Primera vez que juez desestima por razones inconstitucionales caso de allanamiento en cruce fronterizo

Gobernador de Texas Greg Abbot junto al representante estatal Dan Huberty muestra una orden ejecutiva contra los cruces fronterizos. Foto: De la página web del gobernador.

Gobernador de Texas Greg Abbot muestra una orden ejecutiva contra los cruces fronterizos. Foto: De la página web del gobernador.

Una corte federal en Texas desestimó un caso de “allanamiento de morada” contra un migrante que cruzó la frontera sin autorización en busca de asilo, y que se entregó de inmediato a un agente de la Patrulla Fronteriza. Aunque dicho fallo puede ser apelado y se refiere específicamente al caso de ese arrestado, expertos dicen que sin embargo abre la puerta a potenciales “desafíos constitucionales”, en la zaga judicial de los inmigrantes indocumentados contra la ley  texana, Operación Estrella Solitaria / Operation Lone Star, del gobernador republicano Greg Abbott.

De la redacción

Jesús Guzmán Curipoma, un migrante de Ecuador que cruzó frontera a Estados Unidos sin autorización legal en busca de asilo, y que fue arrestado por un agente de Inmigración en la frontera con México, vio destimado su caso. Y es que el juez de distrito del Condado Travis, Jan Soifer echó abajo la acusación contra el inmigrante arrestado, lo que de paso sienta un precedente judicial contra la controvertida medida del gobernador texano, Greg Abbott, aunque el fallo del juez puede ser apelado y se refiere específicamente al caso de dicho ecuatoriano, reportan medios de prensa locales.

El Texas Tribune y el Military Times reportan por ejemplo que mientras, “todos los demócratas del Congreso de Texas firmaron conjuntamente una carta que pide una investigación de ‘intentos de suicidio, condiciones abismales y pagos atrasados’ entre los miembros de la Guardia Nacional de Texas, desplegados bajo la Operation Lone Star (LOS)”.

Jesús Guzmán Curipoma es un migrante ecuatoriano, ingeniero petrolero de profesión y de 36 años de edad. Tras ser detenido por las autoridades de Imigración, el juez Soifer acordó desestimar los cargos de allanamiento de morada, así como su enjuiciamiento penal tras el arresto.

Expertos en el tema estiman que el fallo de Soifer, aunque puede apelarse y se restringe sólo al caso de Curipoma, “abrió la puerta a impugnaciones constitucionales para más de los miles de migrantes que han sido encarcelados por presunta entrada ilegal desde julio, cuando el gobernador fijó su mirada en los arrestos masivos por ‘allanamiento de morada’, como una forma de reducir los cruces fronterizos”.

Vale recordar que el allanamiento o traspaso, hasta antes de la administración Trump eran considerados una falta administrativa que ameritaba, sí, una sanción bajo el código civil; pero que bajo la era de Trump se convierte en un crimen, al activar las secciones 1325 y 1326 de la Ley de Inmigración, que criminalizan el cruce fronterizo, o el simple hecho de oner un pie en Estados Unidos sin autorización del gobierno estadunidense. Y también se implementó el llamado Título 42, la política fronteriza de la era de Trump que por razones sanitarias en la pandemia permite la deportación expedita y sin oportunidad de ser sometido al debido proceso, política que continua vigente aún bajo el mandato de Biden.

Sin embargo, el arresto de Curipoma está “lejos de ser el primer desafío judicial a la iniciativa de arresto de Abbott, que se ha visto afectada por arrestos injustificados, errores procesales, demoras judiciales y quejas de ética”, dice el Tribune.

La abogada de una organización de Ayuda Legal en Río Grande, que representa a cientos de migrantes, Kristin Etter dice que el veredicto de Soifer “es el primero en fallar contra la constitucionalidad del arresto de un migrante por allanamiento… Esto sienta un claro precedente en todos esos casos, tanto pendientes como futuros”.

La fuente afirma que el Fiscal General de Texas, Ken Paxton prometió el viernes apelar el fallo, aunque aún no está claro cómo lo hará ya que su oficina no fue parte en la demanda.Y un portavoz de Abbott dijo también el viernes por la mañana que “no hay duda de que esto será anulado… El tribunal de distrito no tenía autoridad legal para dictar este fallo defectuoso y colusorio sin escuchar a la Oficina del Fiscal General” del estado.

Cosas del destino quizás, el caso de Jesús Guzmán Curipoma vino a dar a manos de un juez demócrata en una fiscalía de distrito progresista, como la del Condado de Travis, que se alineó con el inmigrante Jesús Guzmán Curipoma.

Veremos si alguna apelación de la oficina de Paxton o de Abbott es interpuesta contra el fallo del juez Jan Soifer. Por el momento, el ecuatoriano vio desestimandos los cargos en su contra■

This entry was posted in Homepage Featur, Inmigración, Inmigrantes. Bookmark the permalink.