Ante crisis de salud mental en la juventud latina escasez de médicos que hablen español

La juventud latina en California ve un aumento significativo en los problemas de salud mental y siquiátricos. Foto: California Healthline.

La juventud latina en California experimenta un aumento significativo en los problemas de salud mental y siquiátricos. Foto: California Healthline.

De la redacción

El clamor de líderes latinos hace un llamado a las escuelas y al sistema de salud mental para que hagan más esfuerzos en atraer a los latinos y ayudarlos a superar las barreras en sus carreras profesionales. Porque hoy la demanda de servicios de salud mental en español está creciendo a pasos agigantados. Sin embargo, sólo hay muy pocos terapeutas bilingües y biculturales en las instituciones de atención de salud mental. Y esta falta de servicios en español podría conducir a diagnósticos erróneos y otros problemas.

La terrible escasez de médicos y profesionales de la salud que den cobertura adecuada a la comunidad latina incide de manera muy seria en el campo de la salud mental. Si además a esto se suma que entre los pocos médicos existentes para atender a los latinos son menos aun los que hablan español y comprendan esa cultura, el déficit de atención a los problemas de salud mental de esta comunidad es mucho mayor.

En California por ejemplo, un estado con una mayoría demográfica importante de latinos, la escasez de médicos repercute con mayor fuerza en el campo de la salud mental. Datos oficiales señalan que los latinos batallan con los trastornos comunes de la salud mental, como la ansiedad generalizada, la depresión, el estrés postraumático, el alcoholismo, y lo hace en un nivel promedio parecido al del resto de la población.

Y sin embargo, debido a la pobre calidad de los servicios de salud para los latinos, si es que eventualmente los llegan a recibir, esto los expone a padecer más graves problemas mentales, dice Samuel Orozco en Línea Abierta, el programa que conduce. “Quedan en riesgo de sufrir agravamiento… con frecuencia por diagnosis equivocados… por la escasez de sicólogos y profesionales de la salud mental que hablen su idioma o les entiendan sus costumbres”.

Invitada de Línea Abierta la Dra. Jane Delgado, Presidenta de la Alianza Nacional para la Salud Hispana, desde su sede en Washington, DC, dijo al programa que “muchas de estas jovencitas -latinas- de 18 a 20 años tienen las cifras más altas de intento de suicidio en este país… Entonces, eso es algo muy preocupante… esas niñas necesitan ayuda… Y nosotros tenemos que ayudarlas a ellas y a sus familias”.

Nubia Flores Miranda trabaja a tiempo parcial en Family Paths, una organización de asesoramiento y salud mental en Oakland, California. Miranda, estudiante de psicología en la Universidad Estatal de San Francisco, dijo que se interesó en una carrera en salud mental después de que comenzó a experimentar depresión y ansiedad en el primer año de la escuela preparatoria. Foto: Heidi de Marco / KHN.

Nubia Flores Miranda trabaja a tiempo parcial en Family Paths, una organización de asesoramiento y salud mental en Oakland, California. Miranda, estudiante de psicología en la Universidad Estatal de San Francisco, dijo que se interesó en una carrera en salud mental después de que comenzó a experimentar depresión y ansiedad en el primer año de la escuela preparatoria. Foto: Heidi de Marco / KHN.

La Dra. Delgado coincide en que el problema se agudiza cuando los ya de por sí pocos médicos que atienden este tipo de padecimientos mentales, muchas veces no hablan español.

Escuche:


Delgado afirma que ha habido avances en las últimas décadas en el acceso a los servicios de salud mental para los latinos, pero advierte que no obstante, son insuficientes:

“La verdad es que muchos estados cubren el cuerpo pero no cubren la mente… Y aunque mucha gente tiene seguro, muchas veces no tiene esa clase de seguros con cobertura de salud mental”.

Además, alerta sobre una nueva y perniciosa regulación que está tratando de imponer el gobierno federal para sustituir otras reglas, para excluirte de la ayuda oficial si no hablas inglés, o si eres discapacitado, o si tienes una condición médica preexistente, y hasta si perteneces a la comunidad LGBT. Pierdes tus derechos a la ayuda pública, en este caso para los servicios de salud mental afirma la Dra.

Escuche:

Dado el clima político que viven los inmigrantes indocumentados, “de mano dura, redadas masivas, y una retórica incendiaria, los inmigrantes están batallando con niveles sin precedentes de depresión, ansiedad y trauma”, Cita Orozco al diario USA Today. “El nivel de estrés entre las familias latinas se ha agravado después de la redada del 7 de agosto en Mississippi… A lo dicho por este diario yo agregaría los sucesos de El Paso”, Texas, señala Orozco.

Algunos latinos ven la enfermedad mental como un signo de debilidad. Otros piensan que es un problema personal y prefieren mantenerse en silencio. Otros temen ser etiquetados como

Algunos latinos ven la enfermedad mental como un signo de debilidad. Otros piensan que es un problema personal y prefieren mantenerse en silencio. Otros temen ser etiquetados como “locos”. Foto: consultqd.clevelandclinic.org.

“Es el estado -de salud- más malo que jamás hemos tenido, en mi vida entera; y yo no soy jovencita… Esto es un ataque a todos los hispanos. No solamente para los que están aquí sin los ‘papeles’ legales, sino para todo el mundo”, concluye la Dra Delgado.

Escuche:

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Jóvenes, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo