Nueva York da derecho a votar en elecciones locales a residentes legales no ciudadanos

A nivel nacional, los latinos emitieron 16.6 millones de votos en 2020, un aumento del 30.9% con respecto a las elecciones presidenciales de 2016. Foto UCLA.

A nivel nacional, los latinos emitieron 16.6 millones de votos en 2020, un aumento del 30.9% con respecto a las elecciones presidenciales de 2016. Foto UCLA.

La Gran Manzana se convirtió en la primera de las mayores ciudades de Estados Unidos en permitir votar en los comicios municipales a más de 800 mil inmigrantes no ciudadanos, a condición de que sean residentes legales o titulares de una tarjeta verde, y que hayan residido en la ciudad por lo menos 30 días. Pero no pueden votar en elecciones estatales ni federales, o sea ni por presidente de la nación ni por congresistas federales, así como tampoco podrán votar por gobernador, jueces ni legisladores estatales.

La medida que entró en vigor el domingo para que los inmigrantes legales aunque no sean ciudadanos puedan votar en comicios municipales, para alcalde, el concejo municipal, presidentes de condados y juntas escolares, significa que podrá votar uno de estos no ciudadanos entre cada nueve de los cerca de siete millones de habitantes con edad para sufragar en la ciudad de Nueva York, dice la Oficina de Asuntos Migratorios de la municipalidad. Esto incluye a unos 30 mil Dreamers o Soñadores, y aproximadamente a 12 mil beneficiarios del Programa Temporal de Trabajo, o TPS, los tepesdianos, siempre y cuando tengan permiso válido de trabajo.

Con esto la ciudad de Nueva York se suma a los 11 poblados de Maryland y dos de Vermont, y a la ciudad de San Francisco, California, que comparten medidas similares para los residentes no ciudadanos aunque sólo para votar en comicios de juntas escolares y algunos también por los defensores de la ciudad.

Esta ley, votada por mayoría en el Concejo Municipal,  ha sido recibida con júbilo por muchos inmigrantes y defensores de sus causas, pero con hostilidad por parte de funcionarios locales republicanos; 17 de ellos firmaron una demanda que enviaron a un tribunal federal en Albany, capital del estado de Nueva York, pero al parecer la respuesta de la corte, de recibido, no se ha hecho pública todavía.

Ahora la Junta Electoral deberá iniciar el diseño de la implementación de un plan para el mes de julio, con las reglas y cláusulas de registro de votantes que crearían votaciones separadas para contiendas municipales, a fin de evitar que los no ciudadanos emitan sus votos en las contiendas federales y estatales. Sobre todo ahora que prevalece la histeria entre los ‘conspiracionistas’ de la gran mentira del fraude electoral que promulga Trump.

Línea Abierta puso foco en el voto para los no ciudadanos, que oportunamente viene a ser la respuesta adecuada a la amenaza de las leyes republicanas de supresión del voto. Por cierto que el senador de Nueva York, Charles Schumer llevará a votación al pleno del Senado las leyes de derechos de voto.

Escuche:


Inmigrantes naturalizados votando en elecciones primarias de la ciudad de Nueva York. Ahora podrán votar también los residentes legales no ciudadanos aunque so por alcalde, presidentes de condado, concejales municipales y miembros de las juntas escolares. Foto: https://www.mychamplainvalley.com.

Inmigrantes naturalizados votando en elecciones primarias de la ciudad de Nueva York. Ahora podrán votar también los residentes legales no ciudadanos aunque so por alcalde, presidentes de condado, concejales municipales y miembros de las juntas escolares. Foto: https://www.mychamplainvalley.com.

Como escuchamos, el movimiento que precedió este triunfo para los inmigrantes no ciudadanos ocurrió después de varios reveses a través de los últimos 12 años. También atravesó otros obstáculos. El alcalde de Blasio por ejemplo, que terminó su gestión hace apenas unos días y que durante su gobierno opoyó medidas progresistas para los inmigrantes indocumentados, se oponía a esta ley –aunque no de forma muy vigorosa que digamos-, porque decía que iba a desanimar a los que quieren hacerse ciudadanos, pues una vez pudiendo votar seguramente dirían: ‘¿para qué me hago ciudadano si ya puedo votar?’.

Y el flamante alcalde, Eric Adams, quien convirtió la medida en ley simplemente dejando expirar el tiempo que tenía para vetarla y no lo hizo, a principios de semana declaró por todos los medios acerca de las virtudes de la medida, que entra en sus planes, dijo, porque quiere sumar al padrón electoral, dijo, a un millón o más de nuevos electores, en una ciudad mayoritariamente demócrata.

Pero la medida fue demandada en una corte federal en Albany, la capital del estado de Nueva York. La demanda fue firmada por 17 legisladores republicanos de la ciudad, quienes consideran que la ley “tiene como fin suprimir todas las líneas que separan a los ciudadanos de los no ciudadanos”, según dijo a la prensa el presidente de dicho grupo republicano de Nueva York, Nick Langworthy.

Langworthy amenazó con “usar cada instrumento legal de nuestro arsenal para bloquear esta ley inconstitucional y antiamericana -dijo- porque según ‘el, “La ley es clara y la ética aún más: no debemos dejar votar a ciudadanos de otros países en nuestras elecciones, punto”.

Escuche:

Download
This entry was posted in Elecciones, Homepage Featur, Inmigración, Inmigrantes, Política. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo