Si son “esenciales”, no pueden ser “ilegales”

trabajadores del campo en el Valle Central de California.

trabajadores del campo en el Valle Central de California.

El galardonado periodista que creció en el valle de San Joaquín, California, y quien no tiene empacho en decir que comenzó su carrera en la sala de Noticias de Radio Bilingüe, escribió esta importante pieza de opinión en The News York Times. En ella afirma que “Si los estadunidenses no quieren pasar hambre, necesitamos estos trabajadores”,  refiriéndose a los trabajadores inmigrantes indocumentados, o no, que exponen diariamente su vida al frente de la primera línea de respuesta a la pandemia de Covid-19 para entre otras actividades alimentar al país.

De Alfredo Corchado

“Hoy, cientos de miles de inmigrantes de México y América Central están haciendo ese trabajo. Según las estimaciones del Departamento de Agricultura, aproximadamente la mitad de las manos del campo en el país, más de un millón de trabajadores, están indocumentadas. Los productores y los contratistas laborales estiman que la proporción real se acerca al 75 por ciento”.

Una flagrante contradicción que la pandemia vino a desnudar para quienes son incapaces de constatar una verdad tan contundente:

“De repente, ante la pandemia de coronavirus, estos trabajadores ‘ilegales’ han sido considerados ‘esenciales’ por el gobierno federal”.

Y recuerda:

“Como inmigrante de 6 años, lloraba por las noches bajo las estrellas de California, nostálgico por México, por mis amigos y primos. Entonces, una noche, cuando mi madre me metió en la cama, me acarició la cara. “Shhhh”, susurró, “todos están aquí ahora”. Y ella tenía razón.

Hoy mis hermanos incluyen un abogado, un contador, dos camioneros, un guardia de seguridad, un educador y un especialista en prótesis. Los primos se fueron a combatir guerras en Irak y Afganistán, o para ayudar a administrar centros médicos y corporaciones, incluido Walmart en Arkansas. Otros aún trabajan en los campos de California y en las plantas empacadoras de carne de Colorado, trabajan en hogares de ancianos o limpian las casas de los ricos. Muchos de nosotros hacemos una peregrinación anual a nuestra aldea natal en el desierto mexicano. Pero estamos firmemente plantados aquí”■

El artículo:

If They’re ‘Essential,’ They Can’t Be ‘Illegal’

This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature, Inmigración, Trabajo. Bookmark the permalink.