Apresura la administración Obama deportación de niños centroamericanos

Marco Vinicio González

Noticiero Latino, Nueva York

En Nueva York un grupo de 30 niños centroamericanos que llegaron recién al país sin compañía de un adulto tendrán hoy su día en una corte federal en Manhattan, sin contar necesariamente con representación legal adecuada y sin hablar inglés, reporta The New York Times.

La administración Obama está haciendo todo lo posible para acelerar el proceso y deportar a estos menores, dice el rotativo, emitiendo incluso expedientes especiales para que estos niños pasen al frente de la fila de esperan y consign de manera expedita turno para comparecer ante un juez de Inmigración.

No obstante, el gobierno municipal ha creado una comisión y destinado fondos públicos, invitando también a la iniciativa privada a contribuir con un fondo para este propósito, y coordinando el trabajo de agencias comunitarias para proveer suficiente representación legal, albergue y comida a estos menores que ha llegado recientemente a la ciudad. Pero las citas provistas por el gobierno federal para que estos menores comparezcan ante un juez son repentinas y toman por sorpresa a propios y extraños, dicen expertos en el tema.

En tanto, 14 niños salvadoreños y sus madres regresaron el lunes a su país origen, deportados por Estados Unidos, tras decidir no continuar con el proceso judicial y tener un día en la corte, a pesar de que el gobierno de El Salvador sigue rechazando recibir a estos menores mientras un juez no determine si son elegibles para quedarse en este país, dice Prensa Asociada.

En días pasados la hondureña de la etnia garífuna que reside ahora en El Bronx, Nueva York, Sully dijo a Noticiero Latino con lágrimas en los ojos y el aliento entrecortado, que no esperaba tanta humillación al llegar a este país; y que muchas veces pensó mejor regresar a Honduras, de donde salió huyendo de la delincuencia y la inseguridad tras ser amenazada su vida y la de sus hijos, luego de haber hecho el difícil y traumático trayecto cruzando México y la frontera con Estados Unidos.

Hubiera preferido regresar a mi país… Yo nunca esperé un trato tan inhumano de ellos aquí…, jamás lo esperé”.

Sully es una de las cientos de madres centroamericanas que pasaron unos días detenidas en un centro de la Patrulla Fronteriza en Texas, hacinada en un galerón donde dormían el suelo y hacían sus necesidades sanitarias enfrente de los otros detenidos, pues el inodoro se hallaba dentro de esa ‘celda’ improvisada, sin agua y casi sin alimentos, según relató.

De acuerdo con el Times, la administración Obama está buscando llevar ante un juez de Inmigración a estos menores centroamericanos dentro de un plazo de 21, días luego de haberles abierto un caso de deportación. Para los padres que llegaron con sus hijos el plazo es de 28 días.

This entry was posted in Inmigración, Noticias, Noticiero Latino. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo