Piden en NY a los republicanos mostrar un plan real de reforma migratoria

Marco Vinicio González

Noticiero Latino, Nueva York

La campaña Neoyorquinos por una Reforma de Inmigración Real pregunta a los republicanos ¿dónde está su propuesta de reforma migratoria concreta?, porque la lista de principios que presentaron recién son apenas ideas viejas, dijeron a la televisión pública.

Tania Cordillo, de Se hace Camino Nueva York, dijo tener hijos ciudadanos, otros con Acción Diferida, y otros más que son indocumentados, todos viviendo bajo un mismo techo: “Los principios republicanos crearían una situación donde unos en mi familia son ciudadanos, y otros son personas de segunda clase”.

Esta plataforma está coordinada por la Coalición de Inmigración de Nueva York, y cuenta con el apoyo de 170 organizaciones estatales.

Como publicamos oportunamente en este espacio, los principios republicanos presentados la semana pasada se centran nuevamente en el reforzamiento de la frontera, la implementación de una política de cero tolerancia para quienes entren al país de manera ilegal o dejen expirar su visas, y una legalización para millones de indocumentados pero sin ruta a la ciudadanía, excepto para el grupo de los llamados ‘soñadores’.

Manuel Castro es uno de sus organizadores y vocero de prensa: “Queremos ver una propuesta concreta, porque ahora no sabemos, no es suficiente, nos da una idea de lo que están pensando los republicanos en la Cámara baja, nos da esperanza de que podamos tener una reforma migratoria quizás a final de año, pero es importante que la comunidad sepa que éstos son sólo principios”.

La Coalición anunció una jornada de movilización que se celebrará simultáneamente en todo el estado de Nueva York este 20 de febrero, bajo el título “¿Dónde está la propuesta de ley?”, y anunciaron que los activistas en huelga de hambre de la campaña Fast for Families iniciarán una gira en autobús que visitará Nueva York también.

This entry was posted in Inmigración, Noticias, Noticiero Latino. Bookmark the permalink.