hora llegas, se te hizo tarde. Entonces eso también ayuda mucho al trabajo creativo, hace que desarrolles tu creatividad. El ocio también hace que los niños sean más creativos, en base a mi experiencia he visto como los niños van resolviendo problemas, y es muy importantes, eso es parte del arte, resolver una ecuación para salir adelante y a los niños por eso les sirve tanto el arte porque van a aprender a resolver problemas, eso es lo que me gusta de mi país. Entonces yo regreso a decirles que no nos falta nada que el sueño americano terminó, que hay que trabajar muy fuerte y que tenemos todo, que hay que cuidar y cuidar la paz social y cuidar nuestra naturaleza, y a trabajar por nuestros pueblos

Muchas gracias

Encantado, gracias por la oportunidad, te agradezco mucho.

Página de Facebook de Víctor Robinson:  https://www.facebook.com/victor.robinson.5243

Download
This entry was posted in Arte y Cultura, Homepage Feature, Últimas Noticias. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo