Traumas infantiles, comunes y devastadores, pero se pueden sobreponer: Estudio

jovenesDe La Redacción

Las autoridades de salud han echado a andar la luces de alarma sobre un delicado problema de salud que asecha agazapado en la mente desde temprana edad. El Departamento de Salud Pública de California lleva a cabo hoy una serie de audiencias, donde se señala que “haber estado expuesto a algún tipo de trauma en la etapa temprana de la niñez está vinculado a un amplio rango de padecimientos y trastornos mentales y físicos que pueden ser devastadores para la salud”.

La información ha sido extraída de un estudio realizado entre más de nueve mil quinientos adultos, que lo convierte en el estudio más amplio y comprensivo de su tipo jamás conducido en California, dice The California Endowment.

Sin embargo, no todo está perdido. Las buenas noticias son que estos efectos pueden ser superados. Por eso en la Ciudad de Los Ángeles investigadores y autoridades estatales del ramo abordan hoy, de manera pionera, las implicaciones de estos hallazgos “que conducen a vincular dichos traumas tempranos con el abandono infantil, los ataques cardíacos, la depresión, la obesidad, el abuso del alcohol y otras sustancias, y más riesgos para la salud. Los expertos afirman que estas dolencias “se agudizan en las comunidades de bajos ingresos”.

Roger Dickinson, presidente del Comité Selecto de la Asamblea sobre la Prevención de la Delincuencia y el Desarrollo de la Juventud, dijo en la audiencia de hoy, celebrada en la Biblioteca Pública de la ciudad de Los Ángeles, que “las historias de abuso infantil y negligencia nos arrancan lágrimas del corazón”. Y advirtió que “es muy útil saber que los niños pueden superar casi cualquier cosa si tienen el apoyo adecuado. En la audiencia de hoy hemos aprendido acerca de las estrategias que funcionan mejor, a partir de los principales expertos en California. Estoy comprometido con la promoción de estos enfoques probados, porque todos los niños merecen la oportunidad de alcanzar el ritmo, incluso si han tenido un comienzo difícil”.

Hallazgos interesantes de dicho estudio, discutidos y sistematizados en las audiencias estatales de hoy, arrojan una tabla comparativa entre dos poblaciones, la que ha sufrido traumas en la niñez, y quienes no los han padecido:

  • Los que han sufrido un trauma tienen 500% o más posibilidades de sufrir depresión
  • Son 350% más propensos a fumar tabaco
  • Es más probable que se enganchen en la bebida en un 90%
  • Son 63% más propensos a contraer un ataque cardíaco
  • Y 60% más probables obesos

Vale la pena anotar que los traumas en la niñez son “sorprendentemente comunes”, de acuerdo con el estudio. Por ejemplo, dice, “en California el 61% de la población adulta ha padecido por lo menos una vez una experiencia adversa durante la niñez. Y que la cuarta parte de la población ha padecido por lo menos tres experiencias traumáticas”.

Las experiencias traumáticas pueden ser de carácter físico, sexual, o puede tratarse de abuso emocional, “lo que crea un ambiente insano, lleno de enfermedades mentales y abuso de sustancias, violencia doméstica o con padres en la cárcel.

Otro de los efectos negativos de haber estado expuesto a un trauma es que estos suceden cotidianamente a lo largo y ancho de California, pero donde hinca sus garras es en las clases trabajadoras de bajos ingresos, dice el reporte.

Así tenemos que poco más de la mitad (52%) de los habitantes de bajos ingresos en California están expuestos a sufrir una experiencia traumática durante la niñez temprana, que “los han conducido a serios padecimientos sicológicos y a vivir angustiados durante su vida”. Por su parte, poco menos de un cuarto de la población de altos ingresos está expuesta a dicho padecimiento. Pero pertenecer al sector social de altos ingresos permite amortiguar y reducir los efectos del evento traumático, dice el Dr. Steve Wirtz, Jefe de Vigilancia de Lesiones y Epidemiología en el Departamento de Salud Mental, y a su vez coautor del citado estudio.

Reitera:

“Uno de cada cuatro niños de California experimenta tres o más traumas repetidos, con efectos para la salud mental de la familia, como el encarcelamiento de uno de sus miembros, la violencia y problemas de abuso de sustancias”. Sostiene que es el efecto acumulativo de estos múltiples padecimientos adversos lo que cobra una cuota al desarrollo de los niños y su potencial. “Es un problema que merece más atención de los padres, líderes comunitarios y legisladores estatales”, declaró Wirtz.

Queda evidenciado pues, dicen los investigadores, el vínculo que liga los traumas infantiles con la pobreza. 25% de los niños de California viven en la pobreza, pobreza que “precursor de traumas infantiles, y ha sido científicamente probado que impide el desarrollo del comportamiento social, físico y emocional de los infantes”, sostiene Jahmal Miller, Subdirector del Departamento de Equidad en la Salud de California.

Varios testigos en la audiencia de mostraron satisfacción, dice el comunicado de The California Endowment, ante los enfoques basados en las escuelas exitosas para ayudar a los jóvenes a superar la exposición a eventos traumáticos. “Estos incluyen la creación de programas de asesoramiento eficaces para los estudiantes en situación de crisis; incrementar la confianza entre los estudiantes y los administradores; enfoques disciplinarios basados en el desarrollo y ” Justicia Restaurativa”, donde los estudiantes tienen la oportunidad de mediar problemas entre ellos y llegar a soluciones de colaboración. Visitas de apoyo en el hogar de los trabajadores sociales, enfermeras y miembros de la comunidad especialmente entrenados también fueron citados como las principales estrategias para intentar abordar el asunto de la superación de la exposición temprana a un trauma infantil.

“El trauma infantil puede tener un impacto devastador en las vidas de los niños, pero el tipo de ayuda puede reforzar cuerpos y mentes jóvenes y establecer sus vidas en el camino correcto”, dijo el doctor Robert K. Ross, Presidente y Director Ejecutivo de The California Endowment, que está liderando los esfuerzos para fortalecer a las familias a construir iniciativas que conduzcan a comunidades saludables.

“El éxito requiere corazón, coraje, capacidad de resistencia y una pequeña intervención de nuestras escuelas y comunidades para darle a este tema la atención que merece”, dijo Ross.

Acerca de la Comisión Especial sobre la Prevención de la Delincuencia y Juventud.

El Comité Selecto de la Asamblea sobre la Prevención de la Delincuencia y el Desarrollo de la Juventud es presidida por el asambleísta Roger Dickinson. Se dedica a promover el desarrollo positivo de los jóvenes y la participación de todas las comunidades de California, a través de la identificación de estrategias positivas que trabajan, y la búsqueda de fuentes de financiamiento estatal y federal para los programas exitosos.

Contact:

Annette Majerowicz

(310) 576-0949 (office)

(847) 977-4434 (cell)

This entry was posted in Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

  • Radioescucha: se tendría que empezar a investigar como juntar las moléculas de oxígeno e hidrógeno para crear agua.
  • Radioescucha: los que acabamos pagando los platos son los pobres, porque los ricos pueden acabar pagando las multas y el agua.
  • Omar Carrillo: algunas comunidades ya están ahorrando agua, como en Sacramento 13%, pero algunas aún tienen el césped muy bonito.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo