Veteranos deportados conmemoran su día con un llamado a la nación

Veteranos y sus familiares celebran el Día de los Veteranos en Tijuana Baja California (Mx). Foto: Manuel Ocaño.

Veteranos y sus familiares celebran el Día de los Veteranos, en Tijuana Baja California (Mx). Foto: Manuel Ocaño.

Esta semana se conmemoró el Día del Veterano en Estados Unidos. Fue un día de actos solemnes por toda la nación, en homenaje a los que han servido en las fuerzas armadas y que han peleado en las guerras del país. Veteranos estadunidenses recordaron la ocasión en tres ciudades mexicanas fronterizas con Texas, Arizona y California, con actos igual de solemnes pero con declaraciones de protesta. Son decenas de veteranos que fueron deportados del país por no ser ciudadanos y haber cometido delitos. Ellos demandan ahora que el país por el que arriesgaron sus vidas no los siga dejando en el olvido. Manuel Ocaño reporta desde el acto de los veteranos deportados en Tijuana, Baja California, México.


Se escucha sonido de tráfico automovilístico…

A unos pasos de la línea fronteriza y frente a un rio de vehículos una docena de ex militares de las fuerzas armadas de Estados Unidos y sus familias celebraron el Día del Veterano. Héctor Barajas, de 40 años de edad, es un ex paracaidista que coordinó la ceremonia.

Héctor Barajas, fundador de Deported Veteran Support House. Foto: Manuel Ocaño.

Héctor Barajas, fundador de Deported Veteran Support House. Foto: Manuel Ocaño.

“No importa donde estemos. Aunque estemos deportados de este lado del muro, que sigamos conmemorando este día muy especial”, dijo Barajas.

Una ceremonia similar se llevó a cabo en Nogales, Sonora.

Sonido ambiente del evento…

Otra concentración sucede en Ciudad Juárez, Chihuahua. La encabeza José Francisco López, de 74 años, un veterano de la guerra en Vietnam:

“Lo celebramos en el puente internacional de Ciudad Juárez-El Paso, y nos juntamos ahí con los compañeros y tuvimos hot dogs, y al mismo tiempo alzamos las banderas”

Veteranos deportados celebran su día en Nogales, Sonora. Foto: Cortesía d Roberto Vivar.

Veteranos deportados celebran su día en Nogales, Sonora. Foto: Cortesía d Roberto Vivar.

Es la primera vez que en tres lugares distintos estos veteranos de la guerra, desde Corea hasta Afganistán, celebran este día. Todos nacieron en México y fueron a pelear por Estados Unidos. Como nunca se hicieron ciudadanos cuando regresaron a la vida civil y cometieron delitos, fueron deportados.

“Fue muy difícil encontrar trabajo, porque no tenía identificaciones”, señaló Barajas.

El ex paracaidista Héctor Barajas fue deportado cuando disparó un arma de fuego. Lo metieron preso y al salir lo deportaron. Dejó a su mujer y una hija. Llegó a Rosarito (Baja California) sin trabajo ni dinero. Cuidaba ancianos en un hospicio, trabajaba en construcción o en lo que encontrara. Pronto supo que su caso no era único:

“Ya tenía un departamento y empecé a traer…, a que se quedaran los chicos conmigo”

El número de veteranos repatriados aumentó y Barajas y otros deportados se trasladaron a Tijuana.

“Fundamos la primera Casa de Apoyo a Soldados deportados en el 2013, y la fundamos porque había necesidad; en ese tiempo eran poquitas personas y nos enfocamos primero en tener dónde vivir”

Veteranos con sus banderas celebran Veterans Day en línea de Tijuana-San Diego. Foto: Manuel Ocaño.

Veteranos con sus banderas celebran Veterans Day en línea de Tijuana-San Diego. Foto: Manuel Ocaño.

Lo llamaron “El bunker”. Además de ayudar a los veteranos con las necesidades básicas, documentaron los casos de más de 230 veteranos deportados y alzaron la voz ante la opinión pública.

“Todo lo que hacemos, vigilias, cómo hacemos el papeleo para los compañeros, la base de datos…, la gente comenzó a tomarnos en serio”, señaló Barajas.

Hace más de un año sus demandas tomaron otro nivel con el apoyo de la Unión Americana de Libertades Civiles, que considera que hay 300 mil veteranos en Estados Unidos que nacieron en el exterior, casi 100 mil no son ciudadanos y son vulnerables a la deportación.

“Nos empezaron a visitar legisladores y personas importantes”

Héctor Barajas, de pie platica con miembros del Comité de Asuntos para Veteranos, en octubre de 2017. Foto: Cortesía de Barajas.

Héctor Barajas, de pie platica con miembros del Comité de Asuntos para Veteranos, en octubre de 2017. Foto: Cortesía de Barajas.

Hay varias propuestas de ley en su favor, una la patrocina el congresista Raúl Grijalva, de Arizona. Es la HR 1405, el ‘Acta de Protección y Visa para Veteranos’, que de aprobarse otorgaría visas para que puedan ingresar a Estados Unidos a recibir atención médica, visitar a sus familiares y tramitar su derecho a su pensión militar.

“El año pasado tuvo 12 congresista y ahora tiene casi 60, todos demócratas”

Por lo pronto ya lograron que a cinco del grupo les den pensión militar. Pero la mayoría vive con muchas limitaciones y a Barajas le preocupa que el presidente Donald Trump incremente la deportación de veteranos:

“Quieren sacar a todas las personas que tienen un record criminal, y la mayoría de nosotros tenemos un record criminal”

Héctor Barajas se abraza con el congresista Juan Vargas. Atrás, el congresista Lou Correa. Foto: Cortesía de Bajas.

Héctor Barajas se abraza con el congresista Juan Vargas. Atrás, el congresista Lou Correa. Foto: Cortesía de Bajas.

Estos veteranos reconocen sus faltas pero consideran injusta su deportación, señala Héctor López de 50 años de edad. Sirvió en el ejército durante 6 años, pero fue deportado después de ser convicto por drogas.

“Si soy lo suficientemente bueno para morir por Estados Unidos, si soy lo suficientemente bueno para matar en nombre de Estados Unidos, entonces soy lo suficientemente bueno para vivir ahí”, razonó López.

Para la Edición Semanaria del Noticiero Latino, desde Tijuana Baja California, México Manuel Ocaño.

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo