Candidato migrante a la vicepresidencia de El Salvador expone plataforma en Los Ángeles

En la celebrción del 43 aniversario del FMLN, llevada a cabo en La  Casa Roja. Foto: Rubén Tapia.

En la celebrción del 43 aniversario del FMLN, llevada a cabo en La
Casa Roja, centro de activismo comunitario en Los Ángeles, CA. Foto: Rubén Tapia.

Marco Vinicio González

En días recientes el productor de la revista semanal de noticias de Radio Bilingüe, Edición Semanaria, Rubén Tapia (RT) entrevistó a Werner Marroquín (WM), un inmigrante salvadoreño que reside en LA y que es candidato a la vicepresidencia de El Salvador en 2024 por el Partido Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN.Marroquí se hallaba en la ciudad de Los Ángeles como parte de su campaña por Estados Unidos, y para conmemorar el 43 aniversario de la fundación del FMLN.


La entrevista íntegra:

RT: Después de la guerra han pasado seis gobiernos…, ¿había habido algún migrante candidato a un puesto tan importante como es la vicepresidencia?

WM: Bueno, yo creo que en nuestra particularidad política salvadoreña es la primera vez que se presenta digamos esta combinación en la fórmula presidencial, donde también está acompañada por una larga historia de lucha y de participación y vinculación a los procesos salvadoreños. Yo soy un salvadoreño que me radiqué en el sur de California desde 1981. Entonces he crecido aquí en los barrios de Los Ángeles, pero no sólo he crecido como un joven y como un trabajador, sino que también he crecido como un activista que siempre ha estado vinculado a los procesos de lucha, a los procesos de paz, a los procesos reivindicativos de nuestras comunidades acá en California. Entonces esa trayectoria se encuentra con una verdad. El Salvador no puede estar pensando en ser El Salvador sin incluir a una población que sobrepasa el 30 por ciento que vive fuera de nuestras fronteras patrias; no podemos estar queriendo resolver el problema de la inmigración y no tener en cuenta esta base fundamental que puede ser un motor realmente de desarrollo para el país. No hemos hecho las conexiones correspondientes para eso. Entonces el FMLN ve esa gran oportunidad, pero no la ve de hoy, porque también debemos decir que la representación de salvadoreños dentro de la Asamblea Legislativa del Parlamento Centroamericano, en las representaciones que el FMLN ha puesto, viene desde finales de los ’90; esa participación salvadoreña en estas posiciones de elección pública. Entonces, no es nuevo para nosotros como partido…

RT: Pero a nivel del tamaño de la responsabilidad…

WM: Es correcto. Entonces lo que sí es nuevo y novedoso es que el FMLN no dice solamente, ‘bueno le vamos a dar un espacio’. No. Está diciendo el FMLN, la comunidad salvadoreña alrededor del mundo, que debe y tiene la responsabilidad de co-gobernar este país. ¿Por qué? Bueno, pues porque de hecho nosotros representamos más del 21 por ciento del Producto Interno Bruto de El Salvador; nosotros mandamos casi lo que es el presupuesto nacional de la República… anda ahí por nueve mil punto y fracción, y este año está proyectado que vamos a llegar casi a los ocho mil millones de dólares en remesas. Entonces, somos una economía real que también le da energía, le da sostenibilidad; o sea, yo me pongo a pensar si estos siete mil puntos, si ocho mil millones de dólares los sacamos de la ecuación salvadoreña, ese país cae en caos. El FMLN está viendo esta fuerza, verdad, pero hay que transformarla en una economía productiva, en una economía propositiva y no en una economía solamente de consumo.

RT: ¿Cómo te sientes tú con esa responsabilidad como migrante cuando te propusieron?

WM: Bueno, en primer lugar debo decir que es una responsabilidad muy grande, verdad, pero que también me llama a la humildad de la responsabilidad que representa. No me siento, digamos, súper alegre, verdad, porque me han elegido y me han propuesto para que corra esta posición tan importante del país. Lo veo con mucha seriedad, con mucha responsabilidad; veo que esta acumulación de lucha que nosotros hemos hecho dentro y fuera del país es una oportunidad para reivindicar a este pueblo también. Porque nosotros fuimos expulsados, nosotros fuimos perseguidos; nuestras familias han muerto en el conflicto salvadoreño; los temas no se han resuelto en El Salvador; y yo como salvadoreño muy vinculado a ese proceso simplemente veo una oportunidad de poder inyectar esta fuerza salvadoreña en el exterior, a que sea parte de cómo resolver el verdadero problema de raíz que hay en el país, que es la pobreza; que es la marginación, que es la falta de energía económica que le diga a un joven vos te gradúas aquí de ingeniero y vos vas a salir a buscar un empleo en tu rama académica; eso no existe en nuestro país, hay que desarrollar un programa entonces qué le permita a la juventud salvadoreña, a la fuerza laboral a encontrar esa oportunidad. Yo creo que en esa ruta nos vamos a mover nosotros ahora.

RT: En ese sentido ¿cuál es la propuesta con la que el FMLN está planteando al pueblo salvadoreño que vote por la propuesta?

WM: Mira, nosotros hemos diseñado una estrategia de hacer presentaciones de propuestas de manera semanal; semanalmente estamos haciendo una oferta digamos electoral. Nosotros ya hicimos la primera, que es el del ‘medio pasaje para la juventud’. Eso va a cubrir a más de 150 mil estudiantes que, alguien que tiene 3 autos en su garage, verdad, y entre ellos porches, dice: ‘No, eso no es nada’. Claro que no es nada para una familia que tiene un ingreso superlativo; pero en el caso del trabajador promedio de El Salvador, ese es otro mundo, ese es otra historia. Esa mitad de costo de pasaje puede ser 3 dólares, puede ser 4 dólares. Porque vienes desde el interior del país a las ciudades. Esa es una propuesta… Nosotros estamos hablando también del tema hambre cero, queremos generar digamos este centro de abastecimiento para que nuestro pueblo no se quede sin comer; o sea, nosotros vemos una crisis en el horizonte, de hambre, que viene. Y eso lo dicen las mujeres jefas de hogares en nuestro país, no lo digo yo; y me dijeron, ‘dígalo porque aquí se están quedando niños sin quien les dé de comer. Porque también está en esta fase en que vivimos, los padres corren, los padres huyen, pero también a los padres los han metido en la cárcel y entonces están quedando niños sueltos que nadie los puede cuidar; y entonces eso está generando otro problema a mediano plazo… las madres salvadoreñas me dicen a mí, ‘diga que este pueblo está teniendo serios problemas de comer’, se está reduciendo la dieta diaria de la familia a la hora de repartir los frijoles, el arroz, las tortillas. Eso es un problema y hay números ya contabilizados precisamente por el Estado que están diciendo que han muerto personas por falta de nutrición; o sea, se ha muerto de hambre, y eso es un problema. Hay más de 213 casos ya contabilizados… cuando estas mujeres jefas de hogares me dicen ‘en el campo no es tan así, que hay qué comer’, o en la ciudad, no es cierto eso. Entonces, estamos vendiendo una imagen que no corresponde con la realidad.

RT: ¿Y esto ha sido, en un año, o en cuánto ha pasado…?

WM: Del 2019 para acá. Sí, entonces este gobierno que está presentando un rostro moderno, pero es un moderno que tiene que ver con todo este tema real; o sea, se ha desmontado la agricultura en nuestro país, se ha desmontado la capacidad productiva de nuestro país. Entonces, cuando tú dices, hay más de 250 mil campesinos que no agarran sus dotes para trabajar la tierra, no agarran los préstamos correspondientes, no agarran los equipos correspondientes para producir, eso lo que te dice es de que a 6 meses de hoy, a 8 meses de hoy, a 1 año de hoy …, lo que viene es una hambruna. Y no podemos estar descansando mientras la dieta salvadoreña esté en dependencia de importaciones, que es lo que se ha privilegiado. No vamos a traer la comida de “X” o “Y país’… bueno, hay guerra en Ucrania… Encarece el tema salvadoreño es un problema, encarece el tema salvadoreño… ‘Bueno, pero hoy hubo un conflicto en Guatemala, que cerraron las fronteras, pero de ahí vienen las hortalizas, de Guatemala, y de Nicaragua. Entonces, en cualquier momento que en otro país hay crisis para nosotros va a ser catastrófico.

Lourdes Argueta, Secretaria de Organización del FMLN, habla del futuro de El Salvador y la importancia del momento que vive el país centroamericano. Foto: Rubén Tapia.

Lourdes Argueta, Secretaria de Organización del FMLN, habla del futuro de El Salvador y la importancia del momento que vive el país centroamericano. Foto: Rubén Tapia.

RT: Entonces, ¿está abandonado prácticamente el campo?

WM: Lo están abandonado. Por eso también nosotros en el planteamiento de propuesta de ‘hambre cero’, de crear estos mecanismos, de reinvertirlos en el campo, de generar los empleos correspondientes en el campo…, también vamos a energizar la economía local del campo, pero también vamos a prepararnos para enfrentar crisis, que pueden poner en alto riesgo la estabilidad, la seguridad alimenticia de nuestro país. Yo creo que también viene esa otra oferta que estamos haciéndole a nuestro pueblo, y también viene la parte de dignificar a los adultos mayores.

RT: ¿Por ejemplo lo que está haciendo AMLO, en México?

WM: Sí, de hecho AMLO, cuando el profesor Sánchez Cerén como presidente, pues fue a ver estos temas que nosotros estábamos desarrollando en aquel momento…

RT: ¿Ya lo están desarrollando ustedes?

WM: Sí, nosotros iniciamos con esos programas…

RT: ¿Cómo le llamaban?

WM: En ese momento era un bono para los adultos mayores y estaba focalizado donde estos adultos mayores estaban en la franja de mayor pobreza del país. Y también tiene el mismo contenido hoy, lo que sucede es que este gobierno lo quitó; en aquel momento eran 50 dólares al mes para los adultos mayores que no tenían ingresos, y esto les servía. Uno puede, nuevamente decir, ‘pero son sólo 50 pesos’, Pues sí, pero 50 pesos que si ahora no los tenés no comés.

RT: ¿Como cuántos se beneficiaron?

WM: En ese momento creo que andaban en los 40 mil, 50 mil. Ahora estamos hablando de 70 mil adultos mayores que van a ser beneficiados con este tema, pero igual va a haber otros elementos que se le van a ir incorporando para alivianar a esta población que básicamente está abandonada pues la pobreza en El Salvador es seria, es real; y esos esos beneficios que nosotros como gobierno desarrollamos y que los insertamos en la ley nacional, los han quitado…, los han quitado. Han reducido el vaso de leche, no lo están dando; han reducido el equipo de dotes escolares; han reducido los uniformes, los zapatos, que cuando vos haces una suma y una multiplicación, digamos, una familia del campo tiene 5 niños, o tiene 3, o tiene 2 , pues sí le resuelve el problema del desayuno en la escuela; si le resuelve el problema de los zapatos y les resuelves el problema de la escuela, de los equipos escolares y de los uniformes, vos ahí te estás ahorrando 200, 300, 400 pesos, que entonces eso ya no existe.

RT: ¿No existía y ustedes lo retomarían?

WM: Lo vamos a retomar. Porque creemos nosotros que este pueblo necesita tener los apoyos correspondientes del estado para que enfrente también los desafíos de vivir y sobrevivir ahí. Tenemos que salir de la pobreza. Nosotros dejamos los números de la pobreza en nuestro país a 28 puntos. Ahora ya están llegando a los 40 puntos de la pobreza. Entonces hemos subido en la pobreza pero dicen por este otro lado, aquí estamos poniendo luces led aquí estamos poniendo todas luces y ponemos luces a los edificios a la fuente y pensamos que eso está resolviendo el problema que la gente. Yo creo que es un es un mal manejo que yo como salvadoreño que puedo vivir en el exterior, yo me pongo alegre de que las cosas aparentemente estén bien, pero cuando vos entrás a la vida diaria de El Salvador entonces te encontrás con otra realidad.

RT: Cuando estuvo el vídeo, el de tutela legal, hace 3 semanas yo puse un collage de opinión de gente que viene de Estados Unidos y dice ‘oye pero aquí hasta puedo en la noche andar…’. ¿Es ficticio eso?

WM: Yo te digo una cosa yo puedo aquí andar en Los Ángeles a la 1:00 de la mañana, verdad. Y me salgo de un lugar a otro, verdad. Pero yo no veo al ejército salvadoreño. Yo no veo a la policía desplazada, en los centros urbanos de Los Ángeles o en cualquier otro país. Pero yo en El Salvador sí lo veo. Entonces lo que hemos hecho nosotros es militarizar nuestra sociedad. Nos tomó 60 años decirle a los militares que su rol es proteger el territorio nacional, y ahora están tomando cada vez más, digamos, roles de la policía nacional civil. Entonces ya hay consecuencia de eso, ya hay muertos. Porque el ejército tiene una función, y no en la función de la seguridad pública, es la función de la protección del territorio nacional. Y los mecanismos, los entrenamientos, los acercamientos de una fuerza militar no es la misma psicología de una fuerza policial pública. Y ahí también hay abusos de poder, verdad. Porque tú llegas con los uniformados del ejército y tú puedes parar a cipotas o cipotes, como decimos a jovencitos, y si te gusta la muchacha la agredís. Y si se opone a ser agredida le decís, te voy a poner el régimen de sección, qué es lo que está pasando en El Salvador; se está utilizando digamos la condición de pérdida de derecho de la ciudadanía para hacer cualquier cosa. Y ya las denuncias comienzan a cabalgar; ya comienzan a salir, porque también lo otro que es cierto es que vos no puedes vivir en un país, digamos, seguro, cuando tenés miedo de hablar; cuando tenés miedo de expresarte. Cuando vos hablas con el salvadoreño común y corriente y le hablas del tema que está pasando en El Salvador, inmediatamente baja su volumen. Dice, ‘No, mirá, aquí la cosa está complicada, verdad, no quiero…’. Entonces hay una seguridad, pero una seguridad a las espaldas de no tener derechos. Y cuando vos no tenés derechos, seas la iglesia en oposición, seas eh abogados en oposición, seas maestros en oposición, entonces ya eso se convierte en persecución a estos sectores que se han expresado. Bueno los medios de comunicación en el país varios segmentos, varios periodistas han tenido que abandonar El Salvador para hacer su periodismo desde Costa Rica, desde Guatemala y fuera del país. Entonces cómo alguien me va a venir a decir que ahora El Salvador es más seguro cuando los periodistas están diciendo mejor me voy a hacer periodismo desde fuera del país para que no me apliquen a mí el régimen de excepción. O sea, hay una contradicción, y yo el llamado que le hago a los paisanos salvadoreños y paisana salvadoreñas aquí en este país es, mire, sí hay que percatarnos de que no solamente estemos viendo esas imágenes ilustradas en los teléfonos celulares; que las imágenes proyectan una realidad que no corresponde al diario vivir de El Salvador. No podemos estar generando esta expectativa de que en El Salvador ya las cosas están resueltas y entonces, qué bien, verdad. Porque este gobierno en diferentes espacios ha dicho de que el 60% de los salvadoreños quiere regresar; pero cuando vas a una iglesia local, como me decía un amigo la semana pasada, él preguntó a un grupo de salvadoreños como de 60 que estaban ahí en la iglesia y dice, ‘¿Cuántos de ustedes quieren regresar?’. ¡Nadie! Entonces hay una contradicción y hay una manipulación y yo como salvadoreño que tengo el deseo de que mi país cambie, pues yo quiero creer que las cosas van bien.

RT: Entonces en ese sentido ustedes qué harían, vamos a decir ustedes ganan la presidencia, en el tema de la seguridad ¿qué harían, para mantener niveles de seguridad?

WM: Mira, la seguridad de nuestro país pasa por qué, digamos, las leyes salvadoreñas funcionen; pasa por qué, la seguridad del ciudadano tenga lo que la Constitución de la República le da. No podés perder el derecho para sentirte seguro, eso no corresponde. Yo creo que el FMLN le va a apostar a una política de seguridad que respete las leyes nacionales… es que lo que sucede que no podemos descansar nosotros como sociedad civil, que tengamos una seguridad de los cuarteles sueltos, pues; no podemos; porque esto no sabemos dónde nos va a llevar sabemos a dónde nos llevó hasta 1980, nos llevó a una guerra civil, eso sí lo sabemos; y sabemos también que el instrumento militar fue utilizado por ciertos grupos oligárquicos del país, para, bueno callar en sangre a la gente. Entonces nosotros no le podemos estar apostando a la misma fórmula que ya nosotros conocemos… Va a tener resultados muy, muy complicados para la sociedad salvadoreña. Nosotros creemos que hay que defender la ley, hay que defender la Constitución. Al criminal, sea quien sea, hay que aplicarle la ley, punto. Y no por eso te voy a quitar el derecho a vos, sólo porque le voy a aplicar la ley a un criminal. No hay por qué hacer eso. Pero en esta narrativa, verdad, donde se dice que se han hecho las cárceles más grandes de América Latina, como que fueran los institutos de investigación más importantes, donde se está estigmatiza dando a una a una juventud que está condenada a ser perseguida, verdad; y estamos preparando centro de dónde centros de concentración diría yo verdad porque yo no le veo otra expresión o qué otra palabra puedo utilizar para esto grandes recintos donde vamos a meter preso a medio mundo esa es la solución salvadoreña y no hay que venderla como la solución salvadoreña de que hay que meter presa a la a la jovencita o al jovencito porque no está de acuerdo con lo que yo estoy haciendo. Porque al final también hay una lista de gente que está metida en la cárcel que no tiene prueba de que es criminal y tiene también cartas de libertad y no los liberan. Y ese es un problema que estemos utilizando esta excusa de que hay una seguridad relativa para estar utilizando al estado en contra de la sociedad salvadoreña.

RT: ¿No está obedeciendo órdenes judiciales, Bukele?

WM: Bueno, lo que sucede es que cuando nosotros vemos los resultados, ahí vemos miles de personas que también por reportes del mismo Estado los metieron presos, más de 7 mil, que ya los liberaron porque no tenían cargos. Pero mientras tanto, estuvieron 1 año y medio; mientras tanto, fueron agredidos en la en la prisión; mientras tanto, perdieron sus trabajos; mientras tanto, perdieron sus hogares, etcétera, etc. Entonces nosotros no podemos estarle apostando a una seguridad que le quite el derecho, mínimo, civil, a la ciudadanía salvadoreña. Vamos a presentar una propuesta inteligente que mantenga una seguridad permanente pero que a los criminales se les tiene que aplicar el máximo de la ley, punto.

Werner Marroqín candidato a la vicepresidencia de El Salvador se dirige en la Casa Roja a un publico interesado en la política de El Salvador. Foto: Rubén Tapia.

Werner Marroqín candidato a la vicepresidencia de El Salvador se dirige en la Casa Roja a un publico interesado en la política de El Salvador. Foto: Rubén Tapia.

RT: ¿Pero ya no participación de los militares en cuestiones de seguridad?

WM: No. Porque ese va a ser un proceso de cómo eso se va a desarrollar, y cómo eso se va a desmontar, verdad. Porque tampoco podemos decir cualquier cosa, ‘hoy llego, mañana quito’. Eso no funciona así. Tenemos que tener también una propuesta, una oferta que también traiga expertos en la temática que nos ayuden a configurar una estrategia permanente de seguridad para la sociedad salvadoreña.

RT: Ahora, si te entiendo, ustedes están trabajando en la propuesta de campaña en la medida que desarrollan la campaña, ¿te entendí bien?

WM: Sí. Lo que sucede es que nosotros también tenemos una experiencia de 10 años de gobernar en El Salvador.

RT: Ahorita tú me decías que sí, que están construyendo, también incorporando demandas de la gente en la medida que van haciendo la campaña.

WM: También, así es. O sea, nosotros tenemos apuestas concretas. El tema de la economía es un tema que nosotros le vamos a entrar con propuestas concretas. Y algunas de esas ya las expliqué. También vamos a entrarle al tema de la seguridad. O sea, vamos a entrarle al tema también de la nación salvadoreña; o sea, tenemos que involucrar a la fuerza salvadoreña alrededor del mundo a que sea parte que cómo vamos a abordar estos temas. Y abre esa oportunidad, y esa mesa de concertación y conversación, para incluir insumos en este proceso nuevo. Porque también es nuevo el hecho de que un salvadoreño o salvadoreña, entre a este nivel de la conducción nacional. La vicepresidencia es un espacio bastante importante para definir políticas nacionales, y políticas internacionales. Ahí yo creo que hay una gran oportunidad para nosotros los salvadoreños, a que aquí tenemos una una acumulación también muy importante de todo tipo.

RT: ¿Cómo va a ser la campaña del FMLN encabezada por ti como candidato a la vicepresidencia, migrante viviendo en Estados Unidos, candidato sindicalista y activista de derechos humanos, particularmente en Los Ángeles?

WM: Bueno, una es decirle a nuestro pueblo migrante, a nuestros paisanos mujeres y hombres que también laboran todos los días en las diferentes esferas de la sociedad norteamericana, decirles que tenemos una oportunidad para construir una visión de país donde todos seamos incluidos, verdad; donde no tengamos que estigmatizar a nadie. El Salvador da para que todos vivamos bien. El Salvador también da para que nosotros participemos en la democracia digamos representativa… en nuestro país, ya topó. No podemos dejarle eso a un electo o a un gobierno que resuelva el problema mío de todos los días. Y eso es un llamado también para la militancia del FMLN, una vez que lleguemos a la primera magistratura del país. No es de que Werner Marroquín y el Chino Flores van a venir a resolver los problemas de El Salvador, no. No es así. Y nosotros no tenemos esa visión, nosotros venimos de construir posibilidades y de la única forma que este pueblo va a salir adelante: que verdaderamente creamos en nosotros, en nuestras capacidades y en nuestras posibilidades. Yo como organizador profesional en este país durante los últimos 25 años, puedo dar fe de que si nosotros tenemos la responsabilidad, la continuidad de resolver los temas más latentes de nuestras comunidades aquí en este país, también llevamos esa posibilidad, esa experiencia y esa capacidad para abordarlos allá en El Salvador. Y yo creo que en Estados Unidos somos más de qué 2.5 millones de salvadoreños; el valor del producto interno bruto de los salvadoreños en Estados Unidos anda por 7 mil 900 millones de dólares; nosotros sólo mandamos el 37%, digamos, de los ingresos que nosotros mensualmente tenemos. Además, nosotros le contribuimos a la economía norteamericana más de mil 600 millones de dólares en impuestos. Entonces nosotros somos una comunidad que hay que traer al experto en economía, que hay que traer al experto en cómo nosotros podemos articular políticas que esta fuerza económica le diga también a los países que nos reciben, ‘miren aquí hay un un resorte económico, ayúdenos a construir una opción; ayúdenos con sus expertis, con sus capacidades a que esta fuerza económica no sólo sea en consumo, verdad, porque por el momento eso es principalmente; y nosotros queremos hacer que esta fuerza económica se transforme en una economía productiva dentro del país.

Werner Marroquín  candidato viceprsidentcia del FMLN, en entrevista con Rubén Tapia. Foto: Rubén Tapia.

Werner Marroquín candidato viceprsidentcia del FMLN, en entrevista con Rubén Tapia. Foto: Rubén Tapia.

RT: ¿Vas a hacer campaña en todo Estados Unidos… Cómo andan de recursos? ¿Qué le vas a decir al trabajador, al empreesario, al intelectual salvadoreño viviendo en Estados Unidos, para que apoye al FMLN? ¿Qué es diferente?

WM: Bueno, en términos de recursos los partidos de izquierda hemos tenido siempre los recursos limitados. Nos la hemos inventado. Y en el acompañamiento de inventarlo, también este pueblo nos ha acompañado.

RT: Pero, ¿oficialmente les han dado dinero?

WM: El sistema debería de ver lo que es la deuda política, que básicamente es lo que le corresponde a un partido en base a su caudal de votos. Hay un monto por voto, y ese monto el partido lo puede reclamar… Creo que anda en un 5.27. Entonces, si tú tienes un caudal de 100 mil, 50 mil, de medio millón de votos, pues ese es el equivalente, dependiendo del número. El tema es de que en el caso del FMLN eso no se ha dado. Se lo han dado a otros partidos, pero a nosotros no…. Hemos mndado cartas, hemos mandado denuncias, lo estamos diciendo públicamente. Al FMLN no le están dando lo que le corresponde para entrar en una campaña que sea también competitiva. Ese ha sido siempre el tema nuestro. Nosotros contamos con una base, y con una historia de lucha. O sea, yo estoy haciendo campaña en diferentes partes de Estados Unidos, voy para Canadá el otro mes. Luego voy a hacer un recorrido por la Costa Este, voy a hacer un recorrido por el sur de Estados Unidos, ya hemos estado presentes aquí en California, y queremos hacer otras incursiones en el norte de los Estados Unidos. Entonces, estamos en eso. Y también el pueblo pues nos apoya, verdad.

RT: ¿Cuánto les corresponde, o les deben dar, o y le dieron para esta campaña presidencial al FMLN?

WM: Nos corresponde más de un millón de dólares. Pero no nos han dado ¡nada!

RT: ¿Y tienen alguna fecha para que…?

WM: ¡Tendrían que! Tendría que ser ya, ya están en violación, digamos, ya están en violación de la ley cuando no le están dando a este partido ese recurso que le corresponde. O sea, ya la campaña presidencial comenzó el 5 de ocubre. Entonces nosotros ya tendríamos que tener eso, pero no lo tenemos.

RT: ¿Quién da el recurso?

WM: Bueno es el tribunal supremo electoral, y todo el equipo ese que está alrededor del tema electoral. Son como los árbitros.

RT: ¿Entonces cómo le están haciendo?

WM: Le estamos haciendo con la ‘coperacha’, le estamos haciendo con apóyenos, compañera, compañero, amigo, amiga, salvadoreña. Este es un momento muy particular donde se sume usted también; porque este este no es el tema nuevamente de que el FMLN va a venir a resolver. Ahí pasa por los intelectuales de Estados Unidos, pasa por los empresarios de Estados Unidos, y de otros países; porque estamos dispersos en diferentes puntos del mundo.

RT: Aquí tenemos en Los Ángeles un… no sé si es el primer centro o departamento de estudios centroamericanos, ¿ya platicaste con ellos?

WM: Todavía no, porque no hemos entrado aquí en la en la zona esta de Estados Unidos. Estamos haciendo algunas incursiones, hemos platicado con algunos académicos en diferentes universidades pero en esta en particular no, no he hablado… y estamos también ahí, elaborando cómo vincularnos, cómo desarrollar propuestas, qué temas pueden ayudarnos a nosotros como comunidad para ser parte de esta fuerza transformadora de El Salvador también. Entonces estamos en esas pláticas, estamos hablando con diferentes sectores empresariales también. Debo de decir que hay miedo, la gente no se quiere dar color, y lo debo de decir claramente, verdad. La gente me dice, ‘te voy a apoyar pero no me quiero ver asociado’. Y esto no sólo es aquí en Estados Unidos, en El Salvador también. Y yo le digo con mucho respeto y cariño a la gente, que aporte, no importa cómo; porque el país está en riesgo, la democracia en El Salvador está en riesgo, la estabilidad de nuestra sociedad está en riesgo. Entonces debemos de participar para reducir esas ansiedades que ha generado este nuevo gobierno.

RT: Tú puedes decir, o podemos decir que es un espejismo el gobierno de Bukele, pero ese espejismo tiene más del 90% de la aprobación, y mucha gente piensa que se va a reelegir.

WM: Sí, pero lo que sucede es que cualquier cosa que pase, también debe de pasar por las leyes salvadoreñas, y también por la Constitución de la República. Cualquier reelección inmediata después de un término la Constitución lo prohíbe; y usted, paisano salvadoreño que me escucha, debe de escuchar claramente este tema; porque no es de que tenga la popularidad o no la tenga, usted hace sus 5 años de presidente y usted tiene que salir de ese cargo; y si quiere correr otra vez, tiene que regresar dentro de 5 años a presentarse ante el electorado, esas son las reglas del juego, no las podemos cambiar a medio camino. Pero es lo que este gobierno ha estado haciendo, está cambiando las reglas del juego y ese es un problema; porque genera a des-estabilidad, genera desconfianza, genera temores y si estamos hablando de procesos electorales transparentes y democráticos, pues lo que tenemos en este momento no está apegado a eso.

RT: ¿Por qué están haciendo esto, a quién está beneficiando, si no está beneficiando al pueblo este gobierno de Bukele?

WM: Bueno mira, yo creo que ahí hay intereses económicos grandes, de los sectores empresariales también del país. O sea tú ves a una ANES, que es la asociación de empresarios salvadoreños que en estos últimos 3 o 4 años no ha dicho ‘ni pío’, sobre lo que pasa en El Salvador. Cuando vos comparás a este grupo empresarial con las administraciones del FMLN, que todos los días tenía su conferencia de prensa atacando de que ‘darle un vaso de leche a los niños era despilfarro’; de que darle un informe, de que dar esta posibilidad, de que bajar los costos del medicamento, que generar equipos de prevención de salud al interior del país, eh… que mejorar las calles que hicimos, que poner un sistema público de transporte cómodo para los trabajador y las trabajadoras era ‘perder dinero’… Porque ellos no se ven reflejados en los grandes nudos de trabajadoras y trabajadores. Los sacaron y ahí están pudriéndose esos vehículos, estos que llevaban Wi-Fi, que llevaban aire acondicionado para que los trabajadores se movieran de los puntos más distantes de la ciudad y no pasaran esos grandes tráficos de 3 horas que ahora los tenés que estar haciendo… entonces, como no me beneficiaba yo, el millonario, o yo el que tengo una capacidad económica importante en el país, entonces ‘no sirve’. Y lo desmontaron… Y se perdieron bueno yo diría que más de 100 millones de dólares, tirados, verdad. Entonces esta es una tragedia, yo creo que también cualquier cosa positiva que un gobierno deja hay que construir en eso, no podemos desmontar lo poquito que vas construyendo, para adueñarte de una cosa que no corresponde con el desarrollo a mediano y a largo plazo en El Salvador.

RT: Ya casi para finalizar, y muchas gracias por su tiempo Werner, ahorita mencionaste que ustedes tuvieron aciertos y tuvieron también errores, tuvieron fallas. He platicado con gente, también activistas de ese tiempo y todavía alguna gente cree en Nayib Bukele. Cómo van a poder ganar o generar la confianza sí el FMLN, que como lo mencionaste ahorita en el discurso es un partido de izquierda que está en contra del neoliberalismo, y el neoliberalismo en América Latina ahorita precisamente por eso es la nueva oleada de gobiernos progresistas. ¿Qué ha reconocido el FMLN, sobre lo que fallaron cuando eran gobierno, y cómo pueden reconstruir esa confianza?

WM: Mira, yo creo que…, dos cosas, bueno son varias pero, decir que los gobiernos del FMLN tuvieron más de 200 programas de desarrollo humano y social en El Salvador, y eso pasa por salud, eso pasa por educación, eso pasa por economía, eso pasa por el campo, eso pasa por derechos de la mujer, de la niñez, de la infancia… hicimos todo un programa y yo le llamo a usted compañero o compañera que me escucha a que vaya a buscar esos datos, están ahí, están en las instituciones del país; pero también hay las Naciones Unidas, tienen esos datos y yo le digo haga su propia investigación, no todo lo que brilla es oro, verdad. Ahora, ¿dónde nos equivocamos? Bueno, nos equivocamos en que estos 200 programas no le dijimos al pueblo que había que defenderlos; no le dijimos a nuestro pueblo de que eran programas precisamente de la victoria, de su lucha; no les diríamos aquí están, tomen. Entonces viene el pueblo y yo no pude entender ese momento, porque hubiera tenido una diferente actitud; de si el pueblo no, pero sí el vaso de leche y los zapatos, y el uniforme, y bueno, tener este equipo de salud en el campo de derecho del Estado. Dármelo si yo pago impuestos, eso sí, el pueblo ahora, ese mismo pueblo, y yo le digo pídaselo a Bukele, y dígale que es un derecho suyo, no se lo quede callado; que le quitaron a su hijo el vaso de leche, no se quede callado; que le quitaron a su hijo el equipo escolar, que le quitaron también los uniformes, que no le han dado los préstamos correspondientes para producir la tierra, díganle a Nayib Bukele que ese es el derecho del Estado y usted como ciudadano tiene ese derecho de asumirlo. Entonces, no lo dice, y usted compañero que está pensando que las cosas en El Salvador han mejorado porque ve luces en los edificios y limpieza en las fuentes para hacer videos y para promover esa imagen de que El Salvador es un país seguro, yo le hago el llamado a que vaya a caminar ahí, al país, y decirle de que no es tan cierto que esa seguridad y esa prosperidad le está llegando al pueblo salvadoreño; eso no es cierto, y se lo digo con todo respeto y con toda seguridad. Porque estoy hablando con la gente en el territorio nacional y la gente lo que me dice a mí es que hay problema de comer, hay problemas para pagar el desayuno, el almuerzo y la cena. Cuando ya reducimos todo, verdad, usted tiene capacidad de comprar sus frijoles o comprar su medicina, bueno ahí tiene que decidir. Ahora, nosotros bajamos los costos del siete mil por ciento del costo de los medicamentos en el gobierno del FSLN, le bajamos al pueblo para que fuera libremente y poder comprar su medicamento; le pusimos también reducción a todos los medicamentos de personas con condiciones crónicas, bajamos los precios… Centroamérica era el país más caro en comprar medicamentos, no se le puede olvidar a usted que lo que hemos hecho ha beneficiado la familia salvadoreña; y no sólo ha sido a un grupito, porque ahora los importadores… ¿cuánto puede tener una empresa importadora, 30 trabajos, 50 trabajos? Y eso le va a dar a usted la justificación para quitarle el subsidio a 280 mil campesinos que iban a producir 1, 2, 3, 10 manzanas, y que ahora no puede. Porque no les dieron ese subsidio, porque no le dieron ese préstamo, porque no le dieron los insumos agrícolas para producir la tierra. O me va a decir usted de que la leche que llegaba a las escuelas ahora los ganaderos dicen ‘no, es que eso ya no es negocio’; y luego se pasaron al tema de la carne. Ayer hablaba con unos ganaderos y me decían, ‘no, luego nos hemos pasado la carne y tampoco es negocio’. Entonces ¿qué estamos haciendo? ¡Quebrar! Entonces ese niño que recibía la leche, también tenía a un ganadero que producía la leche; y esa cadena productiva es la que han quebrado. Entonces se ha concentrado en un grupo pequeño, de los grandes empresarios que traen de todo, pero que en la producción local, han aniquilado la producción local. Y ese es un problema. Entonces, decir que sí somos un país con reglas claras porque no están entrando las inversiones. Somos el país en la región con menos inversión extranjera. Entonces todo eso ha bajado, todos esos índices han bajado, y yo le digo a ustedes ciudadano, investigue. No se deje ir con la finta, como decimos en el pueblo. Porque no podemos ser cómplices de seguir maltratando a un pueblo digno que por nuestra falta de información estamos avalando políticas nefastas que están golpeando a la familia salvadoreña promedio del país. Entonces yo quiero decirle que no me crea a mí, vaya a hacer la investigación correspondiente, aquí tenemos, digamos, el equipo tecnológico como para meternos a cualquier lado. Y hay que sacar los números correspondientes.

RT: Parte del trabajo ahorita que tú, que ustedes tienen, son 3 meses, porque ahorita estamos ya a finales de… la semana que entra se acabó octubre, noviembre, diciembre, que es difícil hacer campañas me imagino en las fiestas, y en enero y parte de enero. Entonces es muy poquito. ¿Cómo piensas que tu mensaje sea recibido y si se ha entendido cabalmente, o cuando menos debatido por tu comunidad en el exterior aquí en Estados Unidos, y particularmente aquí en Los Ángeles? ¿Y cómo pueden conocer a fondo su propuesta?

Werner Marroquín en conversación con Radio Bilingüe. Foto: Rubén Tapia.

Werner Marroquín en conversación con Radio Bilingüe. Foto: Rubén Tapia.

WM: Encuéntrenos ahí, en la página Werner Marroquín para la vicepresidencia, esa se puede vincular con otras páginas de otra del compañero, Manuel el “Chino” Flores, y saludar también a Manuel el Chino Flores, que estamos en esta lucha, está dando una gran batalla; y decir de que es importante informarnos y también dejar ahí sus comentarios. Yo sé de que los troles invaden los espacios nuestros y son los logaritmos que nos hablan y nos ponen un montón de temas ridículos; y que nos quieren ridiculizar y que nos quieren minimizar. Nosotros sabemos que nuestra lucha sigue siendo justa, nuestra lucha sigue siendo digna, y entonces en ese sentido le pedimos directamente a usted a que apoye esta lucha, infórmese y cuando usted cheque esos informes se va a dar cuenta de que es necesario levantarse y caminar juntos con esta propuesta del FMLN, que ha sido también un partido coherente en los últimos 43 años y que a propósito hoy, en Los Ángeles, estamos celebrando el 43 aniversario. Y decirle a nuestra militancia del FMLN y a nuestros simpatizantes que este partido está vivito y organizando, y les decimos a nuestros adversarios ustedes pueden tener cualquier pretensión, pero este pueblo y este partido está hechos de varias generaciones de luchadoras y luchadores y no nos van a poner en la esquina, eso no va a pasar. Y a nuestro pueblo decirle de que los errores cometidos los estamos asumiendo y los estamos corrigiendo, pero vamos a corregir más rápidamente si usted se involucra, si usted es garante también de que estos, de que estas correcciones las aceleraremos en este proceso y usted es fundamental en este nuevo concepto del FMLN. Estamos empujando una democracia participativa donde usted también le dice al funcionario: ‘Mire, aquí va mal… corrija allá, no espere 5 años para decirle aquí es una catástrofe’, verdad, sino que todos los días tenemos que hacer trabajo permanente de corregir el rumbo, de corregir errores; porque también los seres humanos son los que están conduciendo estos procesos, no son dioses y aquí nos vamos a enfrentar también a un partido, un movimiento que ha surgido precisamente de la erosión de nuestro partido; y decir también que tenemos derecho, por eso hicimos la democracia, por eso hicimos la guerra por 12 años, para darle al pueblo salvadoreño y a las diferentes formas de expresión, y no nos importa cómo este grupo u otro grupo partidista, partidarios, se agrupen. Hagamos una lucha por la democracia y los invitamos a que nos respetemos en ese, en esa dirección, porque no es cierto que no tenemos qué aportar. Nosotros del FMLN ya venimos aportando grandes cosas en la vida democrática de El Salvador. Iniciamos esos procesos y estamos ahora con una experiencia también de desaciertos en 2 administraciones, pero estamos corrigiendo; y el pueblo nos está viendo y se está sumando. Y decirle a los diferentes sectores de la vida nacional y también de fuera del país que hemos aprendido la lección y la vamos a corregir y la estamos corrigiendo; y si usted quiere ver esas correcciones más rápido lo invito y la invito a que se meta a esta lucha, no se lo deje a nadie más, no se lo deje a Warner Marroquín, no se lo deje al Chino Flores, no se lo deje al FMLN. Métase, necesitamos de su capacidad, necesitamos de su pasión, necesitamos de su inteligencia para que estos procesos aceleren de mejor manera y resolvamos el problema que tenemos en el país. Necesitamos parar la inmigración, necesitamos generar trabajos en El Salvador; necesitamos traer tecnologías que le den las capacidades al campo para ser más efectivos en sus producciones; no podemos estar esperando cuando llueva porque el cambio climático ha impactado precisamente a nuestros pueblos, a los más pobres de esta catástrofe mundial de los países industrializados, que también tienen una responsabilidad sobre nuestros pueblos. Y entonces, cuando hablamos de que somos países que expulsamos e inmigrantes hay una explicación histórica, hay una explicación también de políticas de estas grandes naciones que han infringido, que han generado estas expulsiones de nuestro país a través de sus políticas. Entonces, decirle de que esto no es un problema sólo de El Salvador, es un problema compartido y yo creo que en el marco, cuando iniciamos esta entrevista, decir que nos sentimos contentos que hay jugadores digamos de América Latina que están preocupados por resolver el problema de manera global; porque hay que ir a la raíz del problema y si nosotros no vamos a la raíz del problema este es un problema reciclable, no. Recuerdo que cuando yo me hice ciudadano creo que éramos como 2 millones, cuando peleamos por la reforma migratoria éramos 6 millones. Ahora ya estamos sobre los 12, y no para. Entonces hay que parar la inmigración de donde viene y ahí hay que invertirle a nuestros pueblos y hacer un llamado… y también nos comprometemos a que nosotros como gobierno, cuando lleguemos, vamos a tener las conversaciones correspondientes con estos estados que tienen algo que decir, algo que hacer y nosotros por igual tenemos algo que decir y algo que hacer en ese sentido. Nos vamos a meter en esa lucha también para resolver el problema de raíz de la migración en nuestros países

RT: Finalmente, contraponiendo a lo que pudiera decirse en muchos medios de que Bukele va a hacer un segundo periodo, ¿tú crees que el FMLN va a romper esa predicción y se va a sumar a esta nueva segunda ola progresista?

WM: Mira, en esta segunda ola progresista, y en la escuela política ya de 10 años de gobierno el FMLN no sólo tiene que ser una fuerza progresista, tiene que ser una fuerza revolucionaria. Tenemos que seguir apostándole a que la distribución de la riqueza pasa porque los que tienen más pongan más en la mesa, no sigan tomando más y los que tengan menos paguen el bill de los que tienen más, eso no es posible ya. Decirle a los empresarios, medianos, chiquitos o grandes de El Salvador: tenemos que resolver este problema juntos, no es solamente de la izquierda salvadoreña, no solamente del centro, no es solamente de la derecha; es el concurso de voluntades de todas las fuerzas vivas del país; podemos coexistir con una política donde todos seamos parte de resolver el verdadero problema de raíz, y vamos nuevamente a la distribución de la riqueza. Y hay riqueza en El Salvador, bueno si de aquí de Estados Unidos llegan 7 mil 500 millones de dólares todos los años, a hacele 25 años para atrás y ponele a la proyección 25 años adelante, son billones y billones y billones de dólares que salen como entraron sin ninguna pena y sin ninguna Gloria; lo único que han dejado son unos grandes malls en los pueblitos chiquitos de mi país; y ahí la gente se va a concentrar y ahí la gente va a dejar los 300 pesos, los 50 pesos, los 200 pesos que el trabajador salvadoreño y salvadoreña envía. Entonces también el pueblo salvadoreño lo deja en la medicina, que no le alcanzó para pagar, o en la escuela, que no alcanzó a pagar la colegiatura, o en la dieta diaria, o en cualquier otra cosa. Pero decir de que tenemos que buscar una armonía, con esa riqueza que tenemos, y con esta pobreza que va galopando, hay que buscar una fórmula que les permita eliminar la pobreza. Y que esta economía de prosperidad que tenemos los salvadoreños fuera de El Salvador, pueda ser invertida en el desarrollo económico de El Salvador.

RT: En México, cuando se eligió López Obrador se acuñó “la esperanza de México”, ¿han acuñado ustedes alguna frase que la médula fundamental de esta campaña de aquí que termina el 4 de febrero?

WM Sí. Caminemos Juntos, Hagámoslo Juntos, ese es el lema nuestro. ¿Por qué? Pues porque ya tratamos como partido de resolver el problema del país y lo quisimos hacer nosotros y no nos dio el resultado correspondiente. Los cambios en El Salvador, para que se mantengan en el tiempo, los tenemos que hacer juntos, los tenemos que proteger juntos, los tenemos que defender juntos. Y para eso hay que tener una participación directa, y el FMLN está comprometido a meterse en todas las comunidades de nuestro país para que ese pueblo diga, ‘este es el partido que verdaderamente me va a garantizar en el tiempo el desarrollo mío y el de mi familia aquí en las fronteras nacionales de El Salvador’. Y decirle de que puede venir a Estados Unidos a visitarnos, y decirle que puede ir a Australia, donde tiene sus familiares, pero de visita; no podemos estar arriesgando nuestras vidas, nuestra identidad, nuestra integridad buscando el sueño en algún lado fuera de nuestro de nuestras tierras; y yo creo de que cuando hicimos una visita con el movimiento laboral allá en el año 2000, recuerdo que el debate que nosotros hicimos con estos líderes sindicales, entre ellos iba Eliseo Medina, María Elena Durazo, hablábamos de que mientras no resolviéramos el tema de raíz, que es precisamente la economía pobre de nuestro pueblo, que si no resolvemos los mecanismos de producción que nos den esa habilidad, esa capacidad de hacer pueblo, de hacer patria, de hacerlo ahí con nuestra familia en El Salvador, va a ser muy difícil. Entonces yo creo de que decirle a nuestros conciudadanos aquí, alrededor de Estados Unidos, pues caminemos juntos en esta lucha porque no lo puede hacer usted aisladamente ni yo aisladamente ni nosotros como fuerza política aisladamente de la voluntad suya, y de todos; para que verdaderamente veamos que hay futuro mediano, en un país donde todos nos sintamos contentos, alegres de ser parte y de que lo estamos construyendo juntos porque no va a pasar por sí solo.

RT: Y particularmente los que están sosteniendo ahorita la economía de El Salvador son los migrantes, verdad.

WM: Sí en gran medida también llevamos esa esa carga, y nunca hemos dejado a nuestro pueblo solo y nunca lo dejaremos solo; porque también ahí están nuestros hermanos, ahí están nuestros tíos, ahí están nuestros padres, nuestros primos, nuestros amigos de infancia, de la juventud, etcétera. Entonces somos lo mismo y por eso mismo asumimos el reto de que caminemos juntos y que lo hagamos juntos.

This entry was posted in Elecciones, Inmigrantes, Latinoamérica. Bookmark the permalink.