Tras advertencia de la alcalde de Oakland, ICE realiza redadas en el norte de California

Inmigrante indocumentado detenido en el pasillo de una corte. Foto: www.reagancoalition.com.

Inmigrante indocumentado detenido en el pasillo de una corte. Foto: www.reagancoalition.com.

De la redacción

Como avisó en su oportunidad la alcalde de Oakland, Libby Shaaf, sobre las redadas que el servicio de Inmigración y Control de Aduanas, ICE realizaría en esa zona del norte de California, hoy sus advertencias quedan comprobadas al trascender la noticia en el periódico San Francisco Gates, sobre las declaraciones de funcionarios federales que dijeron el martes haber arrestado a más de 150 inmigrantes indocumentados.

La redada en el norte de California estuvo destinada a contrarrestar las leyes locales de jurisdicciones Santuario, y sugirieron dichos funcionarios que la decisión de la alcalde de Oakland, en la que a través de un comunicado de su oficina alertó al público sobre la operación que hasta ese momento era secreta, detonó la celeridad de la operación pero “pudo haber permitido que algunos ‘objetivos’ no fueran capturados”, reportó la fuente.

El operativo “secreto” comenzó a desplegarse desde el domingo pasado cuando agentes de ICE barrieron literalmente “desde el Valle Central hasta los confines del norte del estado, golpeando puertas, deteniendo personas y alarmando a activistas comunitarios y algunos políticos demócratas que se oponen a la campaña de inmigración del presidente Trump”.

Funcionarios de la agencia, que guardaron silencio sobre la operación durante tres días, dijeron en una declaración escrita que arrestaron personas en ciudades como San Francisco, Bay Point, Sacramento y Stockton, y que “la mitad de los arrestados tenían condenas criminales, incluso por crímenes violentos”.

La operación se llamó Keep Safe. Las autoridades no dijeron si las primeras letras de la operación estaban destinadas a hacer referencia a Kate Steinle, la mujer de San Francisco asesinada a tiros en un muelle de la bahía en julio de 2015 por un inmigrante indocumentado sin hogar. ICE tampoco dijo si la redada había terminado.

Y es que la advertencia de la alcalde Shaaf, según Homan “puso en peligro a los oficiales de ICE y alertó a sus objetivos, dejando en claro que esta decisión imprudente se basó en su agenda política”.

El director interino de ICE agregó que “864 extranjeros criminales y las amenazas a la seguridad pública siguen libres en la comunidad, y creo que algunos de ellos pudieron eludirnos gracias a la decisión irresponsable de al alcalde”.

Homan declaró además que “Las jurisdicciones Santuario y Oakland protegen a los delincuentes extranjeros peligrosos de la aplicación de la ley federal a expensas de la seguridad pública”. Y según él, debido a que estas jurisdicciones impiden que ICE arreste a “delincuentes” extranjeros y los refunda en los confines de una cárcel, “también obliga a los oficiales de ICE a realizar más arrestos en la comunidad, lo que plantea mayores riesgos para las fuerzas del orden y el público”.

El San Francisco Gates afirma que el canal de TV, Fox News, viajó junto con los oficiales de ICE durante las redadas, e informó que “funcionarios de la agencia le pidieron al Departamento de Justicia que investigara si Schaaf había infringido alguna ley”.

Trascendió que esta semana se activó el segundo operativo de ICE sobre California, ya que una ley estatal de santuarios firmada por el gobernador Jerry Brown, la SB54, entró en vigencia en enero. La legislación, entre otras cosas, limita las circunstancias en las que las cárceles en todo el estado pueden entregar a los reclusos indocumentados a ICE y prohíbe a la policía arrestar a personas por motivos de inmigración, además de exige a los empleadores limitar la cooperación con la agencia federal.

De acuerdo con la fuente, a principios de este mes ICE arrestó a más de 200 inmigrantes sospechosos de ser indocumentados en una operación en Los Ángeles. Los agentes federales también le dijeron a 122 empresas que verificarían si sus empleados estaban autorizados a trabajar. ICE lanzó una acción similar en el norte de California en enero y visitó 77 empresas, como reportamos aquí.

Por su parte la Unión Americana de Libertades Civiles, Aclu, de California del Norte dijo ayer que los informes de las redes de respuesta rápida durante los últimos tres días sugirieron que “la acción de ICE está aterrorizando a las comunidades de color. La selección de ciudades y estados que se niegan a utilizar sus recursos limitados para alimentar la máquina de deportación de la administración Trump es cruel e inhumana”.

En Bay Point, funcionarios dijeron que los agentes arrestaron a un hombre con ocho deportaciones pasadas y una condena por asalto con un arma mortal, y en Stockton arrestaron a un hombre con una condena por cometer actos lascivos en un niño. Pero ICE no dio a conocer una lista completa de los arrestados.

La redada en el norte de California comenzó tres días después de que Trump amenazara con retirar a los oficiales de ICE del estado, diciendo: “En dos meses nos rogarán que regresemos”, concluyó la fuente■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.