Tragedia y horror en el condado de Santa Bárbara, por deslaves de lodo causados por la lluvia

De la redacción

Víctima rescatada de la posible muerte, por las cuadrillas de rescate en Santa Bárbara, California. Foto: www.nbcnews.com

Víctima rescatada de la posible muerte, por las cuadrillas de rescate en Santa Bárbara, California. Foto: www.nbcnews.com

Sin recuperarse bien todavía del incendio ‘Thomas’ de hace unas semanas, que destruyera enormes áreas y viviendas en el Condado de Santa Bárbara, California, este martes la naturaleza vuelve a castigar la zona con inmensos deslaves de lodo que sepultaron viviendas en el vecindario de Montecito. Hasta el momento, la tragedia cobró la vida de unas 17 personas y dejó a otras 25 heridas, luego de que una tormenta “diluvial”, reblandeciera la tierra y por fin echara el lodo y los escombros hacia abajo, a la zona residencial. Puntuales imágenes de la televisión local y nacional dieron cuenta de la tragedia.

Cuadrillas de rescate acudieron rápidamente desde la madrugada de hoy a prestar sus auxilios en Montecito, condado Santa Bárbara, California, la zona que fue sepultada por el lodo, y tuvieron que abrirse paso a través de caminos obstruidos por árboles caídos y piedras para buscar a las víctimas. Los rescatistas fueron ayudados por perros amaestrados para encontrar cuerpos o personas que pudieran haber quedado atrapados bajo los escombros del deslave. Las cuadrillas rescataron a 50 personas por aire y a docenas más en el terreno siniestrado.

Y es que de acuerdo con expertos, en varios programas televisivos que abordaron anoche la noticia, las áreas quemadas por los incendios que han azotado a esa zona son menos capaces de absorber agua; porque ya no tienen vegetación y esto las hace aún más susceptibles a absorber el agua y provocar inundaciones y deslizamientos de lodo.

Las piedras que rodaron ladera abajo cubrieron casi en su totalidad algunas viviendas. Foto: www.smh.com.au

Las piedras que rodaron ladera abajo cubrieron casi en su totalidad algunas viviendas. Foto: www.smh.com.au

Los fatídicos sucesos ocurrieron a una velocidad sorprendente “desgajando las laderas orientadas hacia el sur, sobre Montecito, e inundaron un arroyo que conduce al océano, enviando barro y enormes rocas a vecindarios residenciales”, dijo en entrevista telefónica el vocero del Departamento de Bomberos del Condado de Santa Bárbara, Mike Eliason, a Los Angeles Times. Y señaló que en esta ocasión, “Siguiendo nuestro fuego, este es el peor de los casos”.

Según testimonios de los residentes que resultaron afectados en esa zona, las autoridades locales habrían advertido sobre la tormenta antes de que ocurriera el desastre que se pudo ver al despertar esa mañana; pero al parecer dichas advertencias fueron ignoradas por muchos de esos habitantes.

“Me levanté listo esta mañana para reír y burlarme de todas las predicciones de pesimismo”, dijo al Times Dominic Shiach, de 50 años de edad. “En realidad, es mucho peor de lo que pensé que iba a ser”, deploró. Otras personas opinaron a la fuente de manera similar, mientras 75 personas más habían pedido ayuda para la evacuación.

Rescatista con perro en busca de víctimas desaparecidas. Foto:  www.abc13.com

Rescatista con perro en busca de víctimas desaparecidas. Foto: www.abc13.com

Ayer por la noche unas 300 personas permanecieron atrapadas en sus casas en el vecindario Romero Canyon, de Montecito, luego de que “caminos intransitables detuvieran las operaciones de rescate”, dijeron las autoridades. Rescates aéreos para esos residentes comenzaron hoy al amanecer, y por fortuna todos los rescatados están ahora a salvo.

“Hasta el momento no existe la preocupación de que alguien esté en peligro potencial en esa área… No hay forma de entrar o salir, así que quiero decir que en algún momento, te vas a quedar sin cosas, así que vas a necesitar ayuda”, dijo a la fuente Rosie Narez, una portavoz de Respuestas de Tormentas para varias agencias”. Las autoridades dijeron que los residentes están en una zona de evacuación obligatoria.

Las imágenes televisadas con bomberos y otro personal de rescate transportando cuerpos inertes en camillas escurriendo lodo, o mostrando la desesperación de otros que perdieron seres queridos y sus propiedades, dan cuenta de muchas costosas estructuras destruidas por la fuerza de la avalancha de lodo.

El Servicio Meteorológico Nacional de Los Ángeles afirmó a la prensa que “el total preliminar de precipitaciones más alto pareció registrar aproximadamente 5 pulgadas al norte de Ojai, en el condado de Ventura”, el área arrasada el mes pasado por el incendio ‘Thomas’. “Aún se pronostican lluvias torrenciales”. Las advertencias de inundación repentina se mantenían vigentes hasta el martes por la tarde para el condado de Santa Bárbara y el sur del condado de Ventura, dijo el Servicio Meteorológico.

Rescatistas sacan de debajo del lodo a una adolescente en el área de deslave en Montecito, California. Foto: L.A. Times.

Rescatistas sacan de debajo del lodo a una adolescente en el área de deslave en Montecito, California. Foto: L.A. Times.

Por su parte el L.A. Times reporta hoy que la autopista 101 fue cerrada en ambas direcciones durante más de 30 millas en el área de incendio de ‘Thomas’, debido a las inundaciones y el flujo de escombros, que abarca un área desde Santa Bárbara a Ventura, de acuerdo con la Patrulla de Caminos de California.

“Las secciones de las rutas 33 y 150 también se cerraron en el condado de Ventura”, dijo el Departamento del Sheriff. Y un portavoz del Departamento de Transporte de California señaló ayer por la tarde que “No se ha podido estimar cuándo podrían reabrirse las carreteras”. El conteo de las víctimas fatales no es definitivo todavía■

Nota relacionada (inglés)

What You Need to Know About the Mudslides

This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.