Suman ya 32 estados que expanden el Medicaid, la evidencia es positiva

Tabla comparativa de la cobertura de salud. Foto: www.bpr.berkeley.edu

Tabla comparativa de la cobertura de salud. Foto: www.bpr.berkeley.edu

De la redacción

La Legislatura de Maine dijo estar preparada para superar la oposición del gobernador republicano Paul LePage, a expandir el programa de salud popular, Medicaid. Vale anotar que hace sólo unas semanas Virginia votó también a favor de expandir Medicaid, y que de los 32 estados que lo han expandido 17 son controlados políticamente por republicanos. Otros tres consideran activamente la expansión, mientras que los estados que no han adoptado este programa discuten sobre si su expansión en realidad brinda atención médica adecuada, de calidad para más estadunidenses. Como se sabe, el programa gubernamental está dirigido a personas de bajos ingresos que luchan por obtener cobertura de salud.

Por primera vez en la historia del medio siglo que lleva el Medicaid, esta pieza fundamental de la red de seguridad social de Estados Unidos, la administración Trump emitió a principios de año una guía con el fin de permitir a los estados poder obligar a las personas a trabajar o por lo menos a inscribirse en un programa de entrenamiento laboral para recibir Medicaid. Con esto, Trump dejaba entreabierta la puerta a una medida unilateral y autoritaria de la Casa Blanca con fines políticos.

Hay quienes creen sin embargo que el Medicaid no mejora realmente el acceso a la atención médica, y otros creen que incluso si lo hiciera de todos modos no mejora la calidad de la atención. Entre otras cosas porque los pagos a estos servicios son bajos y muchos proveedores y médicos suelen rechazan el seguro. Y en lugar de reforzarlo con inversión y aprovechar las ventajas de infraestructura instalada ya en la red de seguridad social, prefieren deshacerse del programa y comenzar otro desde cero, pero privado.

Por eso cuando la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) invitó por primera vez a los estados a hacer que más personas de bajos ingresos fueran elegibles para Medicaid, casi todos los estados demócratas dijeron que sí, mientras que muchos de los republicanos lo rechazaron, dice The New York Times.

Atizando el debate nacional sobre el Medicaid hoy la fuente eleva hoy la pregunta: “La expansión de Medicaid, ¿ayuda a las áreas rurales?”.

Desde hace mucho tiempo, se contesta, “los centros de salud comunitarios brindan atención primaria a millones de pacientes en áreas marginadas de Estados Unidos, tanto urbanas como rurales”.

Y añade que debido a que la mayoría de los pacientes del Medicaid son pobres o no tienen seguro, se esperaba que se beneficiaran de su expansión. “También hubo esperanzas de que aumentara el apoyo presupuestal del Obamacare, como se conoce también a esta ley de salud, y dirigirlo a tales centros de salud para mejorar áreas rurales que han sido difíciles de alcanzar”.

Datos sobre centros de salud comunitarios que reciben fondos federales disponibles cada año permiten a los investigadores explorar cómo eran la cobertura y la calidad de los servicios de salud antes y después de la expansión de Medicaid. Compararon esto entre estados donde la expansión había tenido lugar, con aquellos donde no había habido, y encontraron que en los estados de expansión el porcentaje de pacientes no asegurados disminuyó más de 11 puntos porcentuales. El porcentaje de pacientes cubiertos por Medicaid, sostiene la fuente, “aumentó en más de 13 puntos”.

Por ejemplo, más pacientes (4%) con asma recibieron tratamiento farmacológico adecuado; más pacientes (7%) recibieron pruebas de peso y seguimiento adecuados; y más pacientes (2%) con hipertensión ganaron control sobre su presión arterial. “Las ganancias entre los pacientes hispanos rurales fueron incluso mayores que entre los pacientes blancos”.

La fuente señala que algunas de estas ganancias podrían ser “debido a que el tratamiento farmacéutico se volvió mucho más asequible con Medicaid… o que el acceso al seguro facilita las visitas a los profesionales de la salud”. Y extrapolado estos hallazgos a toda la población, la expansión de Medicaid “parece haber dado como resultado aproximadamente 427 mil visitas adicionales para la depresión y 457 mil visitas adicionales para la presión arterial alta”.

Estas ganancias se obtuvieron sólo en los centros rurales de salud ubicados “en esas áreas del país que tienden a ser desatendidas y difíciles de afectar. Las visitas también podrían aumentarse sustancialmente si los estados reacios expandieran el Medicaid”.

Los estados deben tener esto en cuenta a medida que debaten si aceptar o no la invitación de la Ley de Salud Costeable (ACA) a expandir Medicaid, señala el Times■

This entry was posted in Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.