Sindicalización de jornaleros en San Quintín (primera)

San-Quintín-SindicatoDe La Redacción

Luego de huelgas masivas en protesta contra bajos salarios y condiciones de abuso, jornaleros de los campos agroexportadores de San Quintín, Baja California (BC), en el norte de México, están formando un sindicato independiente para negociar colectivamente contratos con el sector patronal. Recientemente se formó en la ciudad de México un sindicato que se anuncia como representante de los jornaleros agrícolas del país, pero fue rechazado por los jornaleros agrícolas de San Quintín, que organizaron la huelga y la marcha de protesta en marzo pasado, según explica uno de los líderes de este movimiento. Además, una eminencia en jurisprudencia explica cómo los llamados “contratos de protección patronal”, firmados con sindicatos oficialistas, son en realidad un impedimento sistémico para la agremiación independiente y democrática de los trabajadores. La idea de este programa es esclarecer cómo se gana y define una legítima representación de los trabajadores organizados gremialmente. ¿Cómo distinguir un sindicato legítimo de uno “blanco”, o “charro”, que son los sindicatos fantasma. ¿Cómo distinguir un contrato colectivo de un contrato que es pura ‘faramalla’?


La organización de campesinos que realizó un masivo paro de labores en el valle de San Quintín, anunció que se conforma como sindicato y con esto abre una nueva etapa por la lucha de sus derechos más elementales. Los jornaleros, organizados en la Alianza de Organizaciones por la Justicia Social, siguen pidiendo un alza a sus salarios y mejores prestaciones sociales, después de ocho meses de conflictos y diálogo con los dueños de los campos de esa rica región agroexportadora de la Baja California. Sus organizadores anuncian el nuevo sindicato, llamado Sindicato Nacional Independiente y Democrático de Jornaleros y Jornaleras Agrícolas del Valle de San Quintín y de México. Este anuncio fue realizado como un hecho histórico en los anales del movimiento del campo mexicano.

Fidel Sánchez es portavoz de la Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social en San Quintín, Baja California (BC), México. Él inició esta entrevista conducida en Línea Abierta por Samuel Orozco, Director de Noticias de Radio Bilingüe,  haciendo unas “aclaraciones correspondientes”.

“Primeramente, antes y durante el 17 de marzo se ha planteado a los jornaleros agrícolas de Baja California la importancia de constituir un sindicato independiente nacional y democrático de jornaleros”, dijo Fidel Sánchez. El 17 de marzo fue el día en que bloquearon la carretera Transpeninsular, que recorre 900 kilometros de Tijuana a la Paz, BC. Pretestaban en demanda de mejores condiciones laborales, freno al abuso y mayor respeto a sus derechos humanos. “Este sindicato debe ser -aseguró Fidel-, un sindicato propio que le sirva al trabajador como una herramienta más para la defensa y el cumplimiento también de las propias leyes existentes en nuestro país”.

Sánchez agrega que como Alianza de Organizaciones han estado exigiendo el respeto a las referidas leyes, así como a sus derechos constitucionales y se inclina por la justicia social. “Por lo tanto, para poder constituir un sindicato de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo hay ciertos requerimientos que tenemos que estar cumpliendo; y si bien, es cierto que el 14 de mayo en la ciudad de Ensenada, BC, la Secretaría de Gobernación hizo un compromiso formal con la Alianza de Organizaciones para otorgarle el registro de su sindicato, siempre y cuando se cumpliera con los requisitos legales”, señaló el líder campesino, aludiendo a que han cumplido con es requisito ya.

Sánchez afirmó en Línea Abierta que ellos han estado trabajando en días recientes en las asambleas que han conducido a la última Asamblea Constitutiva, que tomará lugar formalmente este 28 de noviembre en la ciudad de Tijuana, BC. Allí estarán participando jornaleros del valle de San Quintín, del estado de Morelos, y particularmente de Ayala; de Milpa Alta, el Distrito Federal (DF), y también de Hermosillo, Sonora. “Después de dicha Asamblea Constitutiva, donde se nombrará la directiva oficial del sindicato, se estará entregando a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de la federación la solicitud del registro de este sindicato que se conformará ya de manera oficial el día 28”.

-¿Qué tan onerosos han sido esos requisitos, y qué obstáculos han encontrado para cumplirlos? –pregunta Samuel Orozco.

“En estos últimos días, cuando la noticia llega al oído de las diferentes empresas agrícolas existentes en Baja California, pues algunos empiezan inmediatamente a pagar en efectivo, sin proporcionarles un talón de nómina, donde aparezca precisamente el nombre de las empresas, que es un requisito legal de la propia Ley Federal del Trabajo”. Fidel dijo además que el trabajador que forma parte de un sindicato debe comprobar que efectivamente está activo en una empresa, y que se requiere la dirección física donde está prestando su servicio. “Y ese ha sido uno de los obstáculos que hemos encontrado, en que la mayoría de las empresas empezaron a pagar en efectivo, o con tarjetas bancarias”.

Agregó que en la historia de San Quintín es la segunda ocasión en que los jornaleros agrícolas han hecho el intento de conseguir el registro de un sindicato. El primer intento tuvo lugar en 1984, sostiene. “Justo cuando yo tenía mis 14 años me tocó participar en un movimiento, en la constitución de un sindicato independiente de jornaleros. Y bueno, por supuesto que no se pudo conseguir el registro y ahora vamos como jornaleros en el segundo intento”.

Además, afirma que ha habido muchos otros obstáculos, debido a la existencia de sindicatos patronales, “como les hemos llamado nosotros, porque por ahí nada más se escuchan de nombre, pero jamás los hemos visto en los diferentes campos agrícolas en donde estamos prestando nuestro servicio; y que son los que han impedido la formación de un nuevo sindicato en el valle de San Quintín… Esos sindicatos existentes son adheridos al partido del poder, y por eso mismo ha sido negado el registro del sindicato independiente desde esos años del ‘84”.

Como se sabe, los jornaleros del Valle de San Quintín han estado representados por organizaciones como la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos, la CROC, y por la CROM, o Confederación Regional Obrero Mexicana, ambas bajo el dominio del gobierno y los patrones. Estas organizaciones ‘fantasma’ han firmado contratos laborales con la parte patronal, a nombre de los trabajadores del campo.

-¿Cuál es la diferencia de los contratos que buscan ustedes, con los que tiene suscritos en este momento este sindicato?

La Confederación de Trabajadores de México, la CTM, “es la que ha estado desde siempre aquí en el valle de San Quintín. Y por supuesto que también está la CROM (Confederación Regional Obrera Mexicana), y la CROC (Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos), responde Fidel a Orozco.

“Esos sindicatos han firmado los contratos a espaldas de cada trabajador, y no tenemos ni siquiera el mínimo conocimiento de cuáles son las cláusulas que se han establecido en ese contrato colectivo. Y ha sido una exigencia nuestra en las diferentes empresas donde hemos visto de alguna manera, muy lejana, por allá, la presencia de personal o personas que dicen ser representantes de estos sindicatos”.

Además, sostiene que sin embargo dichos sindicatos no han podido proporcionar información pertinente, que convenza a cada trabajador. “Hemos dicho como jornaleros, ¿cuáles son nuestras prestaciones? Tenemos conocimiento de esas prestaciones de ley que nos corresponden. Sin embargo esas prestaciones no aparecen en nuestro pago, no aparecen los fines de año. Entonces nos hemos preguntado nosotros mismos: bueno, si existe un sindicato ¿qué está haciendo? ¿Por qué no tenemos aguinaldo? ¿Por qué no tenemos vacaciones? ¿Por qué no tenemos prima vacacional, o reparto de utilidades? ¿Por qué no tenemos días festivos? ¿Por qué no tenemos el séptimo día, y mucho menos tenemos horas extras? ¿Por qué ahora tenemos media hora de ‘lunche’, cuando la propia Ley Federal del Trabajo dice que se nos debe de dar una hora cuando menos, de lunche, de comida; ¿y por qué ahora sólo nos dan media hora? Cuando en verdad existe un sindicato que defiende realmente a los trabajadores debe de hacer valer lo primero que está escrito en la propia Ley Federal del Trabajo, y posteriormente otras exigencias como un descanso mínimo de 15 minutos a las 9 o 10 de la mañana, y otro alrededor de las 2 de la tarde, ¡mínimo!”.

En días recientes trascendió la noticia de que ya se conformó en San Quintín un sindicato independiente y nacional de jornaleros agrícolas que quedó integrado con jornaleros de la Alianza de San Quintín y con trabajadores chinamperos del Distrito Federal, dijo Orozco, quien recordó a la audiencia que dicjho sindicato no representa realmente a los trabajadores de San Quintín.

-Dinos por qué, dinos ¿dónde pintan ustedes su raya?

“Mira, en primer lugar, cuando la Alianza de Organizaciones rechaza este sindicato que consiguió su registro allá en la ciudad de México, es porque la ley dice que los que deben pertenecer a un sindicato, o quieran constituir un sindicato deben comprobar que están activos prestando su servicio a una empresa… y son los que podrán formar parte de la directiva del sindicato… En este momento, ¿quiénes forman parte de la directiva de este sindicato? El Secretario General de este sindicato es Enrique Navarrete, que es también Secretario General de la Confederación de Obreros Revolucionarios, COR… Adherido al Partido Revolucionario Institucional, PRI”.

Lejos de hacer un trabajo sindical, afirma  Sánchez, como lo dice su confederación, “Enrique Navarrete se dedicó por un determinado tiempo a trabajar con comerciantes. Actualmente es Inspector de Ventas y Espectáculos del Municipio de Ensenada Baja California, apunta Fidel remarcando la contradicción de que también sea el Secretario General del Sindicato Independiente Nacional que anunciaron la semana pasada. “El resto de los compañeros que forman parte de ese sindicato, como Justino Herrera, que hace más de 20 años dejó de trabajar en el campo y es Presidente de la Cooperativa de Almejeros en el valle de San Quintín. El otro, Fermín Salazar Santiago, es director de la Escuela Primaria, Francisco Villa, de la Graciano Sánchez”.

Y se pregunta: “Es decir, ¿cómo esas personas pudieron comprobarle a la Junta Local del Distrito Federal que están prestando sus servicio a empresas agrícolas existentes aquí en el valle de San Quintín? Por eso decimos: Si esas personas violaron la propia Ley Federal del Trabajo, entregando documentos falsos, y forman parte de un sindicato que se dice sindicato independiente de jornaleros, ¿qué pasaría entonces en el futuro? Pues que seguirán violando las leyes existentes en nuestro país. Y es por eso que la Alianza de Organizaciones en ningún momento lo vamos a reconocer…, y en algunos recorridos y en algunas reuniones informativas, los mismos jornaleros lo han estado rechazando”, sostuvo este vocal de la Alianza de jornaleros agricolas. Y denuncia que tal formación sindical recién anunciada, “fue un trabajo sin consulta previa a cada trabajador del campo”.

El abogado Héctor Barba García, una eminencia en derecho laboral que ha redactado iniciativas en esta materia dentro del Congreso de la Unión, jubilado pero que aun presta sus servicios de asesoría a un buen números de sindicatos de diversas industrias y es asesor jurídico de la Unión Nacional de Trabajadores y ahora de la Alianza de jornaleros de San Quintín, se une a Línea Abierta desde la Ciudad de México.

Para comenzar quiso hacer un reconocimiento a esta red de emisoras de radio pública latina en estados Unidos, Radio Bilingüe, “por su iniciativa de propalar los problemas fundamentales de la clase trabajadora mexicana, porque una labor –difusiva- de esta naturaleza es muy importante para el cumplimiento de la justicia social y los derechos de los trabajadores”, dijo.

Barba García quiso también mencionar algunos antecedentes, para dar cuenta, aclaró, “de la importancia en la conformación de un sindicato nacional, independiente y democrático, formado exclusivamente por trabajadores jornaleros en activo”.

“A partir del movimiento que nos relata nuestro compañero Fidel, en marzo, coincidió en que nosotros estuvimos muy pendiente de su desarrollo, y también coincidió con un evento de sonada importancia a nivel internacional”, señaló el prominente abogado. “A mí me tocó asistir a la conferencia internacional del trabajo, en las dos primeras semanas de junio del año en curso, en la ciudad de Ginebra”. Dicha conferencia corresponde a la Organización Internacional del Trabajo, la OIT, y es parte también de la Organización de las Naciones Unidas, ONU.

“Ahí participé como representante de la Unión de Trabajadores de México… en ese importantísimo foro mundial, en donde confluyen las representaciones de trabajadores, de gobiernos y de empleadores de la gran mayoría de los países del mundo, 186 países”.

En ese importante foro mundial, continúa el asesor jurídico, tuvieron la oportunidad de denunciar como una violación flagrante a los derechos de libertad sindical y de contratación colectiva. “La existencia de esa situación, de contratos colectivos de representación patronal, firmados por sindicatos no representativos, por sindicatos corporativos, solamente sirve para impedir el ejercicio de la libertad sindical de los trabajadores, de su contratación colectiva auténtica, y del cumplimiento a sus derechos fundamentales”.

La existencia de los referidos contratos colectivos de protección, o simulaciones contractuales, que cometen fraude a la Ley Federal del Trabajo y a la propia Constitución, agrega Barba García, “es una situación que es una verdadera enfermedad del movimiento obrero nacional, en donde prevalecen estos contratos de protección, e impiden el ejercicio de la libertad y del cumplimiento de los derechos fundamentales de los trabajadores. Porque impiden la contratación laboral auténtica, y yo debo afirmar, como en todos los países civilizados, que no puede haber progreso real si no existen sindicatos y contratos colectivos auténticos”.

La denuncia se hizo específicamente en el foro de la Organización Internacional del Trabajo, la OIT, afirma el abogado. “Y por unanimidad los países se pronunciaron en favor de que la OIT, como lo hizo en sus conclusiones, le pida al gobierno mexicano que se cumpla la libertad sindical y se respeten los derechos de los trabajadores; y se impida la existencia de sindicatos de protección, que son los instrumentos que sirven para firmar con patrones deshonestos estos contratos colectivos que impiden el ejercicio de la libertad sindical, la contratación colectiva auténtica, y peor aun, impiden hasta el cumplimiento de las normas mínimas de los derechos fundamentales de la Ley Federal del Trabajo”.

Entonces, ante la constitución del sindicato que se va a operar el próximo sábado 28, “existe una atención no sólo nacional, de todos los sindicatos libres y democráticos, agrupados en la Unión Nacional de Trabajadores Mexicanos, sino del movimiento mundial”. Y esto resulta muy importante, prosigue el jurista, “porque se trata de reivindicar derechos de los trabajadores, que en mi concepto tienen siglos de exclusión en el cumplimiento de sus derechos fundamentales”, como es el caso de los trabajadores jornaleros de San Quintín. “Y es así que hemos trabajado en cumplir con los requisitos de ley, para tener un sindicato auténtico, y como usted bien lo menciona, tendrá por funciones posteriores, una vez que tenga su registro, el luchar por la autentificación de los contratos colectivos espurios y simulados, que existen depositados; y para establecer contratación a nivel nacional, que favorezca no sólo a nuestros compañeros jornaleros, sino que signifiquen una ventana de oportunidad para el resto de los miles y miles de jornaleros que existen en el campo principalmente, en toda la zona del norte de nuestro país”.

Para tal efecto, dice el asesor jurídico, han preparado ya un proyecto de estatutos democráticos. “Hemos estado cumpliendo con todas las fases de organización interna para llegar a la conclusión, en la constitución de este sindicato, y una vez que esto opere le solicitaremos a la Secretaría del Trabajo, en cumplimiento del compromiso que celebró con los compañeros de la Alianza, el registro de este sindicato, que le dará un mentís absoluto a la falsificación de sus derechos y al incumplimiento de su libertad sindical y su derecho a la contratación colectiva auténtica”■

Escuche el programa completo

Download
This entry was posted in Economía y Trabajo, Homepage Feature, México. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo