Vence Newsom en referendo revocatorio con abrumadora mayoría

Gavin Newsom obtuvo una victoria decisiva como gobernador de California el martes 6 de noviembre. En la imagen, asistió a un evento donde sirvió personalmente la cena de los invitados en el Centro de la Resistencia al presidente Donald Trump. Foto: https://www.chicoer.com.

Gavin Newsom obtuvo una victoria decisiva como gobernador de California el martes 6 de noviembre. En la imagen, asistió a un evento donde sirvió personalmente la cena de los invitados en el Centro de la Resistencia al presidente Donald Trump. Hoy vence en el referndo revocatorio montado por un grupo de republicanos en su cntra. Foto: https://www.chicoer.com.

“Estoy muy agradecido por rechazar esta revocación”, declaró el gobernador de California, Gavin Newsom al conocer los resultados parciales a boca de urna, en el referendo al que fue sometido por un sector de republicanos que aspira a removerlo de su cargo y que fracasó estrepitosamente la noche del martes, cuando la proporción de simpatizantes fue de 2 contra 1 en favor del actual gobernador.

De la redacción

El gobernador de California, Gavin Newsom no se convirtió en el segundo gobernante destituido en ese estado, gracias a su amplia base demócrata que acudió a las urnas y superó con mucho la votación de los republicanos, que intentaron removerlo acusándolo de haberse extralimitado; de haber cerrado la economía de California para combatir el COVID-19, y de manejar mal o de forma inconsistente la pandemia.

O sea, California dijo sí a la ciencia, a los derechos de los inmigrantes y al futuro: “Rechazamos el cinismo y la intolerancia y escogimos la esperanza y el progreso”, declaró el gobernador al darse a conocer la cómoda ventaja sobre sus opositores.

Quienes forzararon el referendo revocatorio reunieron 1.7 millones de firmas, en un estado donde este tipo de referendos es prácticamente tradició democrática. Argumentaron -también sin éxito-, que Newsom había cenado en un lujoso restaurante mientras ordenaba a los californianos no acudir a reuniones y permanecer en casa. Pero el gobernador se alzó con el 67 por ciento de los votantes oponiéndose a la revocación, contra un escueto 33% que buscaba su destitución.

En una encuesta a boca de urna sobre el manejo del Covid-19 en California, el 45% opinó que las políticas del gobernador eran correctas, contra un 17% que dijo que no eran lo suficientemente estrictas, y sólo el 32% señaló que eran demasiado rígidas. En cuanto a la orden de usar cubre bocas en las escuelas, el apoyo fue aún mayor: el 69%, y sólo el 26% se opuso a eso.

Además, Newsom contó con el apoyo de varios sindicatos, cuya participación contribuyó a frustrar los intentos golpistas de los republicanos. Tan sólo en el condado de Los Ángeles, la afiliación sindical, a través de la poderosa federación, AFL-CIO, montó un banco de llamadas telefónicas con 3 mil 265 turnos de miembros sindicales voluntarios, que contactaron a más de un millón de demócratas y tocaron más de 130 mil puertas, dijo a la prensa Christian Castro, portavoz de la organización. En total, la federación habría gastado hasta el día de ayer más de 2 millones de dólares en este esfuerzo.

No obstante, el candidato a suceder a Newsom, Larry Elder, un ultraconservador que se ubica ideológicamente a la derecha de Trump, declaró desde días previos a la elección la existencia de un supuesto fraude impulsado por los demócratas. ¿Dónde hemos oído eso?

De hecho, no conformes con el ridículo y costosísimo fracaso de los republicanos en Arizona, que realizaron una supuesta “auditoría” de los votos recontados, y tras estropear la costosa maquinaria para sufragar, trasladaron esta operación fraudulenta al estado de Wisconsin. El día de ayer, la representante estatal, Janel Brandtjen dio el paso sin precedentes en ese estado, al exigir a los empleados de dos condados que entreguen todas las papeletas y máquinas de votación de las elecciones presidenciales de 2020, para lo que los republicano llama una revisión “ciber-forense” de los resultados. Y se espera que otra media docena de estados hagan muy pronto lo mismo.

Como reportamos oportunamente en este espacio informativo, los republicanos van por la Casa Blanca y el Congreso completo, intentando sin éxito, ya vimos, apoderse primero de California, por ser el estado más poderoso económicamente en la nación, y el más poblado.

En cuanto al elector latino en este referendo revocatorio, que hace un mes había hecho sonar la alarma por su baja participación, pues el 27 de agosto el entusiasmo de este sector de la población se veía disminuido, ya que sólo el 6% había devuelto sus boletas por correo, detrás de los votantes asiáticos y negros de California.

Foto: Rastreador de Boletas de PDI.

Foto: Rastreador de Boletas de PDI.

Pero el 11 de septiembre, cuando el rastreador de boletas de PDI (Political Data Inc.) se actualizó por última vez, los latinos habían devuelto para entonces 1 millón 379 mil 94 boletas, lo que representaba entonces el 23% del total. Hace falta un desglose por grupos étnicos y raciales cuando se cuenten todas las boletas que aún no han llegado por correo. Pero entre tanto, los latinos respondieron y pronto sabremos si lo hicieron en similar proporción a su copiosa participación en 2018, cuando su voto fue crucial para darle la gubernatura de California a Gavin Newsom.

Vale notar que en las horas previas al cierre de la votación Newson recibió un fuerte apoyo con la visita a ese estado de figuras como la senadora Elizabeth Warren, el expresidente Barack Obama, la vicepresidenta, Kamala Harris y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Por su parte el candidato puntero de la oposición, Larry Elder provocó a los votantes demócratas con sus discursos incendiarios, afirmando sus posiciones más que conservadoras contra el salario mínimo, el aborto y la eliminación de las protecciones contra la discriminación en la contratación para las mujeres.

Y a medida que la amenaza de una derrota para Newsom comenzó a perfilarse, en un estado donde los demócratas superan en número a los republicanos casi dos a uno, la campaña del gobernador invirtió 70 millones de dólares para publicar anuncios en todo el estado que criticaban a Elder y resaltaban la amenaza de hacer retroceder las restricciones de COVID-19 y otras conquistas sociales acumuladas en las últimas décadas por el trabajo de los demócratas, como dijo ayer la destacada periodista, Araceli Martínez, en Línea Abierta.

Además, unas 90 organizaciones comunitarias, entre las que se incluye a Service Employees International Union, Million Voters Project, Mi Familia Vota y Voto Latino, contrataron a otros mil 200 empleados pagados que hicieron unas 20 mil llamadas y también tocaron puertas durante semanas.

Finalmente, Newsom mantuvo su puesto gracias al apoyo mayoritario de todos los principales grupos étnicos del estado, según hallazgos de encuestadores de la Universidad de California (UC) en Berkeley. En dichas encuestas publicadas la semana pasada, el 56% de los votantes dijo que pensaba que Newsom se comportaba como si sus propias reglas no se aplicaran a él. Pero el 60% dijo que se oponía al retiro de todos modos.

Y como declaró a CNN el exgobernador de California, Jerry Brown la semana pasada, “Esta victoria coloca a Newsom en una posición más fuerte para su reelección en las primarias de junio”■

Nota de último momento (inglés):

California Recall Election Results

This entry was posted in Elecciones, Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.