Sobrevivientes de masacre en la Florida llevan reclamo a la Casa Blanca

Una representación de 17 jóvenes muertos en la sede de la Legislatura estatal de La Florida, de los miles de estudiantes que no asistieron a clases y viajaron desde Parkland hasta Tallahassee para manifestar su coraje y su intención de retirar las armas de fuego de alto poder. Foto: dailymail.co.uk.

Una representación de 17 jóvenes muertos en la sede de la Legislatura estatal de La Florida, de los miles de estudiantes que no asistieron a clases y los cientos que viajaron desde Parkland hasta Tallahassee para manifestar su coraje y su intención de retirar las armas de fuego de alto poder. Foto: www.dailymail.co.uk.

La masacre en la escuela preparatoria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, detonó lo que se perfila como un inédito movimiento estudiantil que demanda un cese a la sangría en las escuelas y un tope a la venta de armas de asalto. Un grupo de padres de familia, profesores y estudiantes sobrevivientes se reunieron en la Casa Blanca con el presidente Trump, a quien le pidieron medidas urgentes para la seguridad de los niños. En la audiencia, el presidente Trump apoyó por primera vez la idea de elevar la edad para comprar armas, pero también propuso la polémica idea de armar a los maestros. Con los detalles desde la ciudad de Washington, José López Zamorano.

Su escucha la voz quebrada de uno de los sobrevivientes…

“Please, pleas”

Ante el presidente Trump, Sam Zeif, uno de los sobrevivientes de la matanza en Marjory Stoneman Douglas High School, no pudo contener la emoción. Cumplió 18 años, un día después de la masacre que costó la vida a 17 de sus compañeros, entre ellos su mejor amigo, Joaquín Oliver.

“Necesitamos hacer algo. Por eso estamos aquí…, seamos fuertes por los que han caído, que ya no tiene una voz para hablar y no permitamos que esto suceda nuevamente. Por favor…, por favor”

Se escucha la frase,

“I’m pissed”…

Con profundo enojo reaccionó Andrew Pollack, uno de los padres presentes en la reunión que convocó la Casa Blanca con maestros y padres de sobrevivientes de masacres previas, como la de Sandy Hook. Pollack perdió a su hija Meadow durante el ataque en Parkland. Como muchos, no puede entender por qué el gobierno no puede proteger a sus estudiantes.

“Estoy furioso porque no voy a volver ver a mi hija. ¡No está aquí. No está aquí!…. Unámonos, trabajemos con el presidente para arreglar las escuelas… arreglemos las escuelas, necesitamos a nuestros hijos seguros”

Trump, expresa un gesto de desdén durante la reunión que tuvo en la Casa Blanca con estudiantes sobrevivientes de anteriores y la actual masacre en la escuela preparatoria Marjory Stoneman Douglas en Rokeland, Florida. Foto: nydailynews.com.

Trump, expresa un gesto de desdén durante la reunión que tuvo en la Casa Blanca con estudiantes sobrevivientes de anteriores y la actual masacre en la escuela preparatoria Marjory Stoneman Douglas en Rokeland, Florida. Foto: nydailynews.com.

Entre la lluvia de ideas que expresaron los invitados destacan: La urgencia de hacer más difícil la compra de armas de asalto; aumentar de 18 a 21 años la edad para poder comprar cualquier arma de fuego, además de imponer requisitos similares a la obtención de una licencia para manejo de equipo peligroso.

Después de escucharlos durante poco más de una hora, el presidente Trump hizo una polémica propuesta: Entrenar y armar a algunos maestros o desplegar veteranos de guerra en las escuelas como una fuerza de seguridad.

“Y una posible solución, que puede no ser muy popular, sería tener gente en la escuela, maestros y administradores que sean voluntarios para tener un arma de fuego segura dentro del salón…. Puede haber infantes de Marina que dejaron la Marina… Habría muchos de ellos, estarían diseminados en toda la escuela”.

“¡Queremos cambio!” “¡No más muertes!”

La idea fue rechazada de manera contundente por algunos jóvenes de los cientos de alumnos de las escuelas preparatorias del condado de Montgomery que salieron de clase ese mismo día, para protestar frente al Congreso y la Casa Blanca

Diego cursa el 12vo grado en Richard Montgomery High School, en Rockvillem Maryland.

“No me gustaría ver eso en mi escuela, pienso que no ayudará al problema y creo que me daría un poco de miedo saber que mi maestro tuviera un arma todo el tiempo”
Gloria está por graduarse de Northwood High School en Silver Spring, Maryland.

“Estamos aquí porque queremos decirle al gobierno que ponga más seguridad de nuestras escuelas; porque lamentablemente todos tenemos miedo que en nuestras escuelas pase la misma cosa”

Mintin estudiantil de protesta de la preparatoria Marjory Stoneman Douglas y aliados en Parkland, Florida. Foto: www.alligator.com.

Mintin estudiantil de protesta de la preparatoria Marjory Stoneman Douglas y aliados en Parkland, Florida. Foto: www.alligator.com.

Mientras eso sucedía en Washington, DC (se escucha sonido de protesta) más de un centenar de estudiantes inundaron el Capitolio estatal en Tallahassee, Florida, y demandaron limitar la adquisición de armas de asalto; pero la Legislatura de ese estado, dominada por los republicanos no permitió el debate. Indignados, los estudiantes amenazaron con desbancar a estos políticos y además se lanzaron con fuerza contra sus millonarios patrocinadores, la Asociación Nacional del Rifle, la NRA.

Se escuchan consignas contra NRA… el grito de los estudiantes:

 “We want change!”

Los indignados estudiantes de Marjory Stoneman Douglas aseguraron que dejarán de ir a clases hasta que se tomen medidas de fondo, y convocaron a una movilización nacional bautizada como “Marcha por Nuestras Vidas” el 24 de marzo en Washington DC, que espera reunir a más de medio millón de estudiantes en la capital del país. Además según su página de Facebook, el mismo día hay registradas marchas similares en más de 50 ciudades del país y una en Londres, Inglaterra.

Para la Edición Semanaria del Noticiaron Latino, desde Washington, DC, José López Zamorano.

This entry was posted in Educación, Homepage Feature, Jóvenes. Bookmark the permalink.