Sequía por el cambio climático en los campos

incendiosCalifornia, el estado líder en producción agrícola, está viviendo uno de los años más secos de la historia y la zona que más está sufriendo es el Valle de San Joaquín. Medio millón de hectáreas han quedado sin aprovechar, el agua para beber está en peligro, y miles de puestos de trabajo están en riesgo. El director de noticias de Radio Bilingüe, Samuel Orozco, condujo un programa de Línea Abierta al respecto. Marco Vinicio González preparó este reporte con segmentos de esa conversación.

 

 

Escuche

 

 

 

El agricultor Joe del Bosque de Firebaugh, California, dice que por esta sequía, va a tener que dejar sin cultivar la cuarta parte de sus tierras:

“El efecto más grande va a ser en el melón… simplemente nosotros ocupamos 300 personas para cosechar el melón. Y sin esas 250 acres, posiblemente 100 personas o más, no van a tener trabajo este año. Este es un rancho, de miles de ranchos que tienen también otros cultivos que dependen de la mano de obra, como el tomate, la uva, durazno, etcétera, etc…, que ocupan mucha gente, y la mayoría de la gente es gente latina. Entonces ahí es el peor impacto…”.

Como la pérdida de cultivos viene aparejada de la pérdida de empleo, esto afecta sobre todo a los migrantes indocumentados del campo, dice Diana Tellefson, Vice Presidenta de la legendaria Unión de Campesinos, o UFW. Tellefson afirma que la UFW ha estado haciendo encuestas con los trabajadores del campo en los condados agrícolas más poblados del valle:

“O tienen poco trabajo, o no se les va a poder proveer el trabajo que han tenido en años pasados. Y también habrá efectos a largo plazo, que no se sentirán este año necesariamente sino el año que viene. Por ejemplo, habrá árboles que producirán frutos más pequeños, como resultado de la falta de agua, lo que a su vez reducirá la capacidad de producir más dinero para los trabajadores del campo. Muchas veces lo trabajadores del campo cuentan con ese trabajo temporal, y la mayoría no tienen documentos; así es que el encontrar otro trabajo es muy difícil para ellos; así es que están en una situación my vulnerable ahorita”.

Debido a la sequía, el presidente Obama y el gobernador Brown han firmado paquetes de ayuda de emergencia para los trabajadores del campo, sean o no indocumentados, y los republicanos de la Cámara de Representantes de California están avanzando un proyecto de ley para hacer que llegue más agua a las granjas en el Valle de San Joaquín. Pero Linda Escalante, especialista en políticas del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, dice que gracias al cambio climático podemos esperar que las sequías sean más frecuentes e impactantes en un futuro cercano.

Escalante señala que las fuentes de agua fresca y natural se han explotado al máximo, y que ya sólo queda el delta para proveer el 80 por ciento del agua desviada por los canales a los agricultores, mientras que los centros urbanos, como Los Ángeles, o San Diego, reciben más o menos el 20 por ciento de aua restante.

“Desafortunadamente la lluvia no está cayendo, y si nos quedamos esperamos a un cambio  radical que nos vaya a favorecer, estamos apostando al destino, digamos, y si sabemos que las capas de nieve en la Sierra Nevada están al 18% de los niveles normales, que esta es una de las fuentes principales del agua que corre por el delta… Así que esto es lo que los expertos dicen que podemos esperar, de seguir siendo azotados por sequías tan persistentes…, es la peor (sequía) registrada en la historia, y algunos expertos dicen que es la peor en 500 años”.

En vez de esperar, Escalante propone lo siguiente:

“Yo creo que lo mejor para los agricultores y los trabajadores será crear un futuro sostenible, en términos de que los cultivos puedan persistir y los trabajos puedan estar ahí… el ejemplo es una inversiones en el sur de California, el reciclaje, captura de lluvia, y almacenamiento en acuíferos subterráneos. Inclusive las visiones políticas de conservación de agua han permitido que los condados de Los Ángeles, San Diego, con más de la población de los 17 millones en California, tengan reservas y no estén obligados horita a racionar su porción de agua. Y es uno de los beneficios de invertir en soluciones más locales que en grandes proyectos que no pueden ser rentables”, como las grandes presas, concluyó.

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, reportó Marco Vinicio González.

This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

  • Radioescucha: se tendría que empezar a investigar como juntar las moléculas de oxígeno e hidrógeno para crear agua.
  • Radioescucha: los que acabamos pagando los platos son los pobres, porque los ricos pueden acabar pagando las multas y el agua.
  • Omar Carrillo: algunas comunidades ya están ahorrando agua, como en Sacramento 13%, pero algunas aún tienen el césped muy bonito.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo