“Vacunarse contra la mentira con una dosis de verdad”

De la redacción

Estudios sobre los trabajadores inmigrantes indocumentados esenciales en Estados Unidos coinciden en señalar sus poco conocidas contribuciones económicas y laborales, y que en el tema de la vacunación contra el Covid-19 muestra serios rezagos. Estos trabajadores esenciales son médicos, campesinos, trabajadores de servicios, de alimentos y de otros giros que constituyen casi 1 de cada 5 personas de la fuerza laboral esencial del país. Línea Abierta reseña aquí algunas de las razones detrás del rezago de la vacunación en estos trabajadores indocumentados, y algunos esfuerzos de acercamiento y respuesta a esta población de trabajadores esenciales por parte del gobierno estatal en California.



¿Por qué los inmigrantes indocumentados que contribuyen de manera tan importante a la economía han sido las primeras víctimas de los errores, las omisiones o de plano las malas políticas que los dejan fuera de todo tipo de ayuda, cuando están siendo impactados por la pandemia a tasas de infección y mortalidad del doble y el triple de la población blanca?  ¿Por qué siguen registrando las menores tasas de vacunación?

Línea Abierta puso foco en el tema y se centró en California, pues como se sabe es por el momento el epicentro de la pandemia de coronavirus y por cierto su producción agrícola contribuye grandemente a alimentar al país.

El panorama sin embargo comienza a despejarse para estos trabajadores esenciales. “El estado de California ha desarrollado una campaña de vacunación masiva de Covid-19 en varias fases, dirigida primero a las poblaciones más vulnerables y luego expandiéndose a otras”, dice Línea Abierta.

El director de Noticias de Radio Bilingüe, Samuel Orozco pregunta en el programa sobre los motivos detrás de dicho rezago en los programas de vacunación, y señala algunas respuestas particulares y gubernamentales que empiezan a despuntar en el horizonte.

Escuche:

Un asistente de apoyo al paciente en UCSF Hospitality Services, recibe una inyección de COVID-19 el 16 de diciembre, el primer día en que UCSF distribuyó las vacunas a sus trabajadores de primera línea. Foto: Susan Merrell / www.universityofcalifornia.edu.

Una asistente de apoyo al paciente en UCSF Hospitality Services, recibe una inyección de COVID-19 el 16 de diciembre, el primer día en que UCSF distribuyó las vacunas a sus trabajadores de primera línea. Foto: Susan Merrell / www.universityofcalifornia.edu.

Con el propósito de seguir arrojando luz sobre el tema, Línea Abierta invitó a dos especialistas en la materia. Ellos son Luz Gallegos, Directora Ejecutiva de TODEC Legal Center, en Perris, condado de Riverside, California; y el Dr. Ilan Shapiro, Director Médico de Educación para la Salud y el Bienestar, de los Servicios de Salud AltaMed en Los Ángeles.

Para Luz Gallegos hay motivos de celebración respecto a los esfuerzos que han comenzado a dirigirse a los trabajadores del campo en California, que con la ayudad de la organización FDW.us han podido despejar mitos y estereotipos, así como dudas y temores de esta comunidad acerca de la vacunación, poniendo a estos trabajadores indocumentados en el blanco de las campañas de vacunación del estado.

“Estamos celebrando este gran triunfo que tuvimos en Riverside, y por invitar a Heidi -de Marco-, que fue con nosotros a los campos. ¡Qué bonito! Qué bonito que estamos haciendo el círculo, que todos estamos trabajando para traer estos recursos a nuestros campesinos”.

Y sin embargo, agrega, “… ahorita nuestra comunidad no está pensando en prevención. Están pensando en sobrevivir. Si dejan de trabajar, no va a haber pago. Especialmente las comunidades vulnerables que no tienen acceso a programas de beneficio público, por su estatus legal…”.

Escuche:

En estos momentos que los planes de vacunación del estado de California “comienzan a entrar en los campos agrícolas, comienzan a beneficiar a los trabajadores agrícolas, llamados esenciales”, dice Orozco, el Dr. Shapiro señala que “en estos momentos nos tenemos que vacunar contra la mentira, con una dosis de verdad”. Y afirma que pueden verse ya “esfuerzos muy interesantes” que el gobierno de California ha echado a andar.

Escuche:

Siguiendo con la intensa campaña de vacunación que el estado de California ha echado a andar, Línea Abierta cedió el micrófono a la radio audiencia, entre quienes se hallan principalmente trabajadores del campo, tan expuestos a ser contagiados de coronavirus, que opinaron sobre el tema desde una experiencia de primera mano e hicieron pertinentes preguntas a los expertos invitados.

Escuche:

Foto: https://www.unicefusa.org.

Muujer inmigrante y su hijo. Foto: https://www.unicefusa.org.

Se dice que los efectos secundarios comienzan horas más tarde con algunas molestias o dores por la inyección de la vacuna. Hablando de primera mano el Dr. Shapiro narra su propia experiencia.

“Muchas veces estamos como médicos aquí, hablando de muchas cosas sin haber padecido jamás de algo, pero… entre las médicas y médicos y mis compañeros y compañeras que hemos recibido la vacuna, ha sido un poco de dolor en el brazo, enrojecimiento y muchas veces un poco de cansancio y malestar en el primero y segundo día, que de repente se desaparece. Como vino, se va.”

Escuche:

Download
This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature, Inmigración, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo