Terremoto de 7.1 sacude a California, y expertos dicen que vendrá pronto uno mayor

Carreteras dañadas por el terremoto con epicentro en Ridgecrest, CA. Foto: @BakersfieldChp.

Carreteras dañadas por el terremoto con epicentro en Ridgecrest, CA. Foto: @BakersfieldChp.

De la redacción

“Gran parte del daño no se puede ver caminando por la calle, sino sólo caminando por las casas de las personas. El mundo no se da cuenta del daño real hasta que abres la puerta… Dentro de las casas. Dentro de las tiendas. Y aunque el presidente Donald Trump aún no ha hecho esa declaración de emergencia…, confío en que llegará”: Gavin Newsom, quien dijo hoy domingo que el costo del terremoto de California es por lo pronto de 100 millones de dólares, y que “los pobres han sido los más afectados”.

Una oleada de temblores sacudió California en la última semana, pero el terremoto de la noche del viernes, de 7.1, con epicentro en la ciudad de Ridgecrest traumatizó a muchos pobladores de esa población, con menos de 29 mil habitantes según medios de prensa. Hay que recordar que el “gran terremoto” que posiblemente sobrevendrá es una preocupación de los californianos. Y aunque no hubo muertos, la posibilidad de que se consume una “predicción”, o mejor dicho un viejo cálculo sismológico sobre un gran terremoto se vuelve cada vez más inminente. Según  sismógrafos un terremoto considerablemente mayor al del viernes puede llegar tan pronto como la próxima semana, aunque nada está confirmado.

Ya el jueves 4 de julio la tierra en esos lugares se había sacudido con una magnitud de 6.4, poniendo nerviosa a la población de esas localidades, que “sintieron sus casas sacudirse, vieron romperse las ventanas y caer de los estantes al suelo pequeños y medianos aparatos electrodomésticos”, dice el periódico local, Palm Springs Desert Sun.

En las pequeñas ciudades del desierto de Mojave, Ridgecrest y Trona hubo carreteras agrietadas y deslizamientos de rocas que no obstante han sido despejadas, y escasez de agua que también ha sido remediada. Expertos han dicho sin embargo que “el daño pudo haber sido mucho peor, considerando el tamaño del terremoto del viernes, además de que los terremotos anteriores ya habían debilitado las estructuras de los edificios de esas zonas”.

Es de suponer que la carga financiera del gobierno de California para reparar todos estos daños nos es cosa menor. Aunque la fuente afirma que funcionarios del gobierno dicen que “la devastación más profunda es la carga financiera personal, o recuperarse de la destrucción que ocurrió detrás de las puertas cerradas”.

Unas horas después del terremoto del viernes el gobernador de California, Gavin Newsom declaró que se trataba de un problema socioeconómico. “En el parque de casas móviles… la gente no tiene dónde ir una vez que la zona ha sido etiquetada de rojo”. Es decir, como zona de alto peligro.

Imágenes de un almacén tras el terremoto del jueves 4 de julio de magnitud de 6.4 en el desierto de  Mojave, a unas 150 miles (240 kilómetros al noreste de Los Ángeles. Foto: www.wcjb.com.

Imágenes de un almacén tras el terremoto del jueves 4 de julio de magnitud de 6.4 en el desierto de Mojave, a unas 150 miles (240 kilómetros al noreste de Los Ángeles. Foto: www.wcjb.com.

Se dice que muchos en la comunidad no tienen seguro contra terremotos porque es demasiado caro. Es de suponerse que entre estos se encuentran los trabajadores latinos que viven en esa zona. Recuperarse de daños fundamentales en una casa o incluso reparar ventanas y reponer electrodomésticos rotos “es una carga financiera costosa para las personas y las pequeñas empresas”, sostiene la fuente.

“El mundo no se da cuenta del daño real hasta que abres esa puerta”. El daño, dijo Newsom, “está detrás de la puerta. Adentro de las casas… de las tiendas”.

El gobernador informó a la fuente que “los gobiernos estatal y federal están comprometidos con la recuperación de la comunidad”.

En estos casos de catástrofes por fenómenos ambientales el presidente de Estados Unidos debe declarar una Emergencia Nacional, dice la fuente, antes incluso de que se asignen los fondos federales de emergencia por los canales y tiempos habituales. “Y si bien el presidente Donald Trump aún no ha hecho esa declaración…, confío en que llegará”, dijo Gavin Newsom.

Newsom lamentó sin embargo la ausencia de una política clara y la sospecha de que la Casa Blanca carece del suficiente apetito político para afrontar esta emergencia. Y hay que recordar que California ha sido eno de los mayores estados de la resistencia nacional al gobierno de Trump. “Es un área donde no hay política, respuesta a las emergencias y aumento en la preparación a las emergencias”.

Con todo, además de la ayuda financiera que el estado solicitará del fondo para desastres y ayuda a las personas a enfrentar sus pérdidas, a través de la agencia federal para desastres naturales, FEMA, está también “la ayuda a los gobiernos locales para afrontar el costo de reparar los daños en carreteras, escuelas, hospitales y estaciones de bomberos, y compensar el costo de las respuestas de emergencia locales”, de la Ley de Asistencia por Desastre de California.

California se está preparando para un gran terremoto mucho peor de lo que se esperaba anteriormente, con el temor de que dos líneas de falla geológica se activen en el mismo momento. Expertos dicen que California no está preparada. Foto: www. bendedreality.com.

California se está preparando para un gran terremoto mucho peor de lo que se esperaba anteriormente, con el temor de que dos líneas de falla geológica se activen en el mismo momento. Expertos dicen que California no está preparada. Foto: www. bendedreality.com.

También el estado se está involucrando con socios en las comunidades privadas, religiosas y filantrópicas para organizar ayuda económica a aquellos que no tienen seguro contra terremotos.

“Pronto se establecerán centros de asistencia en Ridgecrest para ayudar a los locales sobre cómo navegar la recuperación financiera, educando a los residentes sobre el tipo de asistencia al que podrían ser elegibles, incluso si no tienen seguro”, dice el Desert Sun.

Newsom también expresó su preocupación por abordar las necesidades recuperación de la Estación Naval de Armas Aéreas del Lago China, la base naval terrestre más grande de Estados Unidos, responsable del 86 por ciento de la actividad económica en Ridgecrest. Todo el personal no esencial fue evacuado de ahí, después del terremoto inicial del 4 de julio.

“Las cuadrillas en la base comenzaron los esfuerzos de recuperación después del terremoto inicial, pero deben comenzar nuevamente ante el evento más grande de la noche del viernes”, dijo el portador naval, Paul Dale, reporta el Palm Springs Desert Sun.

El gobernador Newsom dijo hoy domingo que el costo del terremoto de California es por lo pronto de 100 millones de dólares, y que “los pobres han sido los más afectados”■

Una plataforma con enlaces a información y sitios de ayuda puede hallarla en este sitio web de Kent County Fire, haciendo click Aquí.

Otros Servicios de Emergencia:

L.A. City Emergency Alerts
L.A. City Emergency Management Department
L.A. County Office of Emergency Management
L.A. Police Department
• LAPD Chief Michel Moore
L.A. Sheriff’s Department
L.A. County Sheriff Alex Villanueva
L.A. Fire Department
LAFD Air Ops
LAFD Chief Terrazas

Government

L.A. Mayor
Cal OES
FEMA
The Governor
L.A. Unified School District
LAUSD Superintendent Austin Beutner

Disaster aid

The Red Cross
Red Cross Los Angeles

Weather and science

L.A. Quakebot
USGS Earthquake Alert
Dr. Lucy Jones
National Weather Service

This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo