Usuarios latinos de ACA, de cara al nuevo periodo de inscripción (última)

IMG_2396En la primera parte de la reseña sobe este programa de Línea Abierta, de Radio Bilingüe, se analizó el período de inscripción abierta a través de los mercados de seguros de salud, que ya ha concluido por este año; y también el hecho de que la gente se esté inscribiendo cada vez más en Medicaid y CHIP, especialmente en los estados que han ampliado sus programas de Medicaid. En esta segunda parte continuamos analizando la situación de los nuevos asegurados, echando luz sobre los usuarios latinos, en una conversación sostenida entre el director de Noticias de Radio Bilingüe, Samuel Orozco, y el Dr. Xavier Morales, Director Ejecutivo de Latino Coalition for a Healthy California, en Los Ángeles, y con los valiosos testimonios de los radioescuchas sobre su experiencia a la hora de visitar al médico por primera vez.


Ahora que muchos cuentan con un plan de salud quizás por primera vez, bajo la ley del ramo (Affordable Car Act/Ley de Atención Médica Costeable, ACA), y que comienzan a poner en práctica este derecho o a hacer efectiva su póliza recién adquirida al visitar al médico, veamos cuál ha o está siendo su experiencia.

Como es costumbre, al comienzo de la media hora del programa de Línea los radioescuchas colman con sus llamadas las líneas telefónicas de nuestra emisora.

El primero en llamar es Sergio, quien habla al programa de Línea Abierta desde Delano, California: “Yo tengo una queja en contra del programa ese, Obamacare, porque el subsidio que está dando el gobierno para mí y para mi esposa, está arriba de los mil 100 dólares. Y el otro día casualmente fui a una consulta con un oculista, y según esto iba a cubrir parte la aseguranza, y el cobro fue de 280 dólares, teniendo yo la aseguranza del pago del programa Obamacare, y nomás cubrió 30 dólares; cuando se supone que yo nada más iba a pagar 3 dólares por la consulta. Tengo el plan Silver… Entonces prácticamente yo tuve que pagar de mi bolsa 220 dólares. El doctor me cobró 70 de la consulta, los lentes.., todo, todo fue eso. Entonces llamé a la compañía, a la Blue Cross, precisamente de la que están hablando (de la que se habló en la reseña pasada y se dijo que está siendo sometida a una demanda legal), y resulta ser que me dijeron que ellos no cubrían nada; que ellos na más ayudaban a que el costo fuera menor. Y yo he estado constante en mis pagos de la cuota que piden mensualmente. Guardé mi recibo, porque, digo, entonces esto es un fraude. Yo les dije: Ya ustedes recibieron del gobierno 5 mil y tantos dólares, y me cubren ¡30 pesos nomás! Les dije, entonces el negocio es para ustedes, no están cubriendo nada”.

El Dr. Xavier Morales responde a Sergio:

Sin saber específicamente los detalles es difícil comentar pero… esta es una de las oportunidades para aprender. Tenemos diferentes niveles de inscripción: el Bronce, el Silver, el Gold, el Platino… Y también dentro del Silver, hay diferentes co-pagos, que se basan en los sueldos que uno gana. No sé si esto es un problema que es parte de lo que estábamos hablando antes, de la demanda que va a ir a la corte, tampoco”.

Por tanto, habrá que estar al pendiente, porque esa demanda seguramente beneficiaría, en caso de llegar a proceder en la corte, a todo un grupo de gente, particularmente a todos aquellos que estén cubiertos por esta compañía, dice Orozco.

Lo que Sergio reporta no es una opinión aislada, sin embargo; pues forma parte de un cúmulo de opiniones que otros radioescuchas han expresado en el programa de Línea durante los últimos meses, y más recientemente durante las últimas semanas. Quejas que van desde negar atención si no portan la credencial con el número de derechohabiente que las compañías no le entrega oportunamente al usuario, pasando por enormes facturas de co-pagos o con cobros desorbitantes por servicios médicos supuestamente cubiertos por el plan; falta de médicos en la red de proveedores de este servicio que las compañías anuncian exageradamente muchas veces y que luego no tienen, y desagradables sorpresas como estas que han estado encontrando muchos de nuestros radioescuchas, etcétera.

Gonzalo habla de Yakima, en el estado de Washington: “Mi opinión es que el Obamacare, ‘sale más caro el caldo que la carne’. Porque todo lo que están haciendo es abusar de la gente. Hay mucha gente, muchas opiniones aquí en Yakima, que dicen que mejor van a pagar la multa, que estar pagando la cuota que les cobran cada mes y que cuando van al doctor no quieren cubrir; les salen con que van a cubrir el co-pago y no les cubren, les vienen cubriendo 10 dólares de cada 500 que les cobran (las visitas y otro servicios médicos)… Yo no he usado estos servicios porque ‘tan bravo está el pinto como está el colorado’, como dice el dicho mexicano. Yo estoy retirado ya pero, es la misma, de todos modos me quitan dinero; me quitan 100 dólares de cada cheque, lo ocupe o no lo ocupe (él está cubierto por Medicare). El otro día fui al oculista y me salen con que me están cobrando 160 dólares sin darme lentes ni darme nada, nomás por inspeccionarme los ojos… entonces ya uno no halla la puerta, la mera verdad… abusan de la gente que no sabe, hay veces que le llega a uno una carta, y tiene que andar buscando uno quién se la lea, porque muchas de las veces no viene en español. Total que es un problema, el Obamacare es un desastre que no va a beneficiar a nadie”.

Javier llama desde Kerman, en el valle central de California, para preguntar al Dr. Flores: “Es sobre la misma historia de los dos compañeros que acaban de hablar… Yo fui también al oculista y salí pagando 486 dólares por un examen supuestamente y unos lentes que me dieron, y enseñe mi tarjeta de Medical y me dijeron que no me cubría nada. Que la guardara y que a lo mejor en un futuro me servía. Y yo quería preguntarle al Dr. ¿si uno tiene su tarjeta Medical, tiene que tener uno un programa de pago también, o solamente con el puro programa de Medical que tiene uno?”.

Dr. Morales:

Lo que yo entiendo es que no hay co-pagos en el Medical. El Medical es un servicio que no es como el Covered California, donde uno paga primas mensuales y hay diferentes niveles de inscripción… Lo que estoy diciendo es que no entiendo, para mi no suena congruente”.

Javier insiste en que tiene su tarjeta de Medical vigente. “Apenas me llegó, tengo 15 días con ella, y se me hizo muy extraño a mi eso… porque al otro día -que le llegó la tarjeta- fui al oculista y, bueno pues uno va con la esperanza de que a lo mejor se ahorra uno unos dolaritos por ahí, y le salen a uno con un cuentonón. Hasta ganas de voltear pa atrás le dan a uno, pero ni modo, hay que soportar. Pero como dicen los compañeros, Samuel, ese programa de Obamacare y todos esos, pues a puro destruirlo a uno y sacarle a uno todo”.

A Javier se le sugiere volver con Medical y ver qué es lo que está pasando, tomando en cuenta que por lo visto en el momento que fue Javier a consultar el oculista ya estaba cubierto por el programa de Medical, y este programa también incluye dentro de sus servicios al oculista.

Dr. Morales:

Eso es precisamente lo que no estoy entendiendo. Hay un número donde podemos llamar al Medical: 800-541-5555. Es el número que está en la página web del Medical, y quizás sería bueno que el señor Javier llame para allá, para describir lo que le ha pasado y saber si lo que le ha ocurrido es correcto”.

Saúl habla de Vaiselia, centro de California: “Yo pienso que decir que el problema es con Obamacare no se me hace justo. Porque lo que oigo es que la mayoría de la gente tiene seguro por primera vez, y la gente que compró… y las compañías que se quieren ‘pasar de lanza’, ¿verdad? Porque por ejemplo, yo oigo que la gente se queja, y sí es cierto. Pero este país tiene la fama de que la salud está fuera del alcance de todo mundo. Por eso hicieron esa ley. Mire, yo no tengo ‘papeles’, yo no pude comprar, pero yo le ayudé a mi papá a conseguirla, y a toda mi familia que sí podía. Yo le voy a poner un ejemplo: mi papá fue al hospital y se ahorró una enorme cantidad de dinero; y eso que fue por dos, tres días que la agarró -la póliza- antes. En cambio, yo voy al oculista…, el señor se está quejando porque pagó 200 dólares, yo tengo que pagar más de 600. O sea que también tenemos que entender que la salud aquí es muy cara; mientras no arreglemos el problema en sí, de como bajar e precio de la salud, entonces ya podemos mirar el cambio en lo demás, pero para mi no se mira tanto que sea el problema de la ley, porque lo que hace esta ley es tratar de ayudarnos. Y si mira usted cuántos millones ya tienen la aseguranza, y que en sí, si es cara… imagínese cómo era antes sin la ley. O sea, eso es nomás para ‘tantearle al agua a los camotes’”.

Dr. Morlaes:

Yo pienso que lo que acaba de mencionar Saúl es lo que está en el centro de la verdad de esta ley, de esta oportunidad. Y que de veras hay mucha más gente que han y tienen la oportunidad de conseguir aseguranza, que antes nunca tuvieron. Porque era muy cara, o no trabajaban en empleos donde ofrecían el seguro de salud. Y también uno tiene que recordar que el Affordable Care Act, el Obamacare o el Covered California, como se llama aquí en California, tiene otras partes de la ley de las que no estamos hablando. Por ejemplo, los Diez Beneficios Esenciales que vienen con la ley; las visitas al doctor para la prevención, para screening. Eso es gratis, cuando antes nos costaba mucho. Y también, el acceso a doctores y hospitales es algo muy importante para nuestra población. Pero también en la ley provee dinero y recursos para las comunidades, para que se hagan más saludables; para más parques, para más programas contra la obesidad y la diabetes. Esta ley es más grande que solamente las primas que uno paga cada mes”.

También hay que decir que en el terreno de la política, aquí se buscó inicialmente que esta reforma fuera una reforma de pagador único, en la cual el gobierno se hiciera cargo de los gastos y a partir de eso se abarataran los costos. No se pudo, tuvo que haber un compromiso con las fuerzas opuestas a esta idea seguridad universal, y así que lo que resultó fue esta especie de compromiso en el cual las compañías aseguradoras también tiene bastante ‘vara alta’, afirma Samuel Orozco. Y como dijo Saúl, la ley no ayuda totalmente, pero ayuda con algunos de los costos. Este fue el compromiso que se pudo lograr en la política de Washington.

Miguel llama de Fresno, California: “En cuanto a todo lo que dicen los otros señores, que no les cubre el Medical, quién sabe, a lo mejor la usaron -la tarjeta- antes de estar abierto su seguro de la Medical. Yo tengo la Medical ahorita, yo tuve la Blue Cross antes, y a mi me costaba pagarla. Y yo iba al doctor antes, y me costaba pagar tres o 400 dólares aunque tuviera la aseguranza. Y ahora yo he ido al doctor, con la Medical, y yo no he pagado ningún cinco. Y he ido con mi señora, y he ido mi hija, y no he pagado para nada. Pero yo me esperé hasta que ya estaba lista. No la agarré hoy y mañana fui al doctor. Yo la agarré, y a los cuatro meses fue cuando fui al doctor, y me ha trabajado bien. A lo mejor a otras personas no les ha trabajado pero a mi me ha trabajado bien la Medical. Y a mi me resultó que tengo diabetes, y me ha pagado toditito”.

Gonzalo habla de Bakersfield, California: “Para mi, la verdad, el programa…, yo no sé cómo lo quieran tomar pero yo le voy a platicar mi situación. Yo tengo nomás restringido tres visitas al doctor, al año. Mi pago es de 400 y algo cada mes, mi co-payment, la Blue Cross me dijo que era de 5 mil dólares por año. Y después, cuando ya recibí la tarjetita, y fui a ver al doctor por un accidente que, incluso me pegaron a mi en mi carro… me dijeron que tenía que usar yo mi propia aseguranza. Bueno, use mi propia aseguranza, fui a ver al doctor y me cobraron 60 dólares por la visita, y luego aparte de eso me llegó un cobro por correo de 375 dólares. Entonces después me llegó otra carta diciéndome que el deducible no iba a ser de 5 mil, sino que iba a ser de 10 mil. Mi pregunta es ¿cuál es el beneficio que supuestamente tiene un seguro de estos, o cuál fue la idea del Obamacare? Y se me hace una cosa increíble, que para una persona, en una año tenga que pagar 10 mil dólares de co-payment para que ya la aseguranza pueda cubrir los gastos, supuestamente ellos”.

Dr. Morales:

Otra vez, sin saber los detalles completamente es difícil comentar, pero tenemos que hacer mejor trabajo para poder describir los co-pays, las primas y los deducibles”, para entender mejor los detalles, la letra chiquita… falta una mayor discusión sobre esto.

Lo cierto es que Gonzalo señaló a una compañía que en estos momentos se encuentra siendo objeto de una demanda legal, recuerda Orozco, quien invitó al y los radioescuchas a estar al pendiente para enterarse del curso de dicha demanda legal y ver si a lo mejor este asunto de haber recibido cierta información al principio y ahora encontrarse con información diferente… habría que ver esos detalles de los 5 mil en lugar de los diez mil dólares con los que se ha encontrado en relación al co-pago. Y otro detalle que hay que mencionar en relación a las compañías de seguros, agrega Orozco, es que hay todo un movimiento tanto en California como en el nivel nacional por reformar el sistema de control de costos del seguro; por someter a mejor control los precios, más que los costos de las compañías aseguradoras.

El Dr. Morales insiste en que esta ley es algo nuevo, “no teníamos un modelo a seguir, los estados están estableciendo los diferentes intercambios y, es algo difícil a nivel nacional, y también a los niveles estatales. Hay muchas complicaciones en las que estamos trabajando; estamos aprendiendo nosotros, y también el Covered California, el Obamacare, el gobierno federal y estatal, sobre lo que tenemos que hacer diferente el año que viene”.

Por eso, para prevenir problemas futuros se trata de identificar esas complicaciones, cuáles son esos problemas, a fin de que pasen a formar parte de la discusión pública, y sobre todo de la discusión en Washington, tomando en cuenta que dentro de menos de cuatro meses se vuelve a abrir un nuevo periodo de inscripciones, en el cual seguramente tenemos la obligación de hacer los cambios que estén en el mejor interés de los consumidores. Y seguramente un asunto que seguirá siendo motivo de discusión o de debate hacia el futuro es el control de los precios, por parte de las compañías que forman parte de estos planes de seguro. Y aquí la participación de los ciudadanos, de los consumidores conscientes va a ser seguramente crucial, ¿no es así?, pregunta Orozco a Morales.

Dr. Morales: “Sí. Pero también aquí en California, a nivel estatal, para estas compañías o empresas que ofrecen el seguro, ellos tiene que someter una propuesta que explique cuáles son los servicios que van a proveer, los lugares donde van a proveer los servicios, y también cuánto van a costar”.

Vale anotar que ya hay algunas compañías que están solicitando un alza a los precios de los seguros, estamos exactamente en ese periodo.

Dr. Morales: “Sí, estamos en ese periodo pero yo he visto que esta ley, esta oportunidad para tener seguro ha beneficiado a millones, no solamente de californianos sino también a estadunidenses. Y sí hay unos cuantos aquí, con dificultades. Pero para nosotros los latinos todo ha sido difícil… No debemos de darnos por vencidos, hay que seguir avanzando”

This entry was posted in Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.
  • Foro Comunitario: Educación Latina: Crissi y Respuesta

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo